Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
jueves 09 de abril del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

¿ Rumbo a tus sueños ?

veces visto 918 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Creo que como todo ser humano, en algún momento de nuestras vidas, hemos tenidos sueños y metas.  En algunos casos podría ser,  que tu sueño sea poseer y administrar tu propio negocio, o viajar por el mundo, realizarte profesionalmente, o tener una familia.

Sea cual sea tu sueño, en  algunas ocasiones por diferentes razones de la vida estos sueños y metas los echamos al baúl del olvido,  ya sea por la monotonía del día a día, o que no perseveramos por alcanzar nuestro sueño, o simplemente lo consideramos algo imposible.

En otros casos hay sueños que no se echan al baúl del olvido, pero aun así no se vuelven realidad, ya sea por que no se tiene claro el sueño, o no se tiene un plan de acción para trabajar en pos de alcanzar lo, o simplemente no nos esforzamos y perseveramos.

Ahora me gustaría realizarte  3 preguntas:

1. Tienes sueños en tu vida?

2. Tienes un plan de acción para  alcanzar tus sueños?

3. Estas trabajando ya, para alcanzar tus sueños?

Si tienes sueños en tu vida, pero no tienes un plan de acción, o tienes plan de acción pero no estas poniéndolo en práctica.

¿Como esperas alcanzar tu sueño?

Hay una conversación en el cuento de “Alicia en el país de las maravillas”, que refleja claramente,  el problema de no tener una visión clara del sueño que queremos alcanzar, o no tener una visión clara del destino.

“¿Me podrías indicar hacia donde tengo que ir desde aquí?” pregunta Alicia.

”Eso depende de a dónde quieras llegar” responde el gato.

“A mi no me importa demasiado a donde” dijo Alicia

-“En ese caso, da igual hacia donde vayas”, responde el gato

-“Siempre que llegue a alguna parte”, dice Alicia

-“¡Oh! Siempre llegarás a alguna parte, si caminas lo bastante” respondió el gato.

Y hay muchos casos en la vida similares al de Alicia, que van caminando por la vida sin un rumbo fijo, y pues nada más viven el día a día,  o como algunos dirían pues se dejan llevar por la vida, donde el viento los lleve.

Pero si en verdad queremos alcanzar nuestros sueños o metas, pues hay que trazar un plan de acción, y trabajar realmente por convertir en realidad nuestro sueño. No podemos esperar a que por arte de magia nuestro sueño se vuelva realidad.

Ya que como Alicia si no tenemos un plan de acción, cual quier camino que tomemos nos parecerá bueno, pero lo mas seguro que el camino elegido nos aleje mas y mas de nuestro sueño.

Para alcanzar nuestro sueño, primeramente debemos saber cual es nuestro sueño y tenerlo muy claro, ya que esto se debe convertir en nuestro punto de llegada, debemos poder ver nuestro sueño como si de una pintura se tratara, como diría Stephen Covey en su libro “7 Hábitos de Las Familias Altamente Efectivas”, debemos tener una visión clara del destino.

Hay una metáfora que utiliza Stephen Covey, para explicar la importancia de tener una visión del destino que se quiere alcanzar, la cual me gusta mucho:

“Como el vuelo de un avión: antes de que este despegue, los pilotos tienen un plan de vuelo; saben exactamente a donde van y empiezan de acuerdo con su plan.

Pero durante el vuelo el viento, la lluvia, la turbulencia, el tráfico aéreo, el error humano y otros factores actúan sobre ese avión, lo mueven ligeramente en diferentes direcciones de manera que la mayoría del tiempo ese avión no esta dentro del plan de vuelo original. Ya sea por el sistema o por la densidad del tráfico aéreo, normalmente se producen desviaciones importantes. Sin embargo, salvo cualquier cosa demasiado importante, el avión llegara a su destino.”

Esto nos enseña  cuan valioso es tener la visión de nuestro sueño, el cual es el destino que queremos alcanzar, y por su puesto la importancia del plan de acción inicial, el cual se debe ir ajustando según las circunstancias con las cuales nos encontremos, pero lo importante es jamás perder de vista el destino (sueño), ya que esto nos permite ajustar nuestras acciones, y ajustar nuevamente el rumbo, para lograr llegar a nuestro sueño.

Pero si no tienes  definido un plan de acción, o no sabes como definir una estrategia para alcanzarlo. Te recomiendo que leas el libro ¡Vive tu sueño! de John Maxwell, ya que  realiza una serie de preguntas simples pero útiles que permiten enfocar con más nitidez tus sueños, determinar si estas  preparado para ir en pos de ellos, y luego crear una estrategia para alcanzarlos exitosamente.

Estas son las 10 preguntas en las que se enfoca el libro, como una  guía para ver y alcanzar tus sueños:

La pregunta de la posesión: ¿Es este sueño realmente mi sueño? La pregunta de la claridad: ¿Puedo ver mi sueño claramente? La pregunta de la realidad: ¿Estoy dependiendo de factores bajo mi control para lograr mi sueño? La pregunta de la pasión: ¿Me impulsa mi sueño a seguirlo? La pregunta del camino: ¿Tengo una estrategia para alcanzar mi sueño? La pregunta del personal: ¿He incluido a las personas que necesito para convertir mi sueño en realidad? La pregunta del costo: ¿Estoy dispuesto a pagar el precio de mi sueño? La pregunta de la tenacidad: ¿Me estoy acercando a mi sueño? La pregunta de la satisfacción: ¿Me trae satisfacción trabajar para cumplir mi sueño? La pregunta de la trascendencia: ¿Se benefician otros con mi sueño?

Desde mi punto de vista para alcanzar un sueño se necesita:

Tener un sueño claramente definido, el al punto al que queremos llegar. Este sueño debe, entusiasmarte, y motivarte a trabajar por alcanzarlo. Auto evaluarnos para determinar en que punto nos encontramos. Trazar el camino para alcanzar el sueño (Plan de acción inicial). Echar a trabajar el plan de acción. Teniendo en cuenta que todos los días debemos realizar acciones que nos permitan acercarnos un poco mas a nuestro destino. Tomar en cuenta en todo momento a Dios, ya que el nos dará la fuerza necesaria para seguir trabajando por alcanzar nuestro sueño. Tener el apoyo de las personas indicadas, para que te ayuden alcanzar tu sueño. Modificar el plan de acción inicial, en base a las circunstancias con las que nos encontramos, tomando en cuenta la retroalimentación de las experiencias vividas así como de nuestros seres queridos, y amigos;  Sin olvidar cual es nuestro destino. Perseverar, y estar dispuesto a pagar el precio, para alcanzar tu sueño. No hay que olvidar que si no haces nada por alcanzar tu sueño, al final también hay un precio que pagar.

Y tu estas en rumbo alcanzar tus sueños?

Clasificación: 2.6 (19 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Andres Pascasio http://pascasio.org

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.