Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter Acceder con Linkedin Acceder con Facebook

top articulo
twitter
facebook
Rss
domingo 24 de marzo del 2019
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Fobias: el oscuro mundo de los temores (Segunda parte)

veces visto 1717 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Nos proponemos hacer nuestro estudio atendiendo aspectos sociales y lingüísticos y también compartir con el lector algunas curiosidades relativas a los diferentes tipos de temores y aversiones con las que diariamente nos batimos seis mil quinientos millones de inquilinos del planeta más hermoso del cosmos.

La agrafobia está bien justificada en los días actuales, en los que hay tanta perversión y aberraciones:  se trata del miedo al abuso sexual. Los padres de familia deberían tener cierta dosis de este temor, no solo para protegerse ellos, sino para cuidar a sus pequeñas criaturas y evitarles malos trances en una época como la nuestra con tanta gente desaforada por todas partes.

Hay otra fobia de la cual sufren algunos parlamentarios de ciertas regiones del país cuando la respectiva cámara sesiona en pleno y se cuenta con la presencia de de la televisión; sus víctimas suelen ser especialmente quienes representan las más apartadas regiones. Dicha aversión es la alodoxafobia. Consiste en el miedo a emitir opiniones. Pueden sufrirla también los estudiantes tímidos de cualquier grado o institución y en general toda persona forzada a emitir su juicio sobre algún tema. Obviamente no es la fobia típica de la mayoría de las personas a quienes su trabajo las lleva a desempeñarse en la vida pública.

Pero refiriéndonos a otros temas permítame hacerle una pregunta: ¿Ha oído usted hablar por casualidad de los filántropos? No, tranquilo, estos buenos seres no sufren fobias, al contrario, son aquellas personas, al estilo de la madre Teresa de Calcuta, caracterizadas por el amor a sus semejantes y sus obras en bien de la comunidad. Caso contrario es el del misántropo, Persona que, por su humor tétrico, manifiesta aversión al trato humano. Alguien muy parecido a éste es el andrófobo: alguien afectado por la aversión al hombre y, por extensión, al género humano. Si usted acaba de recordar a su mejor amigo debería dejar de ser tan mal pensado. Y si no puede, debería cambiar de amigo.

Siguiendo con la androfobia, es seguramente la enfermedad de la cual son víctima los autores de tantas masacres y atentados terroristas. Pero hay un término aún más exacto para hacer alusión para quienes odian a los ciudadanos nacidos en Inglaterra: anglofobia. Consiste en el miedo, temor o repulsión a Inglaterra, los ingleses o a cualquier cosa inglesa, incluidas las costumbres, la religión y la lengua de esa importante nación. Dios perdone a quienes expresan sus fobias de manera tan dolorosa para la humanidad hasta el punto de convertirse en verdaderos antropófobos, que es como se designa a quienes le tienen miedo, temor u odio a los humanos.

Leer la primera parte

Leer la tercera parte

Leer la cuarta parte

r

Alejandro Rutto Martínez es un prestigioso periodista y escritor colombiano, vinculado como docente a varias universidades colombianas. Es autor de cuatro libros y coautor de otros tres en los que se aborda el tema del liderazgo, la ética y el Desarrollo Humano. Con frecuencia es invitado como conferencista a congresos, foros y otros eventos académicos. Póngase en contacto con él a través del corrreo alejandrorutto@gmail.com o llámelo al celular 300 8055526. Visite su página www.maicaoaldia.blogspot.com

Clasificación: 2.3 (31 votos)

Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Lo bueno que vaya a hacer hoy, hágalo bien, por usted, por su familia y por su país.  ¿Ya leíste Maicao al Día?

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.