Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter Acceder con Linkedin Acceder con Facebook

top articulo
twitter
facebook
Rss
viernes 19 de diciembre del 2014
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

El perdón: La llave de la felicidad

veces visto 1427 Veces vista   comentario 0 Comentarios

En el libro “Un Curso de Milagros”, en la lección 121 dice que el perdón es la respuesta a nuestra búsqueda de paz, es el camino que conduce a la felicidad. También dice textualmente que ocurre cuando no perdonamos: “La mente que no perdona vive atemorizada, y no le da margen al amor para ser lo que es ni para que pueda desplegar sus alas en paz y remontarse por encima de la confusión del mundo. La mente que no perdona está triste, sin esperanzas de poder hallar alivio o liberarse del dolor. Sufre y mora en la aflicción, merodeando en las tinieblas sin poder ver nada”. “La mente que no perdona vive atormentada por la duda, confundida con respecto a sí misma, así como con respecto a todo lo que ve; atemorizada y airada. La mente que no perdona es débil y presumida, tan temerosa de seguir adelante como de quedarse donde está, de despertar como de irse a dormir. Tiene miedo también de cada sonido que oye, pero todavía más del silencio; la oscuridad la aterra, mas la proximidad de la luz la aterra todavía más. La mente que no perdona no ve errores, sino pecados. ¿Qué puede percibir la mente que no perdona sino su propia condenación? ¿Qué puede contemplar sino la prueba de que todos sus pecados son reales?” “La mente que no perdona vive atormentada por la duda, confundida con respecto a sí misma, así como con respecto a todo lo que ve; atemorizada y airada. La mente que no perdona es débil y presumida, tan temerosa de seguir adelante como de quedarse donde está, de despertar como de irse a dormir. Tiene miedo también de cada sonido que oye, pero todavía más del silencio; la oscuridad la aterra, mas la proximidad de la luz la aterra todavía más. La mente que no perdona no ve errores, sino pecados. ¿Qué puede percibir la mente que no perdona sino su propia condenación? ¿Qué puede contemplar sino la prueba de que todos sus pecados son reales?” Muchas veces nos negamos a perdonar a quien nos cometió un agravio por estar aferrados a tener la razón. Pensamos: “Como lo voy a perdonar si fue él quien me hizo daño, él es quien tiene que venir a disculparse, mientras eso no ocurra no lo perdonaré jamás”. El mismo Curso de Milagros dice: “Qué prefieres ¿tener la razón o ser feliz?” El hecho de aferrarse a tener la razón puede causarnos mucho daño. Nos quita la gran oportunidad que tenemos para ser felices. La felicidad sólo depende de nosotros, es una actitud ante la vida. Podemos elegir dejar de tener la razón y ser feliz aquí y ahora, o seguir tercamente enganchados en el orgullo, y pasar por la vida de una forma miserable e infeliz. Hay los que no perdonan porque dicen que este acto solamente le corresponde a Dios; “quien soy yo para perdonar”. Con toda certeza les puedo asegurar que Dios no perdona a nadie por la sencilla razón que Él no ve pecadores, no ve prostitutas, ladrones, asesinos, sólo puede ver lo que Él creó. Dios no juzga ni condena a nadie. Muchas escrituras están de acuerdo en que Dios es amor, por lo tanto si nosotros somos hechos a imagen y semejanza de Dios no podemos ser menos que amor. Entonces, ¿qué es lo que ve Dios en sus hijos? Amor, la única verdad de lo que realmente somos, lo demás es creación del ego. Nosotros si vemos prostitutas, ladrones, asesinos, juzgamos, criticamos y condenamos a nuestros hermanos y a nosotros mismos. El perdón es un regalo que nos ha dado el Universo, una herramienta purificadora, y citando nuevamente el Curso de Milagros: “El perdón es la respuesta a nuestra búsqueda de paz, es el camino que conduce a la felicidad” www.aprendiendoaperdonar.com

Clasificación: 1.8 (20 votos)

Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor
No hay información sobre este autor.
¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?
Artículos recomendados
¿Podemos perdonar a los demás? (Primera parte)
Escrito por Alejandro Rutto Martínez, Añadido: 22 de Feb, 2010
Martin Luther King: El que es incapaz de perdonar es incapaz de amar. Leer la segunda parte Sobre el perdón podemos decir que este opera en dos formas: en sentido vertical y de forma horizontal.  Estos conceptos, verticalidad y horizontalidad, pueden resultar extraños cuando nos referimos a un tema tan ligado...
veces visto 10801 Veces vista:   comentarios 0 Comentarios
El maravilloso camino del olvido
Escrito por ARMOnia, Añadido: 11 de Sep, 2011
Frecuentemente desechamos y olvidamos las muchas situaciones vividas con otras personas, sobre todo el hecho de si aquellos a quienes ofendimos o dañamos nos perdonaron o no, y si tal vez sufren por ello aun. Pero lo cierto es que lo que no está perdonado permanece, sigue existiendo, incluso si lo hemos...
veces visto 18944 Veces vista:   comentarios 0 Comentarios
Decálogo de la serenidad
Escrito por CruzCoaching, Añadido: 29 de Mar, 2010
Sólo por hoy trataré de vivir exclusivamente el día, sin querer resolver el problema de mi vida todo de una vez. Sólo por hoy tendré el máximo cuidado de mi aspecto; seré cortés en mis maneras, no criticaré a mis semejantes y no pretenderé mejorar o disciplinar a los demás, sino exclusivamente a mi...
veces visto 10904 Veces vista:   comentarios 0 Comentarios
Jesus
Escrito por jorge, Añadido: 23 de Nov, 2009
jesus fue una persona diferente atodos nosotros el siendo hombre tubo las necesidades mismas de nosotros y el siendo hijo de dios dio la vida por nosotros, por lo consiguiente el vino a dar la vida por nosotros en cada uno de nuestros corazones mora el espiritu santo solo me gustaria poderles decir que lleban...
veces visto 930 Veces vista:   comentarios 0 Comentarios
Perdon
Escrito por Marcela Otero, Añadido: 02 de Jul, 2010
Hay un viejo proverbio que dice:”El que no puede perdonar a otros o pedir perdon, rompe el puente por donde debe pasar”. Nadie dice que sea fácil otorgar o pedir perdon por nuestras acciones, pero debes admitir que esa corriente de pensamiento está atrayendo a tu vida un gran malestar. Toda acción tiene...
veces visto 10040 Veces vista:   comentarios 0 Comentarios