Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
Saturday 04 de February del 2023
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

La muerte del Conde de París

veces visto 2221 Veces vista   comentario 0 Comentarios

El 14 de julio pasado se celebraron ciento diez años de la toma de la Bastilla, acontecimiento por excelencia con el que se identifica a la Revolución Francesa y a los grandes cambios que ella introdujo, como el de la implantación definitiva del sistema de producción capitalista y la abolición de la monarquía absoluta. Por otro lado, en una de esas coincidencias de la vida, el 20 de junio anterior, en su propia residencia de Dreux (Normandía) y a los noventa años de edad había muerto el único pretendiente al trono francés, el Príncipe Henri d´Orleans, Conde de París. Con él desapareció también, al menos momentáneamente, cualquier deseo de revivir la monarquía en ese país, pues su hijo mayor, el Conde de Clermont, casado con Marie-Thérèse de Wurtemberg, después de haber prestado su servicio militar en el ejército francés, se enroló en el maravilloso mundo de los negocios y no quiere saber nada de la política. El Conde de París, había nacido en el Aisne galo, el 5 de julio de 1908. Su padre, el Duque de Guise, casado con Isabelle d'Orléans-Bragance o Isabelle de Francia, se había hecho Jefe de la Casa de Francia y pretendiente de la corona a la muerte de su primo, el también Duque de Orleans, en 1926, quien no dejó descendencia masculina. Henri d´Orleans hubo de abandonar el país desde entonces, en cumplimiento de la famosa Ley de Exilio de 1886 que disponía esa pena para "los jefes de las familias que habían reinado en Francia y todos sus herederos directos". Sólo regresó a su patria en 1950, cuando la Asamblea Nacional decidió derogar dicha norma. Durante su estadía en el exterior publicó dos libros ("Ensayo sobre el Gobierno del Mañana" y "El Proletariado") que le valieron simpatías dentro de los medios antimonárquicos y fundó el periódico "Correo Real", encargando de su dirección a Édouard de la Rocque. Su nacionalismo lo llevó a pedir, insistentemente, al Gobierno la incorporación al Ejército durante los primeros años de la segunda guerra mundial, logrando tristemente su cometido en 1939 cuando fue admitido en la Legión Extranjera como soldado de segunda clase, ¡"bajo el nombre de Henri Orliac, ciudadano suizo, originario de Ginebra"! Como si esto fuera poco, fue desmovilizado en 1940. Después de sus desavenencias con el General Petain, vuelve a Marruecos por un tiempo y luego se va a vivir a Portugal en donde hace pública su declaración famosa de "renunciar a organizar los monarquistas franceses", declaración que él mismo desmintió cuando, al regresar, dijo: "Entrando a Francia no entiendo renunciar al ideal que yo represento". Sin participar activamente en la política él consignó sus opiniones, hasta 1967, en su conocido Boletín Mensual de Información, pero en 1965, cuando todo el mundo se interrogaba si el General de Gaulle (a quien el Conde había apoyado y sostenido) se presentaría de nuevo como candidato a la Presidencia, se llegó hasta a insinuar su nombre como sucesor del Jefe de la Francia Libre. Posteriormente, sólo en dos oportunidades más dejó consignado su pensamiento para la posteridad: en mayo del 68, durante la famosa revolución estudiantil y en agosto de 1970 cuando Francia celebraba los setecientos años de la muerte de San Luis. Durante la revolución de mayo le escribió una carta polémica al General de Gaulle, que constituye una pequeña radiografía de su pensamiento social: "El significado profundo de esta revuelta es el rechazo de una sociedad que se descompone y que no es aceptada sino por aquellos que han sabido mantener sus privilegios o que encuentran en ella sus egoístas satisfacciones.... La reconstitución de nuestra sociedad sobre bases nuevas no puede ser más un sueño ideológico, es una necesidad histórica. Sólo Usted, mi general, puede sacar lo mejor para Francia de estas graves circunstancias. La coyuntura excluye la violencia y la aventura, ella exige una decisión política".

Al leer completa esa misiva no nos queda la menor duda: su muerte deja un enorme vacío en la política francesa.

Clasificación: 1.9 (19 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Carlos Mauricio Iriarte Barrios http://carlosmauricioiriarte.blogspot.com

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?
Artículos recomendados
Colombia y Venezuela restablecen relaciones diplomáticas
Escrito por Juan Camilo Cano, Añadido: 11 de Ago, 2010
Venezuela y Colombia reanudaron las relaciones diplomáticas después de una reunión entre sus jefes de Estado en Santa Marta, Colombia el día 10 de agosto de 2010. El recién elegido presidente de Colombia, Juan Manuel Santos y el presidente venezolano, Hugo Chávez, estuvieron de acuerdo el martes para formar...
veces visto 2687 Veces vista:   comentarios 0 Comentarios
Asumir el riesgo a ser grabado
Escrito por Manuel Velasco Carretero, Añadido: 11 de Jul, 2010
El remedio para el corazón, según Stephen Covey, es suponer que los demás pueden oír lo que se dice de ellos; y hablar en consecuencia. He estado tomando un café con un amigo, político, perfil conservador, militante activo pero, ante todo, buena persona. Anda el hombre un tanto triste y desorientado. Resulta...
veces visto 1848 Veces vista:   comentarios 0 Comentarios
Cada loco con su tema
Escrito por andresarbulu54, Añadido: 01 de Ene, 2010
Este comentario fue escrito a comienzos del mes de Octubre del año 2009, hago esta mención, para que no parezca anacrónico el comentario.El día de ayer Jaime Bayly en su programa dominical nocturno; transmitió la presentación de su libro “El cojo y el loco”, realizada el día viernes 2 de este mes, en la...
veces visto 1553 Veces vista:   comentarios 0 Comentarios
Los Caballos de Calígula
Escrito por Miguel Palacios, Añadido: 12 de Ene, 2010
Estamos empezando dos años electorales, y los fabricantes de espejismos, Charlatanes y vendedores de ilusiones ya están en actividad… ¡total!, a fin de cuentas hay Impunidad, se puede decir cada cosa y nadie rinde cuentas de sus promesas. Los partidos políticos, a quienes  la Ley, les confiere el...
veces visto 1659 Veces vista:   comentarios 0 Comentarios
EL NEGRO ROBLES: Conciencia valerosa de una raza y un pueblo
Escrito por Alejandro Rutto Martínez, Añadido: 27 de Sep, 2007
El hecho sucede un día cualquiera del siglo XIX. El escenario es el lugar de sesiones de la Cámara de Representantes en Bogotá. Los protagonistas son Luis Antonio Robles y otro parlamentario. Este último, influenciado por su lamentable racismo, ve entrar a Robles y grita: “¡Se ha oscurecido el...
veces visto 4932 Veces vista:   comentarios 1 Comentarios