Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter Acceder con Linkedin Acceder con Facebook

top articulo
twitter
facebook
Rss
jueves 21 de marzo del 2019
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Feliz Navidad

veces visto 846 Veces vista   comentario 0 Comentarios

FELIZ NAVIDAD

Siempre recuerdo con mucha nostalgia los días de navidad, en la época de mi infancia. Vivíamos en el distrito del Rímac, mi mamá, mis hermanos y mi papá. Siempre las navidades las recibíamos en la casa del abuelo José (papá de mi mamá), cenábamos tamales con salsa criolla, y luego el chocolate con panetón. El plato de fondo luego del tamal era variable; a veces era asado de res con arroz, o si no, pavo con puré de manzanas, o, lechón asado con arroz.

Pienso que a los niños siempre se les debe regalar juguetes, ya que esto se les queda grabado para toda la vida. Lo digo por experiencia. Recuerdo con mucha alegría los ositos que cada año acostumbraba regalarme mi mamá. Recuerdo casi todos los juguetes que me regalaron: un perro de hojalata que caminaba por medio de una manguera de aire, que en el extremo tenía una bombilla de jebe con la cual se le suministraba el aire, fue un regalo de mi papá. Recuerdo mi casco y mis botas de vaquero, mis soldaditos de plomo que me regalaba mi mamá no solo en navidad.

Algunas personas dicen que en navidad, nos hacemos regalos unos a otros, y nos olvidamos que el principal agasajado y dueño del cumpleaños es Jesús, (que en verdad, es así) pero cuando se hacen regalos a niños, ellos representan la infancia de Jesús, y por lo tanto es al mismo Jesús que le hacemos estos regalos.

Mi papá falleció cuando yo tenía 10 años, mi hermano mayor 15 y el menor, 6 meses de nacido. La tradición de recibir la navidad en casa del abuelo materno, se mantuvo, hasta el día que el abuelo falleció.

La Navidad para todos es nostálgica, porque todos de una u otra manera hemos vivido situaciones parecidas, y estos recuerdos nos producen tristeza, ya que queremos que estos acontecimientos de nuestra infancia nunca hubieran terminado. Todos en nuestro interior pensante tenemos presente el valor fundamental de la unión familiar, y es por eso que en esta fecha se manifiesta con más fuerza. Pero ¿Por qué? ¿Por añoranza a lo antes mencionado? ¿Añoranza de ver a la familia reunida en este acontecimiento?

No nos damos cuenta que la imagen de la Sagrada Familia, (Jesús, María y José) es la que nos llevan a esta unión familiar. Tratemos pues de estar unidos siempre en familia, y olvidar pequeñas discrepancias, que nos puedan separar. Tratemos, pero tratemos de verdad que la noche del 24 de Diciembre, en la noche buena, nos mostremos amables, sonrientes y con buena voluntad. Nos mostremos alegres, para transmitir esa alegría que solo viene de Dios.

null

Clasificación: 2.3 (16 votos)

Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Andrés Arbulú Martínez

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.