Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
sábado 18 de septiembre del 2021
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Caran d’Ache: historia con el caso Dreyfus y fábrica de lapiceras

veces visto 12976 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Caran d’Ache: historia con el caso Dreyfus y fábrica de lapiceras

Caran d’Ache fue el seudónimo utilizado por Emmanuel Poiré, caricaturista francés del siglo XIX. “Caran d’Ache” proviene de la palabra rusa karandash (каранда ш), que significa lápiz (del turco kara taş, “piedra negra”). Sus primeros trabajos glorificaban la Era Napoleónica, posteriormente creó “historias sin palabras” y trabajó en periódicos como Lundi du Figaro. Es muchas veces considerado como el precursor de las tiras cómicas.

Nació el 6 de noviembre de 1858 en Moscú – fue nieto de un oficial de la Grande Armée de Napoleón Bonaparte, quien tras ser herido en la Batalla de Borodino, debió permanecer en Rusia.Tras la muerte de su abuelo, fue adoptado por una familia polaca cuya hija contrajo matrimonio posteriormente con él.

En 1877, Caran d’Ache se trasladó a Francia, donde obtuvo la nacionalidad de aquel país y formó parte del ejército durante cinco años. Posteriormente estuvo a cargo de diseñar uniformes al ministro de guerra y trabajó además en el periódico La Vie militaire, donde realizó varias caricaturas e ilustraciones.

Falleció en París el 26 de febrero de 1909 a la edad de 50 años.

Una de las caricaturas más famosas de Caran d’Ache fue sobre el Caso Dreyfus. En el dibujo se muestra la cena de una familia ficticia. En el primer panel un personaje dice “no discutamos el Caso Dreyfus”. En el siguiente se ve a la familia peleando y la frase “lo discutieron”.

El caso Dreyfus tuvo como origen un error judicial, sobre un trasfondo de espionaje y antisemitismo, en el que la víctima fue el capitán Alfred Dreyfus (1859-1935), de origen judío-alsaciano, y que durante doce años, de 1894 a 1906, conmocionó a la sociedad francesa de la época, marcando un hito en la historia del antisemitismo.

La revelación del escándalo en Yo acuso (J’accuse), un artículo de Émile Zola en 1898, provocó una sucesión de crisis políticas y sociales inéditas en Francia que en el momento de su apogeo en 1899, revelaron las fracturas profundas que subyacían en la Tercera República Francesa. Dividió profunda y duraderamente a los franceses en dos campos opuestos, los dreyfusards (partidarios de Dreyfus) y los antidreyfusards (opositores a Dreyfus). Reveló también la existencia en la sociedad francesa de un núcleo de violento nacionalismo y antisemitismo difundido por una prensa sumamente influyente. El caso se convirtió en símbolo moderno y universal de la iniquidad en nombre de la razón de Estado.

A modo de homenaje a la figura de Caran d’Ache se pone su nombre artístico a la casa fundada en 1924 en Ginebra, la firma Caran d´Ache conserva el prestigio propio de la única manufactura suiza de lapiceros y de exclusivos instrumentos de escritura. Cerca de Ginebra, en Thônex, nace la fábrica de Caran d´Ache. Se produce una gama de instrumentos de escritura como lápices, plumas, bolígrafos, portaminas y accesorios, que lucen con orgullo el sello “Swiss Made” combinados con joyería de alta calidad.

Fuente: Wikipedia y sitio oficial de fábrica Caran d´Ache

Publicación: http://www.elgrafoscopio.com.ar/?p=974

Clasificación: 2.1 (32 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor
No hay información sobre este autor.
¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.