Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
sábado 28 de noviembre del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Elimina tus preocupaciones!

veces visto 845 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Te agobian las preocupaciones?

Estar preocupado no es forzosamente  indicativo de tener un problema. No todos los problemas causan preocupación y con frecuencia las preocupaciones no son originadas por un verdadero problema. Algunos viven para hacerse cargo permanentemente de sus preocupaciones, sin tener claro que es lo que en realidad les preocupa, la falta de claridad es talvez la razón para hacerlo.

Si te preocupa que más tarde llueva, puedes tomar medidas para no mojarte. No  puedes cambiar el clima, pero puedes prevenir  sus consecuencias, adáptate fácilmente en  lugar de oponerte a todo,  esperando hacer un mundo a tu medida.  Sé como el agua, que toma la forma de cualquier recipiente sin desgastarse y no como la roca que se desgasta para cambiar la forma del recipiente que habrá de contenerla.  La adaptación es un proceso formativo y educativo en el que nuestros padres y maestros juegan un papel preponderante, aunque no siempre  aciertan.

En el proceso educativo, muchos docentes aplican fielmente el “sabio”  proverbio de que “la letra con sangre entra” y se encargan de generar problemas y presentar las cosas de la manera más difícil posible  en función de darse importancia y hacerse indispensables y de que se les reconozca lo valioso de su tarea y lo sufrido de su trabajo. Presentan los problemas como problemas y no como oportunidades para encontrar soluciones.   Si por casualidad o por competencia el alumno encuentra la solución no se le celebra con la misma firmeza con que se le reclama el error, ni se le reconoce el mismo valor.  Una vez obtenida una solución, sin solución de continuidad, se le plantea el siguiente problema, lo que causa una nueva preocupación. Te forman para sufrir recordando  el pasado  y  sufrir por la incertidumbre de lo que serás capaz  o incapaz de hacer en el futuro,   dejándote poco tiempo para disfrutar del  presente.

El pasado es en la mayoría de los casos una pesada carga que deberás llevar a cuestas por siempre (te cobran los errores y no te reconocen los aciertos).  Las cosas equivocadas que hiciste te seguirán doliendo y pagarás por ellas varias veces.  Las cosas buenas te darán el soporte, la experiencia, la sabiduría, te permitirán considerarte valioso y exitoso, pero  saberlo todo,  dificulta  estar alerta para identificar los cambios y prepararte para enfrentarlos.  El pasado está constituido por eventos, hechos y acciones que no podrás cambiar y que en la mayoría de los casos han perdido vigencia.  La paradoja es que sufres  cuando pierdes y te preocupas cuando ganas.

“Si pierdes algo que tenías en tus manos, alégrate, ahora están libres para recibir de nuevo”

El futuro debería soportarse en un plan de vida que busque el logro de tus sueños.  El futuro sin embargo, es lo que más te agobia, te preocupa que vas a hacer mañana cuando ya no tengas las cosas de que hoy disfrutas, te  preocupa que será de Ti y de tu familia, si algo malo pasa, y a veces incluso si algo bueno ocurre.

Salvo los eventos benéficos producidos por el azar, lo demás que obtengas en el futuro, será el producto de lo que hagas en cada día de tu presente entre ahora y la fecha que tomes como referencia en ese futuro.   Es mejor actuar que preocuparse.

El futuro es solo una referencia en el tiempo, sobre el cual no podrás hacer nada,  únicamente puedes actuar en el presente, bien sea hoy,  en uno, dos, tres  días, varios meses o años.

Si eres una de esas personas acostumbrada a vivir de las  preocupaciones, te invito a considerar que el sufrimiento cuando no existe una causa física que lo genere, es solamente  un estado de ánimo y que por lo tanto puede ser cambiado con algo de disciplina y mucho de decisión.

Cuando te  sientas preocupado,  intenta el siguiente proceso:

Define  claramente cual es la causa de su preocupación. Identifica las razones por las cuales estás preocupado. Analiza si puedes hacer algo para solucionar  o  manejar las razones de tu preocupación o al menos  parte de ellas. Si encuentras cosas que puedes solucionar, hazlo tan pronto como te sea posible. Si hay algo que no puedes solucionar,  busca ayuda. Si a pesar de lo anterior, aún hay cosas que no puedes solucionar, tómalo con calma. Preocuparse tampoco lo soluciona. Se creativo, busca alternativas.  Si quieres un resultado diferente,  hazlo de  manera diferente.

Te  invito a usar un formulario como con varias columnas a las que pondrás los títulos que te sugiero, para  trabajar tus preocupaciones (incluye tantos renglones como sea necesario.)

Asunto

Razones por las que me preocupa

Que puedo hacer para solucionarlo

Quien puede ayudarme

Fecha en que lo haré

 Como se trata de eliminar las preocupaciones, no de crear una nueva, este formulario debe servirte para descargar  todo lo que te preocupa, revísalo periódicamente y quita  todo lo que haya perdido vigencia,   esté solucionado o no sea importante.  

Si hay cosas antiguas que te son de importancia y que no has podido solucionar,  cuestiónalas, proponte alternativas, busca opciones, busca opciones… busca opciones.

Seguramente te darás cuenta de que con un poco de trabajo e interés muchas de tus preocupaciones desaparecerán.  Es totalmente mágico,  y el mago está  dentro de ti.

Visitanos en www.coachingmax.com

Clasificación: 1.7 (16 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor
No hay información sobre este autor.
¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.