Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter Acceder con Linkedin Acceder con Facebook

top articulo
twitter
facebook
Rss
sábado 21 de abril del 2018
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Los católicos y el Aborto

veces visto 1420 Veces vista   comentario 1 Comentarios

En principio todo hombre y toda mujer creyente o no, si no quiere negar la realidad de las cosas y defienden la vida y dignidad humana han de procurar por todos los medios lícitos a su alcance que las leyes y los hombres no permitan la muerte violenta de seres inocentes e indefensos; el aborto ciertamente, es un problema científico político y social grave pero también es y en gran medida un serio problema moral para cualquiera (creyente o no) porque entraña un homicidio abominable.

Los cristianos, entre los que nos contamos los católicos, sabemos í que la dignidad de la persona humana tienen su más profundo fundamento en el hecho de ser hijos de Dios y hermanos de Jesucristo. La Iglesia Católica entiende por aborto la muerte provocada del feto realizada por cualquier método y en cualquier momento del embarazo desde el instante mismo de la concepción (Código de Derecho Canónico). Ciertamente que están incluidos los abortifacientes (tanto los Inhibidores de la Prostaglandinas- RU 486: Mifepristone-como los Agonistas de la Prostaglandinas-Misoprostol; Cytotec-)

Aborto: Pecado y delito

Para nuestra Iglesia Católica quien practica un aborto, quien ayuda, y quien consiente incurren en pecado (culpa) y delito (pena). La culpa moral es un pecado grave, contra el valor sagrado de la vida humana, el 5a mandamiento ordena no matar, es un pecado excepcionalmente grave porque la víctima es inocente e indefensa y su muerte es causada precisamente por quienes tienen una especial obligación de velar por la vida.

El delito del aborto es castigado severamente por la iglesia el Canon 1.398 y el 1.041 establece que quien procura un aborto si este se produce, queda excomulgado (Latae Sententiae (Automáticamente) y si el feto no muere no se produce la Ex comunión aunque incurre en irregularidad (Impedimento perpetuo para recibir ordenes sagradas). Ambas sanciones son muy severas, pero tienen el atenuante, de requerir imputabilidad, es decir que podrían no aplicarse a quienes desconozcan que practicar un aborto les significa ex comunión, las que no sean consientes que abortar es pecado mortal, las menores de edad, los abortos efectuados en un marco de violencia irresistible, contra su voluntad o miedo; en general los que han obrado sin plena advertencia y pleno consentimiento.

Las leyes en general transmiten un mensaje a la sociedad, sean penales civiles o canónicas y la severidad de estas normas está en función de ese mensaje pues la iglesia, como sabemos, es madre y maestra como madre es lenta para la ira y fácil para el perdón, pero como maestra es severa aplicadera de la doctrina de Dios.

Los Médicos y el Aborto

A través de la historia los partos siempre ha sido "cosa de mujeres" a pesar que Hesire uno de los primeros módicos egipcios (2600 años AC) registrara en varios papiros (hallados miles de años después) recetas para el "buen parir"; A pesar que Sorano de Efeso, ginecólogo griego, que ejerció en Roma hace 2000 años también dejaría a la posteridad varias recetas para el "buen parir"; es recién con Francoise Mauriceau (El primer partero de Francia); Von Veit y W Smellie que los embarazos y el parto se integra a la medicina (Aún cuando hasta la actualidad en muchos lugares del mundo sigue siendo "cosa de mujeres: partera o parturienta)

Napoleón Bonaparte I en los primeros años del s XIX Decretó-que los hospitales franceses hubiera una sección dedicada a los partos y que en las universidades se enseñara este arte creando las primeras cátedras de obstetricia, a criterio de su historiador Minkowski su objetivo era dar a Francia futuros buenos soldados. Hoy en día con el advenimiento de la ultrasonografía el ejercicio de la obstetricia (o tocología) adquiere otra dimensión porque hace realidad el sueño de antaño el "viente transparente" (Soñado por los antiabortistas) en donde podemos mostrar al embrión o feto moviéndose cuando la madre no lo siente, chupando sus dedos, extendiendo y flexionando sus miembros, buceando, contorneándose con hipo (por glotón), mostrar su sexo, vera su corazón latir vigoroso y con la ecografía tridimensional apreciar su rostro en esa escala y así despertar esos dos poderosos sentimientos maternal y ternura que hará identificar a la madre con su pequeño hijo protegiéndole de agresiones como el aborto. Los médicos creyentes estamos pues advertidos de tremenda responsabilidad y estamos notificados de nuestra imputabilidad. Los no creyentes tienen que respetar al ser humano que es la expresión mas sofisticada del desarrollo de la materia iniciada hace 18 mil millones de años en la gran explosión electromagnética (Carrera SJ) aún cuando la culpa y el delito moral no les inquiete..

Clasificación: 2.0 (20 votos)

Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Miguel Palacios Celi

Comentarios
Andrea 09 de Oct, 2009
0

En este articulo se habla del derecho a la vida de los seres inocentes que se transforman en victimas de aquellas personas que tienen el deber de su cuidado, pero que pasa con aquellas mujeres que son victimas de violacion o esas niñas que son abusadas hasta en sus propios hogares, ellas tambien son victimas inocentes y al padecimiento que ya tienen que sufrir, la sociedad además las castiga teniendo que cargar con un hijo no deseado que va a recordarles para siempre el calvario que tuvieron que vivir. La ley las condena y las castiga por deshacerse de un ser que llevan en sus entrañas que ellas no quisieron y que es fruto de la vejacion mas grande que puede sufrir una persona, la perdida de su dignidad, de su integridad fisica y mental. El mas hermoso momento en la vida de una mujer, el embarazo, es transformado en su castigo y su condena perpetua. Por todo esto creo que la ley deberia contemplar la legalizacion del aborto para dejar de castigar a millones de mujeres en el mundo que sufren y que tienen derecho a elegir cuando tener a sus hijos y con quien.

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.