Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter Acceder con Linkedin Acceder con Facebook

top articulo
twitter
facebook
Rss
domingo 08 de diciembre del 2019
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

El Secreto para Imitar a Dios

veces visto 2932 Veces vista   comentario 0 Comentarios

El Secreto para Imitar a Dios

En la tradición judeo-cristiana, Dios creó el mundo no con las manos, ni con dinero, ni con una marcha en la plaza, sino con la palabra. La palabra en realidad no representa más que una función comunicativa del pensamiento. El fondo del asunto es que Dios creó el mundo con el pensamiento. Esta noción no es rara entre la mayoría de los otros pueblos de la humanidad.

Otra cosa que deseo transmitir: Todo lo que está vinculado con lo positivo (incluyendo, por ejemplo, ser Seropositivo- mira hasta dónde se extienden las cosas en el lenguaje!-) está hoy estereotipado como algo entre poco cursi y poco realista. El cinismo de nuestros tiempos ha hecho que la idea de pensamiento positivo fuera a parar en el imaginario cultural junto con un fantasma o el juego de la copa, ¿no es así?

Volviendo a Dios, y aunque a esta altura sea casi una obviedad, voy a señalar que no es casualidad que esté escrito que fuimos creados a su imagen y semejanza….que estamos diseñados para crear y materializar con la sencilla ayuda del pensamiento…el quid de esta cuestión yace en que por lo general somos incapaces de decir algo tan directo y concreto como “deseo LUZ”, pensamos “bueno, este, es decir….yo quisiera, si es que puedo pedir, ¿no? tal vez algo que me traiga éxito con las chicas…o poder quedarme en mi casa en lugar de salir a trabajar a la mañana“…Fijaos la diferencia: LUZ. Cuando reina la oscuridad, y aparece el pensamiento “Haya LUZ”, el nivel vibratorio de la idea es tan alto, que es prácticamente imposible que sea desoído.

El Coaching de la Atracción

¿El Coaching de la Atracción es simplemente lograr limpiar el pensamiento de “accidentes” y poder meditar? En realidad esto un principio, porque al meditar no estamos necesariamente visualizando algo y tampoco le hemos adjuntado la INTENCION de que la visualización se materialice. Son, entonces, tres niveles diferentes de acción y pensamiento: El primero, poder despejar la mente, y no permitir que las ideas se paseen libremente por ella. Lo segundo, es mantener en la conciencia una idea clara, irreductible, visual y luminosa, de lo que queremos ver hecho realidad. Cualquier cosa. Lo tercero es la intención, que en realidad ya desde un principio acompaña a los dos anteriores. Luego de esto, resta comprender que la contemplación de esa idea no se desvanece cuando la quitamos del foco de la conciencia, sino que tiende a aferrarse al transcurrir inconciente en tanto más la retenemos. Es decir, más la piensas, más se queda haciendo eco. El pensamiento subconsciente es el que está en realidad más intensamente conectado al fin de cuentas con lo universal…como todos vosotros -o por lo menos quienes han estudiado psicología sabéis- la mente inconciente es mente técnicamente hablando, mientras que lo que concebimos como el YO o el foco de conciencia no sería más que una mínima porción de esa mente que sucumbió a la evolución…la conciencia es poco más que una ilusión, pero tiene la carta ganadora: La intención es exclusivamente suya.

Por Johnny, del equipo del Coach Diego M. Katzman (extraido de la conferencia en Barcelona) www.secretia.com

Clasificación: 2.7 (24 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor
No hay información sobre este autor.
¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.