Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
jueves 09 de abril del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

¿Cómo amar?

veces visto 1437 Veces vista   comentario 0 Comentarios

¿Cómo amar?

Para comenzar debo referirme a que no existe una receta mágica ni única en el arte de amar. Así que no pretendo ser ni el inventor de la pólvora ni mucho menos el revolucionario mentor de las relaciones de parejas.

Amar es uno de los sentimientos más extraordinarios que la naturaleza humana ha legado a toda su descendencia. De por sí este sentimiento puro (cuando menos debería ser así) es lo que nos mueve a querer ser mejores, en todos los aspectos, pero no para nosotros mismos sino para el ser amado, aquella persona que literalmente nos roba el sueño y a quien queremos entregarle mucho más allá de lo que podemos. No con ansias de tener más vanidad que la normal, sino porque eso nace en el corazón de quienes amamos realmente.

Me atreveré a reseñar unos puntos que a mi modesto modo de ver, son importantes y necesarios para amar:

Primero, conócete a ti mismo(a) para rescatar los aspectos positivos que posees, repotenciarlos y mejorarlos, ya que no sólo serán como dotes que ofrecerás a la persona amada, sino que ello contribuirá en elevar tu autoestima.

Segundo, date el tiempo necesario para conocer a la persona que crees amar, en la mayor parte de su vida, para estar seguro(a) de que es la persona indicada para ser la receptora de tu amor.

Tercero, enfrenta con valentía el reto de disponer todas tus fuerzas para hacerte especial al ser que amas, desde cómo debes vestir, asearte, perfumarte, etc. hasta las formas en que te presentas a tu pareja.

Cuarto, se amable, respetuoso(a), considerado(a), atento(a), sin dejar de lado la educación recibida y los consejos de formación aprendidos.

Quinto, se sincero(a) en todo momento, no des lugar a los engaños por más pequeños que estos sean; eso merma la relación y su consistencia a la posterioridad.

Sexto, busca momentos variados para compartir con voluntad y alegría con tu pareja, ya sean compras, paseos, cine, comidas, conversaciones agradables en un café o bar, bailes, etc. Lo que se comparte de agrado y buena manera nunca está mal, y son soportes para el futuro de la pareja.

Séptimo, demuestra en la práctica el cariño a través de los gestos, caricias, besos, abrazos, y demás formas de expresión del afecto, a tu pareja. Nada hay tan difícil de comprender o entender que una persona sea "fría" en sus demostraciones de amor. Toma la iniciativa y verás que es muy bien recepcionado por tu pareja.

Octavo, confía siempre en tu pareja. La confianza es una suerte de seguro para la pareja en su vida de emociones y sentimientos, así como para el resto de actividades que se relacionan en su vida. Si uno se entrega literalmente por amor a la pareja, eso también supone una cuota alta de confianza.

Noveno, no olvidarse que la relación de pareja conlleva a realizar muchas más actividades con las que se va comprendiendo aún más a la pareja, recepcionando su forma de ser y tratando de ir mejorando los dos en conjunto, como individualmente. Esa búsqueda del bienestar y desarrollo se ve positivamente afectada por esta conjunción de realidades.

Décimo, no olvidarse de los detalles que adornan y cimentan esa relación desde sus orígenes: ser tiernos, delicados, alegres, receptivos; hay muchas formas que se dan en una pareja, como recordar las fechas de aniversario, cumpleaños, regalar flores, salir a cenar o bailar sin haber motivos aparentes tan sólo por el placer de estar juntos, etc., etc., etc.

Undécimo, mantener el diálogo constante. Nada hay tan perjudicial que lo que se calla, dentro de una relación. Pero a la vez, añadiría yo, debe existir un espíritu de recepción, análisis, aceptación y cambios; todo en función de la buena marcha de nuestra relación de pareja.

Duodécimo, asistir a reuniones sociales en pareja, sin dejar por cierto de tenerlas a solas, reuniones íntimas y muy personales.

Por último, no descuidar que la atención a la pareja debe ser permanente, constante, y tener la predisposición de hacer sentir especial a la persona amada. Después de todo, ese es uno de los objetivos si no el más importante, embellecer al ser amado con las atenciones debidas, las sonrisas agradables, la mirada especialmente de amor, etc.

Amar es un arte, es un sentimiento especial, es una forma de vida más especial que la que muchos consideran.

http://www.rosahazul.blogspot.com

Clasificación: 2.1 (17 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Darío Enrique

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.