Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
Friday 03 de February del 2023
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

La cultura del torcido

veces visto 1709 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Supongamos un Estado que haya hecho lo debido, por ejemplo, según el Banco Mundial, haya establecido un ordenamiento jurídico básico, mantenido un entorno de políticas no distorsionantes, incluida la estabilidad macroeconómica; invertido en servicios sociales básicos e infraestructura, protegido a los grupos vulnerables y defendido el medio ambiente. Supongamos un Estado que logre, por medio de políticas y reformas agresivas, controlar la inflación, bajar las tasas de interés a niveles aceptables, bajar el desempleo a niveles entendibles, abrir su economía, privatizar las empresas innecesariamente estatizadas o desmonopolizar la construcción de infraestructura, la prestación de buena parte de los sevicios públicos, servicios sociales y demás bienes y servicios que han sido ineficientes, crear una base institucional imprescindible, fuerte y no arbitraria, proteger, en debida forma, el orden público después de haber pactado la paz con los grupos insurgentes, proteger la propiedad, acabar con la inseguridad económica en el hogar (evitando la miseria en la vejez a través de sistemas de pensiones, ayudando a hacer frente a enfermedades catastróficas mediante seguros de salud y brindando asistencia, en caso de pérdida del trabajo, con seguros de desempleo), controlar la corrupción, ampliar la participación ciudadana a buena parte de las instancias democráticas y, en fin, que logre cerrar esa amplia brecha existente entre lo esperado de él y su propia posibilidad oportuna de respuesta, acomodando, como lo ha dicho el mismo Banco Mundial, sus funciones a su capacidad. Es decir imaginemos un estado que destile optimismo y sea atractivo para la inversión. Bueno, ¿no? Ahora imaginemos que pasaría después.

Ante tanta eficiencia y tan buenas condiciones no es exagerado prever la venida masiva de inversiones extranjeras. Tampoco nos parecería extraño que los inversionistas nacionales, en vez de estar produciendo empleo y desarrollo en países extranjeros vuelvan a traer su platica. Entonces el optimismo se apodera del mercado. El entusiasmo se vuelve efervescente y hace avisorar, para un futuro cercano, el crecimiento acelerado entre un 7 u 8% anual. Las tasas de intereses bajan, habiendo mucha plata en los bancos para prestar, razón por la cual se dispara el consumo de bienes lujosos y necesarios. El consumidor tiene plata para importar y para gastar. Eso hace que el estado incremente sus ingresos tributarios sobre el consumo y las importaciones. Y como el estado tiene la tendencia siempre a gastarse todos sus ingresos y algo más, por supuesto aumentará el gasto público y la economía se mostrará abundante. Pero, como dice el tonto del pueblo: "¡de eso bueno no dan tanto!" Es previsible que al cabo de algunos años, tres o cuatro, las cosas cambien. Los ciudadanos endeudados y disfrutando de sus "bienes durables", comenzarán a ser prudentes en sus gastos. La economía, ante la imposibilidad de seguir creciendo y con un déficit importante en la balanza comercial, empezará su efecto boomerang. Y cuando se prevé una economía con problemas, las inversiones decrecen, las tasas de interés aumentan, el ingreso tributario del Estado se disminuye y el déficit empieza a aumentar, razón por la cual el estado decide financiar su presupuesto con más préstamos que los bancos internacionales empiezan a entrabar o negar, ante la desconfianza de los mercados. Los inversionistas nacionales y extranjeros sienten miedo y comienzan a sacar su platica de nuevo. Las tasas de interés siguen aumentando, la inflación galopa con alegría, el desempleo hace de las suyas y, en fin, la economía entra en recesión. El gobierno, viendo seriamente averiados sus ingresos, recorta como puede el gasto público, en el sector de inversiones primero y luego en el de funcionamiento, propone otra reforma tributaria para aumentar los impuestos, hace esfuerzos ingentes para controlar la evasión persiguiendo a sus contribuyentes e interviene forzosamente para salvar a los ahorradores de los bancos en quiebra y para, costosamente también, salvar una que otra empresa importante de su liquidación. La recesión se vuelve crítica. Y para realidades críticas las soluciones más comunes son las medidas de choque. El país que nos imaginamos será ahora víctima de la fuerte devaluación, de los planes rigurosos de ajuste fiscal, de la parálisis en sus inversiones, de despidos masivos, de ajustes salariales por debajo del índice de inflación y todo lo demás. Y, claro, ¡el país se recuperará!

Clasificación: 2.3 (17 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Carlos Mauricio Iriarte Barrios http://carlosmauricioiriarte.blogspot.com

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?
Artículos recomendados
Colombia y Venezuela restablecen relaciones diplomáticas
Escrito por Juan Camilo Cano, Añadido: 11 de Ago, 2010
Venezuela y Colombia reanudaron las relaciones diplomáticas después de una reunión entre sus jefes de Estado en Santa Marta, Colombia el día 10 de agosto de 2010. El recién elegido presidente de Colombia, Juan Manuel Santos y el presidente venezolano, Hugo Chávez, estuvieron de acuerdo el martes para formar...
veces visto 2687 Veces vista:   comentarios 0 Comentarios
Asumir el riesgo a ser grabado
Escrito por Manuel Velasco Carretero, Añadido: 11 de Jul, 2010
El remedio para el corazón, según Stephen Covey, es suponer que los demás pueden oír lo que se dice de ellos; y hablar en consecuencia. He estado tomando un café con un amigo, político, perfil conservador, militante activo pero, ante todo, buena persona. Anda el hombre un tanto triste y desorientado. Resulta...
veces visto 1848 Veces vista:   comentarios 0 Comentarios
Cada loco con su tema
Escrito por andresarbulu54, Añadido: 01 de Ene, 2010
Este comentario fue escrito a comienzos del mes de Octubre del año 2009, hago esta mención, para que no parezca anacrónico el comentario.El día de ayer Jaime Bayly en su programa dominical nocturno; transmitió la presentación de su libro “El cojo y el loco”, realizada el día viernes 2 de este mes, en la...
veces visto 1552 Veces vista:   comentarios 0 Comentarios
Los Caballos de Calígula
Escrito por Miguel Palacios, Añadido: 12 de Ene, 2010
Estamos empezando dos años electorales, y los fabricantes de espejismos, Charlatanes y vendedores de ilusiones ya están en actividad… ¡total!, a fin de cuentas hay Impunidad, se puede decir cada cosa y nadie rinde cuentas de sus promesas. Los partidos políticos, a quienes  la Ley, les confiere el...
veces visto 1658 Veces vista:   comentarios 0 Comentarios
EL NEGRO ROBLES: Conciencia valerosa de una raza y un pueblo
Escrito por Alejandro Rutto Martínez, Añadido: 27 de Sep, 2007
El hecho sucede un día cualquiera del siglo XIX. El escenario es el lugar de sesiones de la Cámara de Representantes en Bogotá. Los protagonistas son Luis Antonio Robles y otro parlamentario. Este último, influenciado por su lamentable racismo, ve entrar a Robles y grita: “¡Se ha oscurecido el...
veces visto 4932 Veces vista:   comentarios 1 Comentarios