Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
miércoles 18 de mayo del 2022
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Caballos descalzos . Barefoot la alternativa a las herraduras

veces visto 12490 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Caballos descalzos . Barefoot la alternativa a las herraduras

Sea cual sea el trabajo que realicen salvo raras excepciones los caballos pueden vivir y trabajar sin hierros. Los cascos se adaptan a casi todas las circunstancias que sean estas en box o bien en paddock o campos, con un poco de higiene y unos mínimos cuidados adaptados a esa circunstancia el caballo vive y trabaja perfectamente sin herraduras.

Tener un caballo descalzo es un valor añadido en casos particulares como el raid o trec, los caballos de doma o en los trotones el despalme natural es válido, también para enganche, salto y hasta completo al más alto nivel, disciplina donde existen numerosos caballos compitiendo descalzos.

A modo resumido tener o mantener un caballo descalzo va a permitir a los cascos reencontrar de una manera óptima todas sus funciones y estas son numerosas e increíbles.

Los cascos son unos perfectos amortiguadores que al posarse en el suelo con sus movimientos , aperturas y contracciones aliviaran en gran medida a ligamentos , tendones y huesos de la pierna , también participan activamente en el sistema cardiovascular del caballo donde aquí el casco y sus estructuras juegan un rol de bomba, pequeño corazón que envía sangre ayudando  a los esfuerzos cardiovasculares del animal asimismo debido a que está fuertemente vascularizado efectúa un eficaz sistema de filtrado .

Mi nombre es Rafael y hace 5 años que tengo relación con los caballos, anterior a este tiempo había tenido algún trato con ellos o muy esporádicamente como la gran mayoría de las personas. Fue conociendo a mi mujer que empecé a ver a estos animales como algo normal en mi vida. Cuando deje la ciudad y la corbata para convertirme en un granjero, busque cual podría ser mi sitio en este nuevo mundo y empecé a buscar, un cursillo aquí otro allá, en fin no acababa de ver cómo podría sentirme parte integrada.

Cuando una persona acaba de aterrizar en esto de los caballos y no ha tenido anteriormente una educación o formación al respecto son miles las preguntas que le asaltan y una de las más importantes después de un tiempo fue, porque a un animal tan bello a una perfección de la naturaleza no solo nos montamos encima de el sino que además le clavamos unos hierros en sus extremidades , así fue como empecé a buscar toda la información posible sobre los cascos, anatomía, enfermedades etc. Descubrí que mucha gente se hacia la misma pregunta y que además ya existían asociaciones a nivel mundial que promulgaban la posibilidad de cuidar unos cascos para el trabajo de nuestros animales haciendo hincapié en la salud de los mismos, alimentación y cuidados holísticos. Por entonces ya había dejado descalza a mi primera yegua Bruixa...

En los Estados Unidos herradores como  Jaime Jackson y Pete Ramey , estuvieron como muchos confrontados a numerosos problemas de los cascos debido a su trabajo , ante la imposibilidad de obtener resultados deseados y una curación con los materiales actuales y técnicas diversas aplicadas, se inspiraron por la naturaleza de los cascos de los caballos salvajes Mustangos .

La gran sorpresa y motivo de estudio era precisamente la calidad de cascos de estos caballos , animales que recorrían grandes distancias al día , por terrenos muy variados en gran parte cubiertos por rocas y piedras .Había una constante en todos ellos , una suela cóncava , una ranilla ancha y fuerte , talones a la altura de la suela y una pinza corta.

Entre estos herradores citados, uno de ellos decide tener otra manera de herrar y despalmar en casco , y los demás abandonan definitivamente las herraduras para siempre , así es como encuentran a una veterinaria Dr. Hiltrud Strasser que posee una clínica para el tratamiento de patologías de los cascos desde hace 20 años.

Entre estos herradores y veterinarios, hoy en día mucho mas numerosos que los citados surge la aceptación y convicción de que los caballos domesticados, pueden perfectamente estar sin herraduras con unos cuidados especiales proporcionándoles un modo de vida mucho más natural y capaces de hacer y estar en las competiciones en todas las modalidades existentes .

Todo el mundo más o menos lo sabe, veterinarios, herradores, profesionales. Las herraduras son dañinas para el casco pero hay un conocido dicho que parece excusar de cuajo esta tradición de poner hierros a los cascos, se dice que es “un mal necesario” y estrechamente ligado a este se dice que “sin pie no hay caballo”, hoy casi se podría decir que sin herraduras no hay caballo...

La mayor parte de los propietarios de caballos esperan a la catástrofe antes de interesarse por el Barefoot, cuando el herrador o el veterinario se quedan ya cortos en sus soluciones delante de síndromes naviculares , o laminitis de ultimo grado,cojeras incurables cuando las técnicas llamadas “tradicionales” han agotado ya las posibilidades de sanar lo "enfermo" , herraduras clásicas , herraduras ortopédicas etc. Cuando la solución a veces propuesta y tantas veces practicada como la eutanasia se presenta, el dejar los caballos descalzos es la última de sus esperanzas, que contradicción!!

Clasificación: 1.7 (46 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Rafa Caparros Podologia Equina www.terraprim.com

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.