Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
viernes 03 de diciembre del 2021
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Respuesta a un correo inteligente

veces visto 1156 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Después de haber escrito el artículo “Bio-psico-espiritual” desperté la curiosidad de uno de mis amigos personales, el cual de una manera inteligente y profunda me formula las siguientes interrogantes:

“Si la libertad existe en el orden establecido de jerarquía en que la razón que persigue la verdad se hace presente, y si la búsqueda del bien es inminente, a más que el amor se encuentra en el plano espiritual, entonces me cabe preguntarte: ¿Uno es libre de amar sin ser correspondido? ¿No existe en ese orden de libertad una negación a la felicidad como fin último de la existencia de un ser inteligente como el ser humano? Y añadiendo a mis interrogantes: ¿Es productivo amar específicamente a alguien (con todo lo que conlleva) sin siquiera haberse dado cuenta ese ser al que uno ama (amor platónico)? y luego ¿El amor, como valor supremo, llega a “agotarse”? Gracias por tus respuestas”.

Cuando entramos en temas profundos como este, es necesario interiorizar mucho en nuestro propio yo. ¿Cómo  me comporto ante este orden jerárquico que me presentan? ¿Tiene sentido que le preste atención a esto? Es como si me preguntara,   ¿tiene sentido cuando me dicen que dos más dos es cuatro?, y  cada quien es libre de creerlo, o no, pero lo que crea, ¿será lo correcto? ¿Lo correcto es relativo? ¿Lo correcto es absoluto?

Las preguntas que me formulas, nos podrían llevar a un entrampamiento de algo que es muy sencillo de entender, pero trataré de desmenuzarlo de la siguiente manera:

El amor como valor absoluto y supremo no se agota, por su misma razón de ser. A mi entender ese mismo amor absoluto, se manifiesta para con nuestro semejante en circunstancias diversas. Como: hijo, padre, madre, hermano, amigo, esposo, esposa, etc. Por las preguntas que me haces, creo que  están orientadas al amor de pareja hombre y mujer.

Cuando digo que el amor está en el ámbito espiritual, estoy diciendo que allí está, quiera, o no quiera yo. Cuando se habla de que Dios nos hizo a imagen y semejanza suya, estamos confirmando este hecho. El amor está en El y en nosotros. Es algo que no se puede negar. Otra cosa es que no nos demos cuenta que allí está, cuando empezamos a darnos cuenta de él en nosotros, es que vamos alimentándolo en todas las circunstancias antes mencionadas. Yo no puedo decidir libremente que el amor desaparezca de mí ser. Es como si quisiera  cambiar a mis padres naturales. Hay aspectos de nuestro ser existencial que no pueden ser cambiados por nuestra facultad de decidir libremente.

Por lo mismo, es que el amor una vez que lo descubrimos en nuestro ser, se tiene que alimentar poco a poco, (en la pareja hombre y mujer) y en el matrimonio, se va alimentando día a día, y si uno de ellos no tiene la suficiente capacidad de alimentarlo y desiste de ello; no quiere decir que va a desaparecer de nosotros. Es por eso la preparación antes del matrimonio, ese darse cuenta si tenemos esa capacidad de alimentarlo en nuestra relación que hemos decidido libremente (en ese caso si se emplea nuestra libertad) compartir con el sexo opuesto, y que es un compromiso para toda la vida. Pero ¿Por qué para toda la vida? Fácil de contestar. Porque si no, nos tendríamos que pasar toda la vida buscando a ese alguien que sepa alimentar su amor para con nosotros, probando una y otra vez. La pregunta ¿Es recomendable eso?

El amor platónico no existe. Lo que existe es un enamoramiento platónico. Porque el enamoramiento existe por ese algo que nos deslumbra del sexo opuesto, que nos atrae físicamente hablando. Solamente puede existir en ese alguien que no conocemos todavía, y que no nos conoce, ese amor primitivo a un ser semejante a nosotros, en su dignidad de ser humano, y no el amor de pareja que se alimenta en el matrimonio. El amor no puede ser productivo a mi beneficio, sería como entrar en el ámbito del egoísmo.

Paradójicamente se puede decir que el amor no conduce a la felicidad. Siempre se escuchó hablar que el amor puede llegar hasta el sufrimiento. Pero la felicidad, se vive día a día; si la sabemos aceptar. La felicidad, sí se puede considerar como un bien relativo. Si para nosotros no nos hace felices tener la casa en que vivimos, y quisiéramos una más grande para ser felices; para alguien que no tiene en donde vivir, le haría feliz vivir en nuestra casa. Entonces la felicidad es relativa.

Clasificación: 2.0 (21 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Andrés Arbulú Martínez

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.