Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter Acceder con Linkedin Acceder con Facebook

top articulo
twitter
facebook
Rss
sábado 14 de diciembre del 2019
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Verguenza Celestial

veces visto 750 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Verguenza Celestial

Porque algunos cristianos se sienten avergonzados de hablar de la palabra? De darle a conocer a la gente lo maravilloso que es el evangelio de Dios? Es tan difícil, verdad hermanos? Tenemos el honor, el orgullo de entre tantos millones de personas que hay en el mundo, ser escogidos por Dios, para su gloria y su honra. Entonces, porque si somos un testimonio vivo, a veces nos da vergüenza decir lo que en verdad somos y para que hemos sido llamados?

Me siento aquí en la computadora a pasar horas y horas visitando paginas sin sentido, mirando perfiles en Facebook, hablando con mis amigos, viendo películas, y sin embargo, hay un mundo ahí afuera necesitado de unas palabras de aliento y esperanza, hay personas buscando la verdad, llenar ese vacío de su alma, y más nosotros que tenemos la respuesta no somos capaz de darla a conocer. Quizás porque nuestro amigos se burlarían, nuestra propia familia, y quien sabe que otras cosas mas pasarían, pero creo que antes que pensar en todo eso, deberíamos hacernos una pregunta a nosotros mismos, que nos dolería mas? Que la gente nos menosprecie o que Jesús se avergüence de nosotros allá arriba?

 Me pongo a pensar, y cuando leo la palabra o veo una película Cristiana, Dios me toca, me hace reflexionar en muchas cosas, y me muestra que estoy haciendo mal. Yo sé que hay muchos cristianos jóvenes como yo, con amor a Dios, con ese deseo profundo de servirle, pero hay algo que nos amarra, algo que aun nos tiene con la boca cerrada. No voy a decir que el Espíritu Santo me lo dijo, pero yo siento en mi corazón que lo que nos afecta es la poderosa influencia de las personas que nos rodean, que no conocen al Señor. Porque podemos estar leyendo la palabra o haciendo cualquier otra cosa que complazca al Señor, pero desde que un amigo se nos acerca a hablar de algo que no agrade a Dios, sin darnos cuenta somos envueltos y terminamos reaccionando como esa persona. Y es porque aun nuestra carne es más fuerte que el espíritu, y porque en vez de dar el ejemplo, nos ponemos igual que el resto. Nosotros los jóvenes tenemos una lucha constante con todo el medio que nos rodea, somos muy atacados. Por eso tenemos que meternos más con Dios, que buscar más de Él y hacernos fuertes, para que podamos pararnos firmes delante del enemigo, para que cuando estemos frente a una persona que no conoce a Dios, con toda la autoridad y el amor en Cristo le demos de ese pan de vida que es la palabra de Dios. NO TE AVERGUENCES, SE TU MISMO!!!! Dios Te Bendiga!!

Clasificación: 1.9 (14 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Allie Jim

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.