Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
viernes 26 de noviembre del 2021
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

A su manera

veces visto 874 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Jueves 29 de Julio del año en curso.  Muy aparte de verificar si todas las cifras estadísticas que nos manifestó nuestro presidente de la república en su discurso del 28 de Julio de este año, son ciertas o no; para mí en lo particular, me ha servido para darme cuenta que el trabajo de ser presidente no es tan fácil que digamos. Hay todo un universo de asuntos relacionados con el manejo del estado. No me imagino a Jaime Bayly tratando sobre estos asuntos. Es mas no lo ve afrontándolos. He tenido la oportunidad de grabar todo el discurso en mi PC. Y en los próximos días me dedicaré a analizar punto por punto  todo lo mencionado en el. Pienso que es una manera de darnos cuenta, todo lo que encierra verdaderamente ser presidente de una nación.

Sin ánimo de defender al presidente, ni compartir la doctrina del partido aprista, creo que los “sabe lo todo”, dirán que faltaron cosas por decir en este discurso. Pero pienso que poco hace el que no aporta soluciones a los problemas, y más bien se dedica a criticar insidiosamente.

Jaime se presenta en su programa televisivo “El franco tirador” con la banda presidencial y sonríe. Dice que no es un día importante por el desfile militar, si no, porque es el cumpleaños de Ximena. Dijo que el cardenal Cipriani en el Te Deum, se refirió a ciertos escritores que no tienen moral, y se sintió aludido. Jaime le responde diciéndole al cardenal que las obras literarias no son creaciones donde exista la moral y la ética. Las obras literarias son creaciones artísticas. Le dice que en la inquisición era que se desidia que se leía y que no se leía.” Los tiempos han cambiado” le dice.

Jaime sigue con su programa mencionando que es saludable que existan escritores a los cuales no se les tenga que censurar. Continua diciendo que él tiene su moral y Cipriani tiene la suya. Semejante error porque la moral no es potestad de  alguien en formas diferentes. La moral es una sola, y no existen varias. La moral es un valor absoluto. No es un valor relativo. Luego Jaime se refiere de igual manera sobre la libertad, haciendo gala a su desinformación.

“La iglesia no puede decir cuales libros se pueden leer y cuáles no” dice. Jaime también está orgulloso que después de 20 años halla más tolerancia y libertad, para que las minorías homosexuales no sean discriminadas. No le va asustar la sotana de Cipriani. Jaime sin querer y por dársela de gracioso, muestra un video de un programa humorístico, en donde se muestra una abierta burla a los gay.

Lo que pasa – dice Jaime – es que Cipriani tiene pánico de que él sea presidente, porque si el gana, no le dará mas plata. Dice que en su supuesto gobierno la Iglesia Católica no recibiría ni un sol del estado. Jaime habla de un gobierno y un pueblo que respete a todas las confesiones religiosas. Pero ¿cómo sabe el que todos respetan a todos en este tema?

Estas declaraciones de Jaime, son para beneplácito de todos los detractores de la Iglesia Católica. Iglesia que no necesita que nadie la defienda,  porque lo que mantiene viva a la Iglesia Católica no es el poder del Estado, ni la decisión de alguna persona. Eso no lo podría entender Jaime jamás, ni los que piensan como él. Y como el mismo dice: La minoría de personas que tienen este conflicto de personalidad - sexualmente hablando - , no harían que el llegase al poder. Eso es imposible.

Jaime no vio el desfile porque dice que estaba durmiendo. No entiende como a la gente le puede gustar esto. Pero parece que esto es parte de la cultura popular – menciona. Les dice espantapájaros a los militares que se muestran con uniformes de camuflaje. Habla  que los ejércitos más poderosos del mundo no hacen desfiles, y el nuestro es vulnerable y precario.

Jaime también recalcó la cola que toda la gente hizo  para ver el desfile, “Era muchísima gente. Desde la madrugada  estuvieron esperando, y cuando la policía abrió las rejas, ocurrió una verdadera guerra civil, y todo para ver a unos cuantos soldados desfilando” acota Jaime.

Jaime da por hecho que será presidente y dice que en su gobierno no habrá desfile militar porque es inútil. Dice que el hará conciertos de música popular, para estimular el arte. “A la policía hay que respetarla. La gente ponía a los niños como escudos, eso no puede ser. Y la culpa la tienen los organizadores, el gobierno, las autoridades policiales que no saben ordenar mínimamente a la población. En estados Unidos, no hay desfile militar, hay juegos artificiales en el día de la patria. ¿Por qué rendir culto a las armas, y al innoble oficio de matar al enemigo?  Basta ya de tanto militar y tanto cura”

Jaime es recontra sabido, sabe mezclar con destreza literaria, conceptos razonables, con sus ideas descabelladas, fuera de sentido y contexto, para que la gente con escaso razonamiento lógico, haga suya estas propuestas equivocadas.

Jaime luego dice que la policía muestra a un perro que se hace el muertito, “¿Esto es un circo?, ¿para eso le pagamos a la policía? La policía está para combatir el crimen, y no para jugar con perritos”  molesto dice Jaime. Sigue con lo mismo. Omite que los canes son entrenados para efectivamente combatir el crimen organizado. 

“¿Por qué esconden a la mamá de Antón el hijo de Alan? Si Pilar no aparece, es lógico que esté harta de Alan, pero ¿Por qué esconden a la mamá de Antón?,  es un niño encantador. Lo normal sería que esté acompañada de su madre. Nadie sabe en donde está Pilar. No se sabe si está fuera del Perú” Dice Jaime, quejándose también de los cañonazos que reciben al presidente.

Aprovechándose de que vivimos en un estado democrático y de derecho, Jaime en líneas generales – y como es su costumbre – criticó y se burló del desfile militar.

La humanidad en el transcurso de su historia, nos muestra como los imperios y reinados por dominar y acaparar mas territorio formaban ejercicitos. Esta es  la razón por la que se inventan los ejércitos. Jaime tiene razón en parte. Ya no estamos viviendo en imperios ni en reinados. Para una persona como yo, que no cree en fronteras, pero que si cree en pueblos con diferentes costumbres y tradiciones, me es imposible ver la necesidad de la existencia de ejércitos. Y sí comparto la idea de que exista una policía bien organizada. Pero Jaime no podría, ni podrá encajar todo este asunto en el análisis teológico. La humanidad fue creada en una sucesión evolutiva, para habitar este planeta de una manera conjunta, y no en divisiones de porción de tierras. Solamente el afán por poseer territorios de una manera individual por grupos de poder, es lo que hizo que esto sucediera – dividir el planeta en porciones. Y para esto es que se organizan los ejércitos. Para avanzar y defenderse de otros grupos con la misma intención. Mi fe cristiano (universal) católica me lleva a comprender esto. Comprender y reinventar una humanidad en donde no existan fronteras. En donde no existan múltiples credos ni religiones. Una humanidad que sea un único pueblo. El pueblo de Dios.

Clasificación: 1.9 (20 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Andrés Arbulú Martínez

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.