Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter Acceder con Linkedin Acceder con Facebook

top articulo
twitter
facebook
Rss
martes 07 de abril del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

El mago y el ermitaño como figuras de poder en el tarot gitano

veces visto 1301 Veces vista   comentario 0 Comentarios

A lo largo de los arcanos mayores del tarot gitano desfilan una serie de figuras de poder con distintas connotaciones, que vale la pena repasar. Tanto hombres como mujeres poderosas se presentan a lo largo de los arcanos mayores, cada uno de ellos con expresando el poder y el dominio con diferentes matices.

El Mago es la primera figura de poder con la que nos encontramos. Nos remite a los viejos alquimistas. Los alquimistas eran los sabios del Renacimiento y de la Edad Antigua. Personajes versados en las más diversas artes, matemáticas, química, astronomía y astrología eran disciplinas que no les eran ajenas. Movidos por su incesante sed de conocimiento, buscaban la manera de convertir el mercurio o el plomo en oro, el más noble de los metales. Dice la leyenda que finalmente uno consiguió la fórmula para lograrlo pero la misma se ha extraviado en los laberintos del tiempo. Debe entenderse que la alquimia es mucho más que ciencia, es una filosofía y una manera de ver la vida y los hechos maravillosos que se desarrollan cotidianamente.

El poder del Mago es ejercido sobre todos los elementos. Como los alquimistas, que no se conformaban con trabajar sobre lo material, sino que deseaban conquistar el mundo espiritual, el Mago logra hacer su voluntad sobre materia y espíritu. No se le resisten ni la lógica, la cual domina a la perfección, ni la emoción. Y su poder radica justamente en esta capacidad para cambiar las condiciones del mundo, y lograr los resultados más favorables para sus intereses, casi sin que sepamos el resto de los mortales qué está pasando.

El Ermitaño ostenta otra clase de poder, no ya el poder sobre el mundo exterior, sino el poder sobre si mismo. Es un hombre que ha hecho un descubrimiento sustancial: para conquistar al mundo, primero debe conquistarse a sí mismo. Para ello, necesita retirarse de la sociedad, a un sitio alejado, donde se encuentre en total soledad, para escuchar su propia voz interior. Y es esta voz interior la que le dará la sabiduría necesaria para aprender de todas sus experiencias negativas, simbolizada por la lámpara que lleva en su mano, la cual alumbra su camino. El aprendizaje ha sido doloroso, por eso sus ropas negras de luto, y su expresión de pesar. Sin embargo, por más que haya sufrimiento de por medio, el Ermitaño saldrá fortalecido del mal momento. Este arcano del tarot gitano nos dice que las lecciones de la vida no pueden apurarse, sino que todo debe seguir su cauce normal, y que en ocasiones el tiempo de los demás no es el tiempo de uno mismo.

Jesus Ontivero

Tarot Gitano

Clasificación: 2.6 (23 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor
No hay información sobre este autor.
¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.