Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
viernes 18 de septiembre del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

El sueño de Mars observer

veces visto 888 Veces vista   comentario 2 Comentarios

El sueño de Mars observer

Mars Observer es una sonda espacial construida por los estadounidenses para echarle un vistazo a Marte.

Tras arduas jornadas, los científicos de la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA) pusieron en vereda a Mars Observer y la largaron al cielo con una misión precisa: mirar a Marte de atrás y de adelante, fotografiarlo de abajo y de arriba.

La de Mars Observer no era una pinche cámara; baste decir que con ella podía captar un Vokswagen desde una altura de 375 kilómetros. Cabe suponer que en Marte hay cosas más dignas de la curiosidad de una sonda espacial.

Mientras la construían, la nave espacial no decía ni pío. Pero en cuanto supo que una alta ingeniería la había provisto de una conciencia que podía diferenciar los planes de la NASA de los suyos, dedujo que una cosa es ser chatarra en el planeta Tierra y otra muy distinta una reluciente sonda en los espacios estelares.

De modo que preparó sus élitros, pasó revista a sus innumerables datos computarizados y emprendió un vuelo que todos creyeron triunfal, y en verdad lo era, pues desde que recibió el biberón en la cuna Mars Observer vivió obsesionada con la idea de otear el horizonte definitivo, el del infinito.

Entre construirla y amaestrarla para una delicada misión, la NASA había gastado mil millones de dólares, que no es ningún chiste incluso para los gringos, aunque sea una bicoca para una nave espacial, al fin y al cabo una sonda es un hermoso ser que realiza el sueño humano de volar más allá de los dominios de la imaginación.

En consecuencia, en lugar de dar vueltas en torno a Marte, Mars Observer sintió la tentación de escabullirse, atraída por misterios de los que no tienen la menor idea los científicos de la NASA.

—¡Qué Marte ni qué ocho cuartos! —trinó Mars Observer luego de sacar una fotografía de la Tierra para guardarla como precioso recuerdo del planeta donde fue construida.

Mientras la sonda espacial enfilaba hacia la boca del infinito, Arden Albes —jefe del proyecto de la NASA— gritó: "¡Es terrible! Desde el sábado no sabemos nada de ella; ayer no se comunicó con la torre de control, como aseguró que lo haría. ¿Habrá disparado sus propulsores para situarse en la órbita de Marte? ¡Ojalá no cometa la locura de permanecer en silencio!"

—¡Qué Marte ni qué carabina de Ambrosio! —volvió a rezongar Mars Observer mientras tomaba mil fotografías de la Tierra y acometía finalmente una tarea que Arden Albes, en Pasadena, no había previsto: la exploración del universo por cuenta propia, en un vuelo por primera vez autónomo y con el aliento de la eternidad.

Clasificación: 2.5 (22 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Jesús Urzagasti, Escritor

Comentarios
Julio5 11 de Ene, 2010
-1

cuando se mando la sonda??, muy buen articulo

ufroilan 11 de Ene, 2010
+1

La sonda Mars Observer fue enviada al espacio el 25 de septiembre de 1992.

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.