Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter Acceder con Linkedin Acceder con Facebook

top articulo
twitter
facebook
Rss
lunes 06 de abril del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Zapotes de gran productividad y calidad de las frutas

veces visto 12776 Veces vista   comentario 0 Comentarios

La plantación de zapotes ubicada en Navarrete, Santiago, se puede afirmar que es una plantación modelo en éste frutal. Se inició la misma a final de los años 70, con unas 16 variedades diferentes de zapotes. Actualmente se explotan 2 variedades: la Key west y la Magaña, las demás variedades fueron descartadas, porque no se adaptaron a las condiciones de suelos y de clima del país, específicamente de la zona de Navarrete. Igual que lo sucedido con el tabaco, está ocurriendo en el cultivo del zapote, técnicos cubanos residentes en Miami están mostrando toda la tecnología que se aplica en éste cultivo, para hacerlo más productivo y de mejor calidad de sus frutos.La plantación de zapote recibe a estudiantes de Ingeniería Agronómica, de diferentes Universidades y le muestran en detalle todo lo que se debe hacer, para desarrollar proyectos exitosos en éste cultivo.

Las tecnologías a implementarse comienzan con la siembra. Deben utilizarse patrones criollos, para injertarles las variedades que se desean explotar, que sean de alta productividad y de buena calidad de las frutas, como las variedades indicadas, la Key West y la Magaña. El tipo de injerto que le ha dado mejor resultado es el de aproximación. Es sabido que los injertadores dominicanos, cobran elevados precios por el zapote injertado, debido a que solo un 40% y 50% logran prenderse de las plantas injertadas. El método empleado es el de ¨enchapado¨ó lateral, también han utilizado el injerto de ¨púas¨ obteniendo el mismo resultado. Los técnicos cubanos residentes en Miami, están ensayando un método que no es tan complicado como el de aproximación y con el cual se obtiene el mismo resultado de 98% a 99% de efectividad.Otra técnica interesante que han aplicado desde el inicio de la plantación, es el riego por goteo y por mini-aspersores. Algo que deja sorprendido a los visitantes, es que el zapote por lo menos en el país, no tiene enemigos naturales.

Según el administrador de la empresa el Sr. José Daniel Cabrera (Che), no tienen que aplicar ni insecticidas ni fungicidas, porque las plagas y las enfermedades que se presentan, no afectan al rendimiento económico de la plantación y no amerita la aplicación del control químico. Es sorprendente ver plantas con mas de 30 años de sembradas, con apenas 2 metros y 2.5 metros de altura. Sobre todo ver esas plantas totalmente llenas de frutas, un cálculo conservador que hicimos arroja una cifra de 500 a 600 frutas por árbol. A diferencia del zapote criollo, que se produce en los cacaotales y cafetales del país, y que sobrepasan los 20 y los 40 metros de altura, estas variedades cultivadas en Navarrete, se cosechan a mano, solamente hay que estirar un poco los brazos para alcanzar las frutas y en algunos casos, utilizar la escalera.La empresa que se inició con unas 70 tareas (4.37 hectáreas), tiene en la actualidad alrededor de 250- 300 tareas (15.6_ 18.7 hectáreas), destinadas a éste frutal.

Últimamente se ha incursionado con el aguacate y en estos momentos exporta hacia E. U., zapote, como fruta fresca y como concentrado, también exporta aguacate, lechosa, concentrado de mangos, guanábanas, piña, etc.. Para satisfacer los pedidos del exterior, la empresa está comprando a los fruticultores del país, zapote criollo, mangos, aguacate, piña, lechosa, guanábana y otros frutales. Estos frutales son procesados en la planta que disponen en la misma plantación y de ahí son enviados en furgones congelados hacia La Florida, E. U.. El zapote es una fruta, que a diferencia de las demás frutas tropicales, tiene un alto contenido de proteínas. Tiene entre 1.8% y 2.6% de proteína, además de vitaminas y minerales. Por lo general las frutas de las diferentes plantas frutales, no llegan al 1% de proteínas, promediando 0.6% y 0.8% de éste importante compuesto nutritivo, que es la base de la nutrición humana y animal.

El zapote en Rep. Dominicana, se puede sembrar desde el nivel del mar, hasta los 1,400 msnm., en una gran variabilidad de suelos. Terrenos arcillosos, hasta aquellos de consistencia muy suelta como los arenosos, se puede desarrollar comercialmente éste frutal. Lo importante en éste aspecto, es que el terreno tenga una permeabilidad moderada, que permita el drenaje y la circulación del aire y el agua de manera normal. El microclima ideal del zapote es aquel, donde la temperatura promedio se mantenga entre 25 y 28 grados Celsius. La pluviometría de la zona debe estar entre 800 y 2,500 mms. anuales, aunque se debe tener sistema de agua de riego, para ser utilizado cuando se presenten períodos de sequías.El marco de siembra de éste frutal varía desde 10m x 10m hasta 5m x 5m. Se puede hacer lo mismo que se practica con otros árboles frutales, es decir sembrar a 10 m entre hileras por 5 m entre planta y planta. A los 8 ó 10 años, después de haber obtenido varias cosechas, se elimina una planta cada 10 metros en las hileras, dejando de esta forma el marco de siembra, 10 m entre hilera y 10 m entre planta y planta.

El uso del injerto cuando se utilizan variedades mejoradas (Magaña, Key West, Florida, Copan, etc.) es imprescindible por dos razones. Primero porque esas variedades son de alta productividad agricola y calidad de las frutas, pero de poca resistencia a condiciones inapropiadas del suelo. Lo que hace indispensable el uso de patrones resistentes, lo cual se puede conseguir con los diferentes tipos de zapote criollo, que se desarrollan en una variabilidad de suelos y de microclima existente en el país. La segunda razón de porque es necesario utilizar plantas injertadas, es por el dilatado tiempo que debemos esperar para obtener la primera cosecha, cuando utilizamos plantas de semilleros.Con el injerto logramos la primera cosecha a los 3 ó 4 años después de la siembra, con plantas obtenidas de semillas, debemos esperar 7 y más años.

El zapote para comercializarlo en el país, representa una buena inversión. El consumo del zapote como fruta fresca, en batida y de múltiples formas, es muy intenso y tiene un buen precio por unidad. Para exportación, como se está haciendo en Navarrete todavía es mucho mejor. Es una forma de colaborar con el país, porque se incrementa la entrada de divisas (dólares) y porque se mantienen los precios estables y la seguridad del mercadeo.

Articulo Extraido del blog: La Educacion Agricola

Clasificación: 1.9 (43 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

EO

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.