Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
viernes 27 de noviembre del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

La mecanica del mercado de divisas

veces visto 1263 Veces vista   comentario 0 Comentarios

La mecanica del mercado de divisas

Desde el punto de vista de la localización geográfica del mercado, tradicionalmente se ha venido distinguiendo entre el sistema continental y el sistema angloamericano. El primero consiste en la ubicación específica del lugar en donde se transaccionan las divisas: Bolsas de valores, banco central. En el sistema anglosajón, en cambio, no existe un sitio o lugar específico sino que funcionan mediante  sistema electrónico y telefónico. Las transferencias y compensación se realizan vía ordenador. El sistema anglosajón es el que realmente se ha impuesto a nivel mundial, a lo que han contribuido obviamente los avances tecnológicos y la mayor integración financiera y económica internacional.

Sin embargo en algunos países como España, Bélgica y otros europeos se establece un fixing, tipo de referencia de mercado a una hora determinada del día que se obtiene de la interacción entre representantes de bancos comerciales y del banco central. En términos generales es un proceso similar del subastador walrasiano. Este subastador ( representante del banco central) señala el precio. Si a este precio existe exceso de oferta o de demanda se anuncia otro hasta que se limpie el mercado (se iguala la oferta y la demanda). A este precio se realizan las transacciones entre los participantes en la subasta.

 El mercado de divisas es un mercado OTC (over-the-counter), no organizado. Los agentes operadores están realmente en las oficinas de los principales bancos comerciales del mundo, que se comunican entre sí informáticamente, mediante teléfonos, télex y otros canales de información. Se ponen de acuerdo sobre cantidades y precios y posteriormente se confirman las transacciones y sus detalles y se materializa la operación.

A título ilustrativo se viene señalando que un tercio del mercado aproximadamente responde a operaciones canalizadas por una quincena de bancos, entre los que se encuentran los más conocidos del sistema bancario internacional (Chase Maniatan, Chemical, Citibank, Barclays...). El número de entidades bancarias supera los 3.500, aunque se estima que la cifra de bancos creadores de mercados está en torno a los 200.

 La plaza más importante del mercado sigue siendo Londres. La mayoría de los bancos autorizados en esta plaza son extranjeros. Concretamente en 1991 de los 531 bancos autorizados 346 eran extranjeros, lo que equivalía a un 65% del total.

Los principales operadores y participantes en el mercado de divisas poseen sala de contratación o de expertos (front offices), en la que se realiza la contratación, el seguimiento de las operaciones, la ejecución de las órdenes de los clientes y la gestión de posiciones de riesgo. La denominada backoffice o servicio administrativo complementa la sala de operaciones, ya que se ocupa de la confirmación de las operaciones, la contabilización, la emisión de pagos y la recepción (control) de cobros, así como del seguimiento y control de las posiciones de riesgo (riesgo de contrapartida).

Los medios de contratación son el teléfono, los intermediarios y los brokers y el sistema Reuters Dealing. El sistema de emisión de pagos comprende principalmente el teléfono, el correo, el télex y el sistema SWIFT.

En 1995 el 83% del comercio de divisas convertibles se realizó en relación al dólar y en 1989 era el 90%, es decir, el resto de monedas se intercambian en gran medida por dólares estadounidenses.

El hecho de que la mayoría de las operaciones en divisas coticen en relación a una moneda común reduce por un lado la complejidad informativa. Efectivamente, si pensamos en un comercio de divisas fundamentalmente multilateral existirá un número considerable de mercados y precios. Así, por ejemplo, un mercado multilateral entre 10 monedas implica comerciar con 45 precios. Es decir, la primera moneda cotiza con las nueve restantes, la segunda, con las ocho siguientes, y así sucesivamente. En general el número de tipos de cambio bilaterales entre n monedas será n(n-1)/2. Por otro lado, se reducen las posibilidades de arbitrajes triangulares en función de diferencias de precios. Es decir, si los tipos de cambio cruzados de todas las monedas se obtienen respecto del dólar estadounidense, entonces solamente existirá un tipo de cambio cruzado posible.

 La mayoría de las operaciones del mercado de divisas son de carácter interbancario. Así, según datos del BIS (1990), el 85% tiene lugar entre creadores del mercado, por lo que el 15% restante puede responder a operaciones comerciales.

 Existen sistemas automatizados de contratación que mediante programas de ordenar casan las ofertas y las demandas. Mediante un terminal de intermediación (brokerage) automatizada se puede ofrecer precios de compraventa a nivel internacional. Los sistemas automatizados generalmente empleados son EBS (Electronic Broking Service), ofrecido por Quotrom y un consorcio de bancos estadounidenses y europeos; Reuter 200-2; MINES, ofrecido por un grupo de bancos japoneses y el broker, Dow Jones, Telerate y la compañía telefónica japonesa.

 Dada la magnitud de la cuota interbancaria del mercado de divisas es posible llegar a la conclusión de que si este segmento (85%) prácticamente se “pone de acuerdo” (coincide en expectativas) de que hay una divisa que tiene que depreciarse en relación a otra y comienza a vender, a desprenderse de aquella, irremediablemente, se depreciará. Si esto es así, en cierta medida cabe concluir que en corto plazo se puede producir que un 85% del mercado ignore las variables de comercio exterior, los precios relativos y otras y fundamentalmente sea el día a día, basado en cierta medida en otras variables, lo que sustente la actividad interbancaria. Obviamente en ocasiones y en mayor o menor medida las transacciones interbancarias pueden responder a señales de la economía real.

 En el mercado interbancario la especulación es un juego de suma cero (las ganancias de unos se compensan con las pérdidas de otros), salvo el efecto derivado de las intervenciones de los bancos centrales. El mercado interbancario puede arrojar beneficios o pérdidas netas que se corresponden con las pérdidas o beneficios netos de los bancos centrales.

 Cuando la cantidad comprada supera la cantidad vendida se dice que se ha adoptado una posición larga, mientras que una posición corta se produce cuando la cantidad vendida supera la cantidad comprada.

Espero que este articulo haya sido de su utilidad, Muchos Exitos!!

Clasificación: 2.0 (20 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Harold Ortiz importador http://www.fabricasdechina.ganamillonesdesdecasa.net

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.