Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter Acceder con Linkedin Acceder con Facebook

top articulo
twitter
facebook
Rss
lunes 06 de abril del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Se busca un hombre%u2026 y una mujer

veces visto 790 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Se cuenta que en la antigüedad, cuando vivía el sabio Diógenes, éste salió un día a plena luz del sol con una antorcha, alumbrando con ella el rostro de cuantos hombres encontraba y repetía mientras tanto “¡Busco a un hombre!”.

La búsqueda.

“Busco a un hombre”, sí, pero no sólo a un hombre, sino también a una mujer; mas no sólo a uno de cada género, sino a todos aquellos que tengan ideales y luchen por ellos. Considero que ésa misma búsqueda de Diógenes debe ser reiniciada hoy, y sin embargo, el primer lugar donde deberíamos comenzar a buscar no es en las plazas, ni en los mercados, sino en nuestro propio corazón, en nuestra propia intimidad donde no tememos ser realmente quienes somos, sin preocuparnos por los convencionalismos tradicionales con los cuales nos han pre-programado durante mucho tiempo.

Realmente se busca a un hombre y a una mujer, de altos ideales, con metas, que viven con estándares que sobrepasan a los de la mayoría, que viven la excelencia. Se buscan hombres y mujeres que se mantengan firmes frente al deber, que no teman defender la justicia, que no se compren, que no se vendan, que sean auténticos en sus caracteres, fieles en su vida. El mundo necesita esta clase de hombres y mujeres; y los necesita aunque no lo admita, ya que a veces parece más fácil dejarse llevar por la corriente de la multitud, pero para los seres excelentes no existe el “a veces”, sencillamente porque no están dispuestos rebajar sus ideales sólo por el temor de ofender a quienes no los poseen. El ofendido, tendrá que contentarse con ver de lejos lo que significa vivir una vida exitosa.

Exitosa, sin embargo, no significa exenta de cuidados y de luchas, sino alegremente dispuesta a seguir creciendo y aprendiendo, por lo que quien ve en el mal que le sobreviene una oportunidad, saldrá exitosamente fortalecido.

¿Eres tú?

Finalmente, ¿eres tú el hombre o la mujer que la vida anda buscando? ¿Estás escuchando el llamado a vivir una vida de excelencia, ahora, cuando a veces se piensa que tener firmes principios y claros ideales es anticuado? Digo que a veces se piensa, porque parece que un pequeño, pero creciente número de personas está volviendo a reconocer que se necesita más que pensamientos positivos, más que teorías motivacionales, más que terapias… Lo que se necesita es volver a vivir un estilo de vida, guiado por principios, que fortalezca el carácter. Si Diógenes saliera hoy en tu ciudad con su antorcha a pleno mediodía, y te encontrara por el camino, y alumbrara tu rostro, ¿crees que por fin podría acabar su búsqueda y decir: “éste es el hombre (o ésta es la mujer) que andaba buscando”?

Clasificación: 2.8 (13 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Gerson E. A. Arenivar Vivir la Excelencia http://vivirlaexcelencia.blogspot.com

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.