Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
jueves 28 de octubre del 2021
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Me enamoré de un abogado del amor...

veces visto 2757 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Amar a un abogado en el amor, siempre implica estar sujeto a juicios y litigios en la expresión afectiva.  Amar conlleva tropiezos y riesgos que por momentos no deseamos vivir. Mi pareja se encuentra expuesta a todo lo que es convencional socialmente.  Cada paso que doy, requiere de un escrutinio digno de cualquier procuraduría de Justicia.Su propia naturaleza, los obliga al escrutinio.  Buscan en el amor, una pareja que les permita sustentar sus juicios, y según ellos, su criterio de justicia y bienestar común. En el fondo, jamás buscan el bien común en sus vida afectiva, lo que intentan es un juicio a su favor, de s su vida afectiva.   Son personas que obedecen,  más a sus mandatos sociales y de “deberes”,  que a una vida afectiva madura y responsable. El comportamiento de la pareja, siempre está bajo sospecha.

Ante la intimidad se tornan iracundos, sensibles y llenos de temor. Sobre todo temen la falta de admiración y ser el centro de atención de la pareja. Raramente, se hacen responsables de sus actos, en general, piensan o sienten, que sí la relación, no funcionó, es porque el otro, su pareja, no supo sortear los avatares del amor.

Una conducta realmente infantil. Reclama una carencia muy profunda y muy primaria.  Todo deseo infantil se cifra sobre la necesidad de ser el mejor y el único, el héroe de la historia. Cuando le reclamamos a la pareja una carencia infantil, hablamos de un amor inmaduro, que el otro adulto, mi pareja, no tiene la obligación de cumplir. Tampoco es su responsabilidad cubrir nuestras carencias, y nuestras formas de  entender el amor…

Y cómo todo abogado, ahora me enjuicia, me dicta, y se convierte en el peor de mis adversarios. Es como sí, mis expresiones de afecto y amor estuvieran sujetas al escrutinio de lo que debe ser. Porque el “deber ser”, es la vida. Lo que tiene que ser, es lo que es,  lo que rige la vida, de todo aquél, que cree, que la vida amorosa también es un litigio.

Dado que su vida está basada en el “deber”, son controladores, desconfiados y siempre esperan que la pareja resuelva y actúe, aún en condiciones difíciles para ellas.  No otorgan el perdón frente a cualquier hecho insignificante, por el contrario, exigen pruebas…

La pareja siempre acaba por cansarse… jamás estarán a la par de la exigencia. Una vida nada fácil, de quién se ha enamorado, de un: “Abogado en el amor.”. La vivencia del amor y del dolor en la pareja siempre está presente… por tal motivo, preocupados en estas relaciones de intenso dolor, Cecreto, pone a su disposición, el lanzamiento de su E_Book

CUANDO EL AMOR EN PAREJA SE CONVIERTE EN DOLOR.

Con la adquisición de este material tienes tres consultas gratis con la autora vía e- mail.

Clasificación: 2.2 (19 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Ana Giorgana

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.