Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter Acceder con Linkedin Acceder con Facebook

top articulo
twitter
facebook
Rss
lunes 21 de mayo del 2018
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Un cambio real de actitud (2da parte) El poder del inconsciente

veces visto 1189 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Un cambio real de actitud (2da parte) El poder del inconsciente

Segunda Idea:

Se descubrió que la mente es como un iceberg. El 5% que sobresale a la superficie es la parte consciente de la mente; la parte que controlamos, donde se encuentran nuestras competencias (conducta, habilidades y conocimiento) y nuestros 5 sentidos, que pueden ser medibles y observables.

El otro 95% es la mente inconsciente o también llamada superconsciente; parte del cerebro que hace cosas de las cuales no nos damos cuenta (parpadear, respirar, latidos del corazón, digestión, etc.) Aquí se encuentra nuestro 6to sentido (el intuitivo), nuestros valores, necesidades, motivaciones, sentimientos y emociones.

¿Qué tiene que ver esto con la actitud?

Nuestra mente inconsciente domina nuestras actitudes; es como un laboratorio que gobierna nuestro estado de ánimo. En cada situación que vivimos, nuestro inconsciente actúa liberando algún químico que hace que reaccionemos de determinada manera.

Reflexión: Si tuviéramos la manera de controlar ésta parte de nuestra mente, tendríamos la clave para generar una nueva actitud.

Pero… ¿Cómo hacerle?

La parte inconsciente funciona como una computadora:

Sigue las órdenes de manera literal; al pie de la letra.

No analiza; puede entrarle algo bueno o malo.

No tiene sentido del humor.

Así como la computadora se programa con lenguajes de programación, el inconsciente también es programable.

¿Cómo lo programo?

Por medio de 2 mecanismos: pensamiento y lenguaje; todo lo que tú piensas y hablas a diario te va programando.

Ejemplo: si te levantas por la mañana y dices “que flojera”, se convierte en una reacción fisiológica (al pie de la letra), no te pregunta para qué (no analiza) y como no tiene sentido del humor ya te fregaste, es probable que todo el día tengas flojera

En cambio, si empezarás tu día programándote a ti mismo con palabras cómo; “tengo mucha energía”, “el día es perfecto”, etc., la respuesta fisiológica será positiva y tu día será distinto.

Reflexión: Un cambio real en nuestra actitud no se logra de la noche a la mañana, la mente tiene que fortalecerse a diario.

En la tercera parte de esta serie de artículos, la cual estaré publicando próximamente, te proporcionaré algunos consejos para fortalecer tu mente y lograr un verdadero cambio en tu actitud.

-----------------

J.R Monttor

Artículo completo y continuación (entra aquí)

Clasificación: 2.7 (21 votos)

Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

------------------------------------------------ J.R. Monttor --------------------------------------- --------

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.