Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter Acceder con Linkedin Acceder con Facebook

top articulo
twitter
facebook
Rss
lunes 27 de mayo del 2019
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Misionologia 12

veces visto 1109 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Continuación de las grabaciones magnetofónicas de las clases de Misionología

“PRINCES PASTORUM

Juan XXXIII (28 de Noviembre de 1959)

En el mismo año que convoca al Concilio Vaticano II, ya hace la invitación.

Encíclica sobre el apostolado misionero.

Trató sobre el clero nativo, y la acción de los laicos en el campo de la evangelización. El Papa Juan XXXIII nos lego también un documento misionero, que es esta encíclica. Apenas un año después de su elevación al pontificado. Con ella quería celebrar también los 40 años de la encíclica anterior.

La encíclica sigue la misma línea de las anteriores. Señala sobre el clero y sobre la acción de los laicos. Señala los catequistas jóvenes, y sobre todo la acción católica. En el campo de la evangelización, hay mucho que hacer. En todo este documento predomina un sentido de equilibrio entre la llamada urgente a la conversión. La implantación de la Iglesia.

Hay una necesidad de la formación adecuada del clero local en todos los campos. Deben realizar unos estudios especializados. Esta formación abarca los campos, por ejemplo, intelectual, pastoral, espiritual, y acentúa sobre la formación espiritual.  La necesidad de unos estudios especializados sobre la misión. En vista de una readaptación a los medios culturales y sociales. Para entrar en mejor dialogo con otras culturas.

El Papa no deja de recalcar la relación que hay entre la evangelización, y el progreso humano. Recoge una herencia anterior, de los documentos anteriores. Pero por una parte deja entrever algunas líneas maestras que se van a realizar luego en el Concilio Vaticano II. Especialmente en cuanto a la responsabilidad misionera de todos. Que debe asumir toda vocación y toda comunidad cristiana. Siemrpe en un marco  de la caridad universal, y la cercanía al hombre concreto; para estar cerca. Para poder atenderle, para poder escucharle, para poder vivir, para con vivir, ver sus preocupaciones, su problemática hoy al hombre concreto.

Tiene cuatro capítulos este documento, en el cual pues, en un primer momento se ve la jerarquía. Y que es el clero local. En un segundo capítulo, la formación de este clero local.  La primacía de una formación espiritual, de una formación cultural y ambiental. Educar en el sentido de la responsabilidad. La necesidad de hacer los estudios de misionologia. Que a la letra bien difícil que entre en las facultades en las universidades.

En un tercer capítulo este documento, habla sobre el laico en las misiones. Los laicos nativos. Necesidad de prepararlos, de hacer también un llamado, una invocación, para que crezcan en número. Pero también, hacer una selección con ellos; una cualificación de personas.

En el cuarto capítulo, se señala las normas para el apostolado laico en las misiones. Formación desde la primera juventud. Trabajo infancia misionera, y después la juventud”

Clasificación: 1.7 (21 votos)

Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Andrés Arbulú Martínez

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.