Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter Acceder con Linkedin Acceder con Facebook

top articulo
twitter
facebook
Rss
sábado 23 de marzo del 2019
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

SI LA ENCONTRÁRAMOS SERÍAMOS FELICES

veces visto 2440 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Comenzaba a despuntar el año 2.007 y había caído la noche en Colombia. En un estadio paraguayo la selección nacional juvenil se recuperaba de un primer tiempo difícil ante Argentina y, en una jornada de buen fútbol y extraordinaria categoría, los muchachos se recuperaron y dieron vuelta al marcador. La historia mostrará a Colombia como vencedora de ese juego por dos tantos a uno. En el partido se vio además un gol de gran factura, de esos que los aficionados al fútbol están dispuestos a celebrar, sin importar quién lo haya hecho y a favor de cuál equipo se cuente. Figura indiscutible del encuentro: el volante Juan Pablo Pino cuya actuación fue sobresaliente. Posteriormente el equipo cayó ante Uruguay y ganó con dificultad ante Ecuador y Venezuela. En la primera ronda obtuvo el primer lugar, pero no convencía. Era un hecho: la escuadra nacional era la más débil de cuantas habían obtenido su clasificación al hexagonal final. Y su fragilidad fue desnudada sucesivamente por Chilenos, uruguayos y paraguayos. Finalmente Colombia sería eliminada sin pena ni gloria aunque el formato del torneo daba para que clasificaran cuatro de los seis equipos en competencia. Al final solamente dos serían eliminados y…¡Colombia fue uno de ellos! ¿en dónde estuvo nuestro problema?

El problema de los colombianos, no solo en el deporte sino en otras áreas, es de actitud. Por ello nuestros jóvenes no luchaban hasta el final para ganar un balón; por eso entregan el balón a un contrario después de haberlo recuperado; por eso se dan por vencidos antes de tiempo. La actitud es una reacción favorable o desfavorable hacia algo o alguien, que se manifiesta en nuestras actuaciones. Y, aunque no de pena decirlo, unas veces perdemos por que nos creemos más que los demás y otras por que vemos demasiado grandes los obstáculos. El día en que mejoremos la actitud seremos felices celebrando goles y triunfos. Dentro y fuera de la cancha.

POR: ALEJANDRO RUTTO MARTÍNEZ http://alejandrorutto.blogspot.com/

Clasificación: 3.2 (28 votos)

Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Lo bueno que vaya a hacer hoy, hágalo bien, por usted, por su familia y por su país.  ¿Ya leíste Maicao al Día?

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.