Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter Acceder con Linkedin Acceder con Facebook

top articulo
twitter
facebook
Rss
domingo 26 de mayo del 2019
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

No confundamos las cosas

veces visto 1414 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Toda mi vida, desde que deje el colegio, la he dedicado a la música; como interprete musical, y trabajando en diferentes lugares. Mi desempeño como músico al principio fue ejecutando la guitarra, luego cantando y ejecutando el teclado musical electrónico.

Sin querer omitir ningún pasaje de esta, mi vida artística, quiero mencionar que no fui ningún santo en lo referente al licor. Hubo momentos en que estuve casi al borde del alcoholismo. A estas alturas hablar del consumo de drogas, se podría decir que es casi normal, (sin querer justificar el hecho), pero no fue una excepción en mi vida. De alguna manera también puede resultar gratificante hablar del tema, ya que significa parte de mi pasado, y poder comentarlo de una manera analítica y objetiva.

Si bien es cierto, que estar mas cerca a la Iglesia me ayudo mucho a superar lo antes mencionado, no quiero en este pequeño apunte, mezclar la fe con problemas degenerativos, físicamente hablando.

El objetivo de este pequeño apunte, es dar a conocer mi modo de pensar, en lo referente al consumo de drogas y licor, relacionado con la fe.

Siempre he dicho que el problema del alcohol y drogas no es un problema de fe, sino, de salud. Si yo, ya no bebo licor, es porque me hace daño a la salud, y no porque pertenezca a tal o cual iglesia. Como dicen algunos hermanos separados de la Iglesia Católica.

La acción de Dios en nosotros, es hacernos entender que eso nos perjudica físicamente, y que nos puede llevar a la enfermedad física. Es verdad que Dios actúa en nosotros, pero para hacernos entender este hecho, y debemos dar siempre gracias a Dios por haber actuado en nosotros, y haber hecho que entendamos esto.

Lo mismo ocurre cuando algunos hermanos separados quieren sostener su fe, con los errores de los católicos. El querer decir que: “Como existen algunos malos elementos en la Iglesia Católica, yo no pertenezco a ella, por ese motivo”

Seria bueno también, que nosotros los católicos nos preguntemos: ¿Por qué, es que soy católico, y no evangélico, mormón, testigo de Jehová, pentecostal, etc.?

Clasificación: 2.2 (28 votos)

Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Andrés Arbulú Martínez

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.