Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
jueves 09 de abril del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Mongo Rives: de la Isla de la Juventud. Cuba

veces visto 1920 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Para cualquiera que no conozca Cuba, debemos decirle que La Isla de la Juventud es la mayor de las Islas que posee el archipiélago cubano, y posee una gran variedad de  naturaleza,  de riqueza biológica y sus paisajes se destacan por la magnitud de sus árboles y formaciones de Pinares, así como naturaleza autóctona como las flores de la droselia ( carnívoras), pero también y de particular manera hay un recurso autóctono que es el Sucu Suco, el ritmo que reconoce como pionera a una mujer legendaria llamada Bruna Castillo.  Este ritmo surge por el año 1840 en la finca La Tumbita, muy cerca de lo que seria posteriormente, Santa Fe, segundo poblado importante  de  la  Isla de la Juventud.

Inicialmente el Sucu-suscu,  se conoció con el nombre de rumba, rumbita, cotunto y otros,  Su nombre definitivo lo alcanza en  la década del veinte, y se debe  al sonido  que se provoca cuando se arrastran  los pies sobre los entarimados de madera  de los pisos, de los bohíos y conucos donde se celebraban las fiestas, que coincidían con el ritmo que ofrecía el  sonido que provocaba  el rallado de la bandurria.

Roberto Rodríguez Chamizo, investigador del municipio platea que  con Bruna nace el ritmo, que continúa a través de sus descendientes y se consolida y engrandece como si fuera una herencia de familia, con su biznieto, el famoso Ramón “Mongo” Rives.

Mongo Rives, como lo conocemos casi todos los pineros y cubanos, nació un 9 de febrero de 1929, en la finca de La Tumbita. Sus padres nombrados  Margarita Amador y Mariano Rives a quien llamaban  “El Boris", era  también músico, que junto a sus hermanos tocaba Sucu Suco, aprendido de Bruna, su abuela.

Mongo heredaba de forma muy particular una herencia que con su talento muy especial para la música, inició sus primeros pasos, se formó su quinteto,  y  debutó  el  25 de Diciembre de 1945.Ahí comenzó una gran trayectoria artística  con la música que ya no terminaría, pues se mantiene como artista en activo. Varios grupos de ese ritmo surgieron en la Isla de la Juventud, pero sin dudas, su máxima figura  es Mongo Rives y la Tumbita Criolla, nombre que adopta de manera definitiva en 1967.

Mongo Rives, sencillamente incansable partía hacia los poblados, donde pudiera llegar, para amenizar sus fiestas y difundir el ritmo del Sucu Suco, y en estas tierras que lo vieron nacer se oyó desde entonces,  con instrumentos muchos de ellos fabricados por él mismo, y en el eco de los campos  quedan para la historia los ecos de sus bellas canciones, que por tradición, y sincretismo fueron a Cuba, y de allí a otras tierras del mundo, y pasó 46 años como artista aficionado.

El músico cubano Eliseo Grenet realizó una investigación sobre el Sucu Suco en el territorio en  1948  y fue  el propio Mongo Rives su mayor y más legítimo informante,  Eliseo tomó  algunas tonadas que el  músico orquestó y difundió más tarde por radio.

Con la tarea de difundir la cultura de su Isla y alegrar los corazones, se consolida como profesional por interés de la propia nación en 1992,  y aunque ya era toda una leyenda., fue reconocido nacional e internacionalmente, como artista profesional, En el 2002 la productora BIS Music. Tuvo el honor de grabar su primer disco en estudio, capturando así para la historia, el sonido del Sucu Suco en su más legítima expresión, hoy con el laúd criollo de Mongo, acordeón, marímbula, machete, bongó, guitarra y tres, además de la percusión menor (Maraca, Claves ,etc.) común a las diferentes expresiones del Complejo del Son, donde este ritmo se enmarca de manera muy especial. Entre los número más conocido de su repertorio que han hecho bailar a cubanos y extranjeros y que se recogen en este disco se encuentran Yo quiero Bailar con Maria Elena, Dame el rabito del lechón, Linda Pinerita, Catalina, mi vecina, Se quedó sin ropa el Chivo y Santa Fe , pueblo querido.

Clasificación: 1.8 (20 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Arq. Guillermo Morán Loyola.

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.