Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter Acceder con Linkedin Acceder con Facebook

top articulo
twitter
facebook
Rss
domingo 26 de mayo del 2019
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Y tu ¿Qué crees?

veces visto 1386 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Siempre recuerdo con bastante agrado, algo que contó el canta autor de música católica, Martín Valverde. (El es especialista en comunicarse a través de sus canciones con lo jóvenes) Cierta vez una joven se le acerco y le preguntó: Martín con mi enamorado, hemos tenido relaciones sexuales y he quedado embarazada, ¿Qué es lo que debo hacer?, a lo que el le respondió: Tu sabes que yo siempre apuesto por la vida, ¿Qué quieres que te diga?, pero te voy a contar una historia: “Hace algunos años una joven pasó por lo mismo que tu estas pasando; y dio a luz a su hijo; salió adelante con el, luchó mucho, y pudo salir victoriosa de esta situación;  y te cuento: ese hijo, esta conversando contigo en este momento”

 Hace unos días atrás, escuché un comentario de uno de los integrantes del programa “Enemigos Íntimos”, que a mi parecer estuvo bien acertado.  Aldo Miyashiro comentó sobre el aborto: “Les propongo algo a las parejas de enamorados que están por cometer este acto, ¿Por qué no dejan que el niño nazca, y luego de escuchar su primer llanto, deciden si lo matan o no?”  También dijo (y con razón),  “Erróneamente se piensa que la razón principal para el aborto, es la falta de medios económico; y no es así; porque en los estratos, de altos niveles económicos, también se produce este acto”

 La cosa no es tan fácil de resolver, como parece. Hay que tener en cuenta como dijo el ministro Rafael Rey, “El asunto, es de orden natural”

 Si la humanidad comienza a aceptar determinadas cosas que van contra el orden natural, luego seguiríamos aceptando muchas cosas mas;  es también el caso de los llamados “matrimonios del mismo sexo”, “La eutanasia”, “La eugenesia”  La humanidad aceptaría solo lo que le gusta, teniendo como primicia: “Mientras yo me sienta feliz, el orden natural no me importa en lo absoluto”

 Antes de pertenecer de una manera razonable, y con fe, a la Iglesia Católica, me hacia la siguiente pregunta: ¿En que momento, es que el alma, ingresa al ser humano?  La Iglesia Católica me enseño esto, y mucho más.   Cabe ahora sugerir  a toda persona que lea este humilde comentario; se haga la misma pregunta.

Clasificación: 2.6 (32 votos)

Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Andrés Arbulú Martínez

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.