Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter Acceder con Linkedin Acceder con Facebook

top articulo
twitter
facebook
Rss
lunes 06 de abril del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Presentaciòn

veces visto 1070 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Decidí crear un espacio de comunicación con los demás seres del planeta. Hablar de literatura, historia, filosofía, cultura y arte en general. Sobre la vida que no está en los libros, aquella que respiramos en las calles y esquinas. Espero expresar todas mis inquietudes, todas mis ideas y también las de ustedes en el campo del conocimiento y existencia humana que desde ya es complicada sin necesidad de entrar en profundidad. Un lugar donde crecer y compartir experiencias. Con la esperanza de que más personas participen en él, inicio esta experiencia con optimismo. Me considero una persona normal que disfruta de la vida y le gusta compartir lo que descubre con los demàs. Amante del deporte, del mar y la montaña. Primero escriberè sobre un artículo que trata de la utilidad o inutilidad de los talleres literarios. No pude abstraerme y voy a relatar mi experiencia: Hay opiniones positivas y negativas así como escritores consagrados que jamás asistieron a uno. ¿Un escritor nace o se hace?. Como todo en la vida, tuve buenos y malos experimentos . El profesor puede ser un gran escritor, pero no obstante sus laureles si no sabe trabajar en grupo su taller será un fracaso. Asistí más de un año al taller de un escritor con renombre, pero era un desastre debido a su soberbia y a la poca paciencia, también mezclaba literatura con política. Su renombre y fama no me ayudó a escribir mejor, además yo no estaba dispuesto a escribir como él quería. Decidí emigrar a otro taller manejado por una escritora no tan conocida, pero más acogedor y libre. La profesora enseñaba con dedicación, paciencia y cuidando que el alumno no perdiera su espontaneidad. Un buen taller no depende de la fama de su director, si no más bien de su espíritu docente. Sin embargo, y no sé si por desgracia, los talleres literarios están de moda y todo escritor debe tener uno. Un taller literario es siempre útil para una persona que empieza a escribir, debe buscar uno que le acomode y ser lo suficientemente inteligente para no dejarse abatir por una que otra opinión adversa a su trabajo. Saludos. 

Clasificación: 2.4 (17 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Xixe.

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.