Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter Acceder con Linkedin Acceder con Facebook

top articulo
twitter
facebook
Rss
domingo 23 de febrero del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Tinto de color claro

veces visto 1186 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Hace cinco años, un amigo del norte de España, que estaba por estos andurriales de vacaciones, como todos los años que viene al sur, me invitó a un vino rosado afrutado, procedente de uva garnacha tinta, embotellado en origen y elaborado según el método tradicional de sangrado. Entre chato y chato nos hemos enfrascado, como todos los años, en temas relacionados con la religión, el deporte y este año, especialmente, la política (en la que no hemos avanzado mucho)

¡Está bueno el vino!, comenta para salir del atolladero conversacional en el que nos hemos metido. Sí señor. Oye, Federico, le pregunto, ¿qué diferencia hay entre el rosado y el clarete? En mi época de camarero en Donosti me pedían bastante “clarete” y no recuerdo a ningún cliente que me hablara de “rosado”.

Me dice: Para avanzar en la conversación que hemos tenido sobre política, viene la pregunta como anillo al dedo. Atiende a la alegoría. El vino clarete no es rosado, sino tinto de color claro porque fermenta en presencia de hollejos, mientras que el rosado fermenta en virgen. El término "clarete" viene del francés antiguo “claret” que en la Edad Media se utilizaba para nombrar a un vino mezclado con especias aromáticas y miel. A buen entendedor...

Pues me quedo como al final de la conversación, pero como no quiero insistir ni ser obstinado, seguiré durante un tiempo en la duda de lo que ha querido decir con esa metáfora de "clarete-rosado" y "navarro-vasco", ¡ojo!, no confundir, el orden de los términos ha salido al libre albedrío, por lo que no tiene porqué coincidir "clarete" con "navarro" y "rosado" con "vasco" o viceversa. Interpreten ustedes la alusión o parábola de mi amigo y, si lo estiman, me sacan de la incertidumbre.

Finalmente, unos breves apuntes sobre la elaboración del rosado. Se desraspona el rácimo, se constriñe y se mete la pasta en un depósito dónde, sin fermentar, debe estar en contacto con el hollejo, durante seis a doce horas, de forma que el mosto macere y tome coloración; luego se separa el mosto de lo sólido (sangrado). La clarificación del mosto y la eliminación de las burbas (desfangado) es igual que para los vinos blancos. El proceso en el que los azúcares del mosto se convierten en alcohol (fermentación) pero “en virgen” se realiza sin la piel de la uva (hollejos) y constantemente bajo vigilancia escrupulosa de la temperatura (de 18º a 20º ).

Manuel Velasco Carretero

Clasificación: 2.7 (31 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

www.blogdemanuel.com

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.