Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter Acceder con Linkedin Acceder con Facebook

top articulo
twitter
facebook
Rss
martes 21 de mayo del 2019
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Instintos Suicidas

veces visto 1377 Veces vista   comentario 0 Comentarios

                              

Pedrito, de niño aplicaba inyecciones a las muñecas de Cecilia y Silvia…sus hermanas.

De niño era Mona guío, ayudaba en las Misas, su familia pensaba que seria   el párroco de la provincia, los curas también… pero él…no quiso.

De joven, era un buen  futbolista, hacía dupla con Cornelio, jugaba de centro delantero, era goleador, sus goles lo volvieron famoso, en el pueblo pensaban que sería un gran jugador profesional, pero él…no quiso.

En la GUE San Miguel de Piura  durante sus estudios de secundaria, escribía poesías y prosa en el diario La Industria, en la página que se llamaba “Aurora Estudiantil”, incluso fue co-autor del libro “Álbum de poetas benjamines” (1970), Guillermo Burneo y Ramos Seminario (sus profesores) estaban seguros que sería un literato, una estrella de las letras piuranas, pero él…no quiso.

En la Universidad, gracias a esa vena literaria y a sus dotes de orador, llegó a ser, desde abajo, un connotado y vehemente líder estudiantil y político, ocupando todos los cargos dirigenciales, era tan reconocido como tal, que sus profesores, compañeros  y trabajadores estaban seguros que sería un destacado Político nacional…pero él no quiso… ¡Se retiró!

Sufrió un gravísimo accidente de tránsito, murió una de sus hijitas, le extirparon el Bazo, Cola de Páncreas, epiplón, 10 cm. de Yeyuno, tuvo fractura conminuta de fémur con pérdida de sustancia, fractura de metacarpo derecho,  Bronconeumonía por aspiración, Septicemia, tres paros cardiacos, le dieron la extremaunción, lo lloraron, lo dieron por muerto, decidieron sepultarlo en su natal Piura, pero…él no quiso.

Ingresó al Seguro Social, a un Hospital nivel máximo, mediante concurso público y transparente, empezó a hacer carrera, ascendió desde médico I, a médico II y luego  III, era un destacado Cirujano, además operaba en las Cooperativas azucareras de Tumán, Pomalca, todos esperaban que llegue al máximo nivel del escalafón (el nivel V), pero él…no quiso… ¡Renunció!

Ingresó a la Universidad Nacional de Trujillo, en la cátedra principal de su especialidad (Ginecología) como profesor auxiliar, mediante concurso público transparente, era un destacado docente, todos esperaban que hiciera carrera y acabara como Profesor principal, pero él… no quiso… ¡Renunció!

Cuando estaba en el Seguro Social, era un Cirujano Vaginal, con su amigo Juan Julio Silva Sánchez, hacían proezas en el Quirófano del Hospital “Almanzor Aguinaga” de Chiclayo, todos esperaban que hiciera una gran carrera en dicha cirugía, pero él…no quiso.

Se dedicó a la Obstetricia, era un partero nato, tanto en los partos eutócicos, como en los distócicos vaginales y en las cesáreas, operaba con anestesia general, incisiones pfannestiel,todos esperaban que ahí se quedara, pero él…no quiso.

Abandonó la actividad pública y se dedicó a la práctica privada, organizó un Centro de Ecografías, abarató costos y las puso al servicio del pueblo, hiso mas de 150,000 ecografías particulares, todos esperaban que ese sea su destino, pero él… no quiso.

Planificó, financió, construyó y organizó un Hospital privado, del cual fue su primer Director-gerente, tuvo una gran acogida, lo marketeó y lo hizo rentable, todos esperaban que ahí terminaría, pero él…no quiso.

Le diagnosticaron sorpresivamente Hepatitis C, Cirrosis Hepática y Hepato carcinoma de 3 cm lo desahuciaron, como consuelo le dijeron que sólo un trasplante de Hígado en menos de 3 meses podía salvarle la V ida, todos lo lloraban como muerto, pero él… no quiso

Abandonó la actividad privada y se dedicó a actividades Municipales, organizó una empresa proveedora de servicios de salud y le vendió estos servicios a la Municipalidad  Metropolitana de Lima, en los Hospitales Solidarios y…ahí lo encuentran.

Tuvo muchos hijos, pudo tener menos, pero él…no quiso

Era un triunfador en cada una de las actividades a las que se dedicó, pudo quedarse en cualquiera de ellas y hubiera sido feliz, pero…él no quiso.

Empezó de nuevo, en varias oportunidades, pudo pelear por quedarse con lo que había logrado y así no tener que empezar de cero, pero…él no quiso.

Tenía un Instinto, una vocación Suicida, se suicidaba una y otra vez y resurgía de nuevo, como  el ave mitológica Fénix, pero…él así lo quiso

¿Cuántas veces te has suicidado en tu Vida?, ¿Cuántas veces has abandonado actividades, caminos, en donde tal vez debiste quedarte... ¡medítalo y enseña a tus seres queridos!...tal vez eres como Pedrito el Suicida pertinaz.

Clasificación: 3.0 (30 votos)

Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Miguel Palacios Celi

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.