Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
lunes 12 de abril del 2021
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Ser joven en plenitud

veces visto 1154 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Ser joven es ser capaz de amar sin limitaciones y luchar  hasta el fin.

El amor auténtico se basta a sí mismo y sin importar ni esperar reciprocidad se da sin frontera alguna.

El milagro de milagros, al ser extraordinario, ilimitado, con todas las potencialidades, es que podemos hacer un ser humano; sabemos que hay padres y madres que están conscientes de que pueden crear a un ser humano, también hay muchos padres y madres que no saben la responsabilidad de ser cocreadores con Dios.  ¿Qué es un aborto? Cuando alguien, con unos ganchos, empieza a destruir en el vientre de la mujer a un ser humano, una obra de Dios, una obra sublime, desgarrada, la arroja a la basura, eso es lo que está haciendo ese médico, es lo que está haciendo esa mujer, es lo que está haciendo la humanidad.

Eso a lo que nosotros llamamos aborto, seguramente Dios le llama asesinato de la obra máxima del ser humano, el ser sublime. ¿Deberemos o no tener una responsabilidad para tener un hijo, para poder crear? Hay seres humanos que denotan una sola cosa, que tuvieron poca madre, ¿no es cierto?, y poco padre también; siempre le echamos la culpa a la madre, que poca madre y tendríamos que agregar que poco padre, ¿por qué?, porque no supieron la responsabilidad que tenían al crear a un hijo de Dios, un ser sublime, un ser extremadamente maravilloso, en toda su concepción, por eso son tan importantes los proyectos de vida. El matrimonio es un proyecto de vida, el amar, el ser padre, es un proyecto de vida, el tener una pareja es proyecto de vida. El tener una novia ¿es nada más para una fajeterapia rápida, y ya? O realmente tengo que elegir una pareja porque quiero realmente identificarme con ella, por eso se llama novio, no-vio, ¿sí? Novia, no, no, imposible, entonces, ¿para qué se trata el noviazgo? Para tratar de ver si éste es el bueno, ésta es la buena, puede estar muy buena, pero tal vez no sea la elegida, ¿de qué se trata?, el noviazgo es la búsqueda, ¿pero la búsqueda de qué?  ¿Por qué se casa la gente? ¿Sólo para tener compañía? Bueno, pues cómprate un perro San Bernardo, también es una belleza; ¿para tener hijos?, pues los puedes tener sin casarte, adopta un orfanato, afíliate a un centro de adopciones  y podrás tener muchos hijos.

Cuando una tela se casa cuando un tapiz se casa, se busca que haya continuidad; el buen tapicero, el buen sastre, hace que las líneas casen, ¿para qué se casa un joven, para qué se casa una joven? Para que el otro se realice, yo me uno a ti porque yo te quiero hacer crecer, quiero darme a ti para que tú seas aún más conmigo, no menos conmigo, hay quien se casa y termina al final peor que antes.

Entonces, tenemos que entender que nuestro proyecto de vida es un proyecto de crecimiento, realmente de lograr que el otro sea más,  el otro es mi complemento; el ser más es el gran desafío en una vida de un proyecto de vida, es un reto extraordinario, ser un hijo fuera de serie es un reto extraordinario, cumplir con tu nación es un reto extraordinario, y a esto tenemos que agregarle esa actitud positiva de quererlo lograr sin importar reciprocidad, se da sin frontera alguna. ¿Cuál es el problema más grave? Es un tema importante cuando se habla de un proyecto de juventud, cuando se habla de un proyecto de ser humano, ¿cuál es la esencia, qué es lo que buscamos los seres humanos? Amar y ser amados, nada más que resulta algo muy curioso, somos posesivos y limitados, "te amo, porque tú me amas, te doy porque tú me das, te busco porque tú me buscas" y hay amores que son los auténticos, que son los amores sin limitación, los amores que se bastan a sí mismos, ¿qué significa te amo, aunque tú no me ames?, ¿te ayudo, aunque tú no me ayudes?

Esto me lo hizo comprender la experiencia de las Madres de la Caridad y también las Misioneras del Amor de Ministerios de Amor de Cecilia Pezet; me hicieron entender algo que es fundamental, ustedes seguramente lo han hecho, y si no les recomiendo que lo hagan, cuando visitamos esos orfanatos, en los cuales nos encontramos con niños descerebrados, babeantes, con SIDA, que han sido olvidados en los basureros, niños que duermen y mueren encementados, bajo una cortina olvidada, cobijados solamente con unos periódicos a las tres de la mañana, y llegan esos hombres y esas mujeres a amarlos en forma ilimitada, ¿por qué?, yo le preguntaba a una religiosa: "Oiga madre, si este niño está descerebrado, es un idiota, nunca le va a dar las gracias". Me decía: " Hermel, entiéndelo, el amor se basta a sí mismo, me basto yo con amarlo, me basta con que yo les dé lo mejor".

Ésa es la base fundamental del amor, la parte dura y difícil del amor, ¿será difícil perdonar, o no? Es duro, y es posible que te perdone, pero no se me olvidará nunca, ¿será difícil perdonar? ¡Claro!, qué dificilísimo es perdonar, sin embargo, ¿qué se requiere para perdonar?, amar sin límites, porque luego llegan los buenos “amigos”, y dicen, y ¿se lo vas a perdonar? No hombre, qué bruto, qué idiota eres, eso no debe ser, no se lo perdones, entonces empezamos a llenarnos de odio, terrible odio.

Recuerdo mucho la anécdota del doctor Viktor Frankl, quien  comentaba sobre una mujer sensacional que traía una pulserita de puros dientes; Viktor Frankl, el psiquiatra más grande de nuestro tiempo, un hombre extraordinario, que estuvo cuatro años en un campo de concentración, con un 20% diario de posibilidad de muerte, y no crean que los judíos tenían psiquiatra de cabecera, era un preso adicional, hagan de cuenta que meten ustedes una bala en un revólver con cinco cavidades y jugamos a la ruleta rusa y todos los días la disparamos durante cuatro años, entonces obviamente este hombre entendió muchos conceptos importantísimos para darle sentido a la vida, para darle un porqué vivir, un porqué existir; cuenta que esta mujer fue a un orfanato para niños que están verdaderamente ya olvidados del mundo, que no le importan a nadie, una mujer cercana a los 80 años y entregada a su obra de por vida, y le preguntó el porqué de una pulsera de dientes, la respuesta fue muy curiosa: "De mis nueve hijos que tenía en el campo de concentración de Auschwitz, nada más me quedaron de recuerdo sus dientes, los tengo en mi pulsera, y los tengo en mi pulso para que me recuerden que todo ese odio, todo ese rencor, lo debo convertir en amor". Cuando se perdona, se libera el que perdona; cuando se perdona, el hombre crece; cuando se perdona, el hombre puede lograr realizar plenamente su vida, pero si estás lleno de rencor, de odio, de venganza, de resentimiento, estás atrapado.

Viktor Frankl nos glosaba también que se reunió con un grupo de amigos y empezaron a narrar su vida: "Oye, ¿ya ti cómo te ha ido?" "Pues sensacional, he hecho esto, aquello y lo otro", y uno de ellos decía: "Yo no he cejado, no me he detenido, no he parado de perseguir a los nazis, donde estén, en Brasil, en Argentina, donde estén, voy a ir por ellos, a que los juzguen, y vamos a acabar con ellos, tenemos que cumplir nuestra venganza", se le quedó viendo Viktor Frankl y le dijo: "Lamento decirte que sigues atrapado en el campo de concentración, porque no te has podido liberar".

Jóvenes, ¿realmente tenemos capacidad de amar, realmente tenemos el talento de amar?, atrévanse hoy, es el día de perdonar, a perdonar lo que ustedes sientan injusto, no importa si tenga razón el otro o no, sencillamente, atrévanse a perdonar, atrévanse a dar, a manifestar la inmensidad del amor a sus padres, a Dios, a su cuerpo, a las circunstancias, a su nación, a todo el mundo.

Perdonen, no les va servir de nada el odio, es un lujo muy caro, nada más nos crea hiel, no nos permite el crecimiento, el ser humano libre, totalmente libre, libre de rencor, de odio, libre de predisposición, pero cuando veo a fulano, me duele hasta el hígado, te puso una trampa y caíste en la trampa, y te domina el odio y te domina el rencor, entonces tenemos que entender fundamentalmente que la potencialidad mayor del ser humano es aprender a amar, ¿y cómo se aprende a amar?: Perdonando.

Clasificación: 2.1 (24 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Hermel Balcázar Campoverde © www.aicad.es

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.