Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter Acceder con Linkedin Acceder con Facebook

top articulo
twitter
facebook
Rss
viernes 22 de marzo del 2019
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Misionologia 09

veces visto 1396 Veces vista   comentario 0 Comentarios

En esta segunda parte del curso de Misionologia, nos tocó escuchar las clases del profesor Cesar Leclere. Especialista en documentos de la Iglesia, el nos habló de varios documentos que sustentan la misión en la Iglesia. Ojo que esto no es copiado de algún texto ya escrito, sino las transcripciones de las grabaciones magnetofónicas de las clases en vivo.

“Maximund Illud”    Carta Apostólica de Benedicto XV, 30 de Noviembre de 1919

“Es la primera en la época moderna sobre la propagación de la fe católica en el mundo entero, y hay una gran preocupación de los Papas, y de tiempos atrás, y sucesivamente se va dando importancia a esta esencialidad de la Iglesia. Es la naturaleza misma de la Iglesia, ser misionera, y van a trabajar un dela eclesiología, y es un primer documento moderno sobre las misiones. También es llamada la Carta Magna, Carta grande, Carta Mayor. Traza también muchas directrices teológicas, pastorales, y espirituales en el campo misionero. Especialmente en ella encontramos un primer esbozo de lo que será o se llamará: La Misionologia histórico, teológico, pastoral, derecho, y espiritualidad de la misión. El Papa tiene el mérito de haber levantado los ánimos de la comunidad cristiana inmediatamente después de la primera guerra mundial. El fervor misionero del que a la vez es índice y estimulo del documento misionero. Fue el inicio del siglo de las misiones. Es una época difícil, por la guerra. Hay un fervor misionero a la vez. Toda la Iglesia se ve involucrada en este fervor.

¿Cuál es el mérito de este documento? Consiste en trazar directrices que serian las pautas de la evangelización posterior. Hay varios aspectos que lo señala en su índice. Y que todavía hoy siguen siendo prioritarias. Los documentos que ha hecho el Papa Juan Pablo II actuales, recogen lo de esta carta.

Hay una preparación, una atención, y formación permanente de los misioneros. Especialmente cuando habla de la colaboración entre las diversas instituciones misioneras. De suscitar también y cuidar del clero nativo. Fíjense que en la historia de la Iglesia hay descuido de esto. Suscitar vocaciones en el clero nativo. Muy poco se ha tocado el tema. Los misioneros salían de Europa. Cuidar del clero nativo. Atención a los valores locales, los valores de la cultura. Necesidad también de un personal  misionero femenino.

Estas directrices teológicas, pastorales y espirituales, respecto al campo de misión. No impide fijar la atención en las Iglesias locales, que ayudan para que las Iglesias se comprometan para que ayuden a las misiones. Y eso es la cooperación misionera. ¿Con qué ayudamos? A través de su oración, sus sacrificios, con la ayuda material, con la cooperación del clero.

Es de sumo interés el tema de las Obras Misionales. Los documentos de la Iglesia. Se trata de estas Obras Misionales Pontificias, que el Papa asume, es el primer responsable. La tarea de las Obras Misionales, es prioritaria, en la cooperación misionera. Quedará trazada desde el principio del siglo, y concretamente desde este documento pontificio. Serán declaradas pontificias en el año 1922. Las obras misionales, ya no serán por allí una institución independiente.

Estas directrices misioneras, serian un hito fundamental para la acción misionera del futuro y para el despertar misionero, de las comunidades eclesiales. Hace falta despertar el ímpetu, el espíritu misionero de las comunidades. Una de sus afirmaciones fundamentales del documento, se convierte en todo un programa para vivir la naturaleza misionera de la Iglesia, una Iglesia en misión.

La Iglesia de Dios es católica, y por lo tanto no puede ser extraña a ningún pueblo. No puede venir el nombre de católico solamente en letra muerta. Sino yendo a su etimología. Es universal. Esto lo re enfatiza el Papa. Dice: no puede de ser católica la Iglesia de Dios, no puede ser extraña a ningún pueblo.

Normas para Obispos, vicarios y prefectos apostólicos. La exhortación a los misioneros, a todos, especialmente a vivir pobremente, a prepararse  intelectualmente, y científicamente. Hay ejemplos de misioneros a través de la historia de la Iglesia, que también se han preparado en otros campos de la cultura las ciencias. Para poder entrar en las culturas. Teniendo conocimientos de matemáticas. Y los chinos también eran expertos. Entrar al dialogo, aprendiendo chino, se convierten en mandarín. Era un rango de nobleza y se logra evangelizar ese campo.

Hay necesidades en este documento de la colaboración de todos los fieles, es llamado a toda la Iglesia en general. No solo a la jerarquía. Y eso lo urge por la caridad. Especialmente el documento por aquellos hermanos que todavía no han conocido a Cristo”

Clasificación: 2.2 (20 votos)

Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Andrés Arbulú Martínez

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.