Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter Acceder con Linkedin Acceder con Facebook

top articulo
twitter
facebook
Rss
miércoles 22 de mayo del 2019
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Universidad nacional de Trujillo y la Religión

veces visto 649 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Ernesto Cardenal, aquel obispo nicaragüense, que por los años 70 pregonaba ,en plena revolución sandinista, que "El marxismo es ciencia y la religión es fe, ambos no se excluyen, sino que se complementan", no fue comprendido vastamente, por el movimiento estudiantil de aquella época, encandilado por el marxismo y sus nobles objetivos, sin embargo tocaba un punto importante y vigente, pues la historia de esta relación entre Ciencia y Fe, ha sido sinuosa entre conflictos y diálogos que tiene como paradig­ma, el caso Galileo, hoy estudiado, revisado y superado, la ciencia es una conquista del nombre, es una conquista de la humanidad a través de la historia, la ciencia no es atea por naturaleza, ni antagonista de la Fe

Las universidades, en tanto son el centro de las ciencias, son antros, donde se crea conocimiento cuando se investiga, donde se transmita conocimiento cuando se enseña y donde transforma cuando se proyecta a la sociedad. Estos conceptos previos, permiten tal vez entender, la evolución y la relación del Movimiento Universitario con la Iglesia, en la década de los 70, lo común era tomar las Iglesias, como una forma de llamar la aten­ción, tal vez algunos recuerden, las tomas de la Iglesia San Agustín y la mismísima Catedral en 1972,ambas terminaron en una brutal masacre de estudiantes dentro de los mismos recintos sacros, igual ocurría a nivel nacional; la relación de las universidades con la Iglesia era débil con el paso de los años se fue haciendo frecuente.

Ver a Monseñor Miguel Cabrejos, hacien­do misa en los patios universitarios, impar­tiendo la comunión masivamente a estudi­antes y buscando ayuda para un estudiante de Derecho que tenía que ser tratado en España, se fue haciendo evidente el ingreso de alumnos a los diferentes movimientos apostólicos de la Iglesia, entre tantos otros hechos, hasta llegar a estos últimos días .donde las dos partes en conflicto de la UNT, donde aún existen evidentes simpatías socialistas en algunos de ellos, solicitan la mediación de la Iglesia para poner fin a un conflicto, que ni el cansancio, ni las bombas, ni los heridos, ni los congresistas, podían resolver. Este hecho, bueno, venturoso, provechoso para la comunidad universitaria y para la sociedad misma, maximizándolo, tal vez, nos recuerda que la ciencia y la Fe se complementan, independientemente del plu­ralismo ideológico se tiene que reconocer que el papel que juega la Fe, acompañando humildemente al hombre en busca de la ver­dad y la justicia; los estamentos universitarios deben saber que se puede ser rebelde, que se puede ser revolucionario, siendo cristiano, pues desde hace más de 2000 años Jesús planteó la meta revolucionaria de formar un hombre nuevo, una comunidad nueva, una sociedad nueva, transformando al hombre, sin parteros violentos, sin baños de sangre, sin Atila, sin Hitler, sin Pol Pot, sin Stalin.

El siglo XXI sabe que la Ciencia, la Conciencia y la Creencia son complemen­tarias y no excluyentes dentro del desarrollo civilizado de la sociedad.

Clasificación: 2.1 (22 votos)

Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Miguel Palacios Celi

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.