Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter Acceder con Linkedin Acceder con Facebook

top articulo
twitter
facebook
Rss
jueves 21 de junio del 2018
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

El amor que desgasta...

veces visto 1613 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Cuando la relación en pareja se desgasta y no existe ninguna expresión amorosa entre ambos integrantes, pareciera que la unión está establecida en otras necesidades, pero no el amor;  seguramente en el sufrimiento.

En el momento en que el sufrimiento se apodera de la vida afectiva. El vínculo que es lo que sostiene a la pareja, ya se ha fragmentado, además, se tiñe de una sensación depresiva, estresante y un aire de cólera silenciosa toma lugar.

Pareciera que lo que los mantiene unidos, es ante todo, el temor a la solead. Pero no hay experiencia más dolorosa, que vivir la soledad en pareja. Las relaciones sexuales son nulas, los intercambios son indiferentes, el ánimo es depresivo.  El gozo y el placer brillan por su ausencia.  El sentido del humor no aparece por ningún lado.

¿Por qué, entonces seguimos preservando una relación que se encuentra tan fracturada?

Como lo mencione antes, en un plano más profundo, se encuentra el terror a la soledad.  Sufrimos y nos dolemos, pero no hacemos nada para cambiar las circunstancias.  Caemos en el personaje de la víctima. Las conductas de las víctimas, estas personas, consideran que no tienen la fuerza ni el poder para arreglar, para darle un giro diferente a su relación o un cambio a su vida.

Existen una serie de justificaciones de por qué permanecemos en esa relación desgastante.  Cuando existen hijos, les echamos la responsabilidad a ellos. “La verdad me quedo en esta relación amorosa desgastada por mis hijos”. Esta, es una de las grandes mentiras que nos contamos a nosotros y a los demás.  Nos contamos un cuento, que de antemano, sabemos que no es verdad.

La relación se mantiene pero ya no existe un vínculo amoroso que sustente la relación.  Es como no enterrar a un muerto. Dejarlo en casa, es más, hasta apesta, pero insistimos en no enterrarlo. Preferimos la peste y lo nauseabundo que dar por concluido el entierro e iniciar un proceso de duelo. Es estar muertos en vida. y también es vivir la vida como muertos.

Es una situación penosa para ambos miembros de la pareja.  Pero ambos insisten en sostener un vínculo sin energía, sin amor, lleno de aburrimiento, de frialdad, de mediocridad, y de sufrimiento.

El amor que desgata siempre deja heridas y cicatrices muy profundas en la vida, en el alma y en el corazón.  La intimidad se ha tornado sofocante, hiriente y la vida carece de sabor y de sentido.

Siempre existen caminos para Recuperar la Confianza en el Amor, pero es necesario tomar la decisión de transformar la vida.  Claro, sí uno entiende que la vida, sólo por ser nuestra tiene un valor y además de que parte del proceso de la vida no sólo es el sufrimiento, también gozar, disfrutar, y sobre todo, realizar una vida de a dos.

Gracias por leerme, mi misión e intención es la calidad de vida emocional…

Sí alguno de los temas le parecen interesantes sería bueno que me escribiera y si no, también.  También contamos con material electrónico en dónde abundamos más sobre este tema y cómo superarlo.

Cómo Recuperar la Confianza en el Amor: Heridas y Cicatrices en la Relación de Pareja. Entérate aquí

Suscríbete a nuestro boletín y recibirás de manera gratuita: Los Diez Mandamientos de la vida en pareja.

Clasificación: 2.2 (10 votos)

Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Ana Giorgana

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.