Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter Acceder con Linkedin Acceder con Facebook

top articulo
twitter
facebook
Rss
lunes 21 de mayo del 2018
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Cuando el amor en pareja se confunde con adicción...

veces visto 1317 Veces vista   comentario 0 Comentarios

El amor es un sentimiento, pero también es un concepto. Amar algo o a alguien es mantener una disposición afectiva positiva. Cuando amamos lo demuestran nuestros acciones, nuestro interés y también nuestras actitudes. Sin embargo, por momentos ese amor que yo tengo quiero que se exprese de una manera determinada. Sí no se manifiesta como yo lo entiendo, entonces, no es amor, ahí mero es cuando, ese amor se convierte en concepto.  La pregunta más sencilla, pero una de las más complejas de contestar es: ¿Qué entiendo yo por amor? ¿Cómo necesita expresarse eso a lo que yo nombro como amor?

Sí no resolvemos estas preguntas, tal vez, podamos confundir el amor con la adicción o el apego.  Cuando  no somos capaces de reflexionar sobre nosotros mismos, nuestras parejas y relaciones, entonces, corremos el riesgo de caer y confundir el amor con la adicción.

El amor permite sentirnos vivos, la adicción a la pareja nos llena de sufrimiento, temor y vergüenza. Adicción significa no poder prescindir de aquello que supuestamente me da bienestar.  Adicción significa no poder renunciar a ese algo que me es tan necesario, como puede ser, la comida, la bebida, la compra, las drogas, o las relaciones destructivas.  Existe también una adicción al sufrimiento, aunque parezca mentira, algunas personas consideran que sí el amor no duele, no tiene sentido.

Así por momentos, el amor se confunde con la posibilidad de tener que necesitar al otro para poder vivir. ¡Cuánto sufrimiento en nombre del amor!

Cuando el amor se entreteje con la adicción, estamos llenos de ansiedad, no podemos ser espontáneos, buscamos el mejor momento para tratar los problemas, requerimos de las palabras adecuadas para justificar nuestras acciones, seguramente y entonces, nos encontramos en una relación adictiva al amor.  Cuando la relación en pareja, por triste, confrontante o estresante que nos parezca, nos mantiene más en el malestar, seguramente estamos viviendo una relación adictiva más que amorosa.

Todos los adictos, a lo que sea, se sienten muy, muy mal cuando no cuentan con su objeto de adicción, es decir, cuando la relación en pareja y el amor que se profesan se convierte en adicción, quiere decir, que dependo de ese amor, para cifrar mi bienestar o malestar, mi autoestima o mi desconcierto. Cada paso que doy, sólo está en relación con mi pareja.  Es decir, padezco el síndrome del on  o del off,  si estoy bien con mi pareja, todo en mi vida funciona y estoy muy bien, fluyo con la vida. Pero si no, todo en mi vida, se vuelve irritable, y aparentemente sin sentido. Mis pláticas, mis pensamientos, mi creatividad, mi vida misma, se encuentra en relación directa a la acción de mi pareja. La vida sólo se comprende en términos de mi amor o desamor.

Así vamos construyendo nuestro vínculo amoroso en la dependencia y no en la construcción de una vida mejor y más satisfactoria para ambos y para todos los involucrados.  Cuando este gran amor, se convierte en adicción, dependemos, del otro, en este caso, nuestra pareja para sentir que mi vida tiene sentido.

La realidad es que mientras no seamos capaces de responsabilizarnos de nuestra propia vida, de nuestro proyecto, en dónde la relación en pareja es sólo un complemento, entonces, todo lo que haga, diga o le suceda a nuestra pareja, será más importante, de lo que nos sucedes a nosotros mismos.

Porque para poder darnos y fusionarnos en una relación en pareja, es imprescindible ser nosotros mismos, y de ahí construir lo que necesitemos en esta vida…

La relación en pareja es sólo un camino en el que decidimos transitar, pero no es el puerto, es decir, una vez llegado al objetivo, cómo le vamos a hacer para continuar con esta vida de a dos… con amor o con adicción?.

Qué tipo de relación usted quiere en su vida, un amor adictivo o un amor maduro y certero… Nadie puede hacerlo por usted…

Gracias por leerme, mi misión e intención es la calidad de vida emocional… Cecreto. Inc.    Cecreto es un  centro dedicado a la calidad de vida emocional y cuenta con series diversas de temas de actualidad, como las relaciones padres e hijos,  la relaciones en pareja, etc.

Sí alguno de los temas le parecen interesantes sería bueno que me escribiera y si no, también.  También contamos con material electrónico en dónde abundamos más sobre este tema y cómo superarlo.

Cómo Recuperar la Confianza en el Amor: Heridas y Cicatrices en la Relación de Pareja. Entérate aquí

Suscríbete a nuestro boletín y recibirás de manera gratuita: Los Diez Mandamientos de la vida en pareja.

Clasificación: 2.0 (13 votos)

Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Ana Giorgana

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.