Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter Acceder con Linkedin Acceder con Facebook

top articulo
twitter
facebook
Rss
domingo 24 de marzo del 2019
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Trabajo en equipo: la fortaleza del liderazgo

veces visto 1386 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Trabajo en equipo: la fortaleza del liderazgo

El trabajo en equipo es un  estado superior del funcionamiento de los grupos pues no se trata únicamente de estar juntos los unos con los otros si no de actuar en armonía como una solo unidad en busca de un objetivo favorable para todos los miembros de la organización.

El trabajo en equipo es desarrollado por un colectivo de personas   acompañadas de alguien en el ejercicio de las funciones de líder. Precisamente a ese líder y a todas las personas dedicadas  a la tarea de liderazgo le convendría saber lo que en adelante vamos a plantear.

En primer lugar es bueno decir que nadie puede hacerlo todo por sí solo ni siquiera el súper líder ( si actuara solo sería una especie de llanero solitario pero no un líder). De manera que es bien necesario conseguir la ayuda de otras personas  con el fin de alcanzar los propósitos de la organización, los propios y de los compañeros de aventuras, ( toda empresa en la vida es, en cierto modo, una aventura ).En este punto es necesario preguntarse la visión que tenemos acerca de los miembros del grupo cuya suerte de alguna manera nos ha sido confiada.

Las dos tendencias predominantes son a considerar como subordinados o como compañeros,  colaboradores o equiperos  a quienes se debe dirigir o con quienes compartiremos las actividades, las angustias, los fracasos y los éxitos de cada día.

La experiencia nos enseña que en el liderazgo se obtienen mejores resultados junto con los coequiperos y no con los subordinados porque el coequipero siente que el líder no está encima   en una complicada e inútil escala burocrática sino a su lado,  en donde realmente lo necesita para que lo acompañe en la lucha diaria del logro de los objetivos.

Ahora bien,  en cualquier lugar en el que nos encontremos aquí o allá estaremos rodeados de personas,  muchas o pocas,  pero ellas estarán siempre ahí, y cualquiera que sea nuestra labor algún día necesitaremos  ayuda.

Esta es la razón por la cual es necesario saber a quién acudir,  en este caso será preferible contar con aliados dispuestos   a dar una mano y no con subordinados sorprendidos por el hecho de que el todo poderoso jefe necesite de su auxilio. Los aliados tendrán siempre una mejor posición y si a este unimos su disposición podremos darnos por bien servidos pues tendremos compañeros con ánimo vigorosos para dar apoyo; pero mucho cuidado,  la disposición es necesario ganársela a puro pulso mediante un trato correcto y una atención constante a las necesidades de quienes nos rodean. Es más,  entre los aliados si así consideramos   a los coequiperos,  contaremos con “soldados de la reserva” es decir personas cuyos servicios no hemos ocupado pero estarían dispuestos a atender nuestro llamado de auxilio si este se llagare a presentar.

Los coequiperos bien motivados,  estimulados por el trato justo, el reconocimiento de sus valiosos aportes y  los nuevos retos y desafíos dejado a su cargo lucharán por los resultados más anhelados por el conjunto y su líder.

Los coequiperos y los aliados, los aliados  sinceros y verdaderos, estarán siempre cerca,   a un S.O.S de distancia, para brindar su aporte pero a cambio, insistimos,  exigirán su recompensa en términos de reconocimiento y asignación de nuevas responsabilidades. Con los coequiperos,   con los aliados,  se establece una confianza mutua y un alto grado de compromiso bien distintos a las relaciones de dependencias propia de la poco atractiva e inconveniente relación jefe-subordinados.

Para lograr un trabajo en equipo provechoso y efectivo  lo primero será rodearse y rodearse bien  no de fieles subordinados ni de áulicos y pasivos acompañantes si no de colabores dispuestos a remar a nuestro mismo ritmo o de coequiperos interesados en alcanzar la cima con el impulso del vital diento que nos da la alegría de que juntos alcanzaremos los propósitos que  nos hemos trazado.    

Alejandro Rutto Martínez es un prestigioso periodista y escritor colombiano, vinculado como docente a varias universidades colombianas. Es autor de cuatro libros y coautor de otros tres en los que se aborda el tema del liderazgo, la ética y el Desarrollo Humano. Con frecuencia es invitado como conferencista a congresos, foros y otros eventos académicos. Póngase en contacto con él a través del corrreo alejandrorutto@gmail.com o llámelo al celular 300 8055526. Visite su página www.maicaoaldia.blogspot.com

Clasificación: 2.3 (23 votos)

Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Lo bueno que vaya a hacer hoy, hágalo bien, por usted, por su familia y por su país.  ¿Ya leíste Maicao al Día?

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.