Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter Acceder con Linkedin Acceder con Facebook

top articulo
twitter
facebook
Rss
lunes 20 de mayo del 2019
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Un Estudiante de Medicina ha muerto

veces visto 3446 Veces vista   comentario 0 Comentarios

La historia nos ha dejado muchas enseñanzas, de las que hay que aprender, una muy pertinente  que hay que rescatar para entender la muerte del joven Félix Ugaz León, estudiante del 4º año Medicina, en la Universidad nacional de Trujillo, es la referente a las Legiones Romanas.

Estas Legiones, eran unas extraordinarias máquinas de guerra, de  conquista, consolidación  y extensión del poder, los Generales y sus comandantes no sólo se preocupaban de estudiar la estrategia de las guerras y batallas, no sólo diseñaban las tácticas militares, sino y sobre todo cuidaban, por encargo expreso del Emperador, a sus tropas , a cada uno de sus soldados y para ello  preparaban y ejecutaban estrictas y minuciosas medidas de Salubridad pública y bioseguridad para impedir que las enfermedades diezmen a sus huestes, escogían muy bien los lugares donde acampar, escogían sitios abiertos, ventilados, evitaban sitios pantanosos, surtían de agua potable a las tropas a través  de acueductos, aún cuando  tuvieran que llevarlos desde lugares  lejanos, pero proveían agua para uso humano, escogían lugares de letrina y alcantarillado y rodeaban sus campamentos de lenguas de fuego de la altura de dos hombres para impedir que mosquitos e insectos infecten a sus hombres , incineraban sus detritus y desperdicios, se desplazaban con médicos de guerra, instalaban lugares para atender a sus heridos que ellos llamaron valetudinarios y cuando un guerrero moría por fallas en la salubridad pública el responsable era destituido y cuando una epidemia diezmaba a la legión, por fallas en las medidas de sanidad, el general y sus comandantes eran destituidos o ejecutados según la gravedad del caso.

En estos días, Trujillo y el  Perú han, sido conmovidos por la muerte de un joven guerrero, estudiante del 4º año de Medicina, un joven que soñaba con ser médico para curar y consolar, un destacado estudiante que era además líder en su promoción, que se preparaba con ahínco y sacrificio, para integrar las filas de esas legiones anónimas de Médicos que luchan contra la enfermedad y la muerte, Félix Ugaz León ha muerto víctima de una enfermedad medieval, ha muerto víctima del descuido, la negligencia, la burocracia, la incapacidad de los generales y comandantes encargados de su cuidado y  de la Salud Pública, quienes lejos de ser denunciados y castigados severamente han sido premiados y ascendidos por un Gobierno  incapaz y soberbio que no hace de la autocrítica un instrumento de justicia  y humildad, esta muerte duele por todo lo que esta joven promesa deja inconcluso, duele por todos sus sueños truncos, por los sueños rotos y despedazados que ahora sus padres y hermanos lloran con gran dolor y a quienes les expreso mis sinceras condolencias, con la tristeza propia de quien hace unos años también lloró  y aun llora con gran amargura la muerte de una hija en manos de unos irresponsables a quienes la justicia jamás castigó.

La indignación y el repudio se ha extendido por todo el país por ello, el Centro de Estudiantes de Medicina – CEM- de Trujillo, ha emitido un pronunciamiento donde se identifica con este dolor y donde expresan su enérgico rechazo a la impunidad de dejar esta muerte sin castigo y exigen con toda justeza, un Fondo de contingencia, un presupuesto para materiales de Bio seguridad, para los estudiantes quienes se exponen a ser víctimas de diversas enfermedades en el contacto cotidiano con pacientes portadores de enfermedades infecto contagiosas sin medidas de protección adecuada y sin un plan de protección por parte del estado.

En mi calidad de ex Presidente del CEM-Trujillo, me aúno a esta indignación y les recuerdo que las grandes causas que el CEM ha defendido,  tanto en la forja, como en la  consolidación de la Facultad, son causas que han demandado grandes jornadas, sacrificadas medidas de lucha, enormes sacrificios y sobre todo una toma de conciencia de todo el estudiantado sobre estas medidas y su estrecha relación con el pueblo organizado representado por diversas instituciones gremiales, académicas y populares.

Y así como decían los jóvenes legionarios hace 20 siglos

 ¡Hágase justicia para que la verdad no perezca!

Esta lucha debe hacer justicia, si hay responsables estos deben ser castigados, esta lucha debe conseguir  un Fondo de contingencia un presupuesto para estos eventos que afectan al estudiante, al médico joven y también debe conseguir  que el joven Félix Ugaz León, ggsea nombrado miembro de la legión de  mártires  de la Medicina en el Perú.

Clasificación: 2.7 (28 votos)

Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Miguel Palacios Celi

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.