Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter Acceder con Linkedin Acceder con Facebook

top articulo
twitter
facebook
Rss
jueves 21 de marzo del 2019
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

¿Son fiables los Evangelios? 03

veces visto 789 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Me viene a la mente un famoso libro que salió en la década del los sesenta, que luego se ha seguido repitiendo por otros autores, que es, perdonen la palabra, pero es así, es una verdadera majadería. Y era que Jesús vivió en la China. En donde se afirma que Jesús no murió, después de haber sufrido todo el suplicio de la cruz, sin embargo no fue rematado. Entonces, fue curado, y luego recupero la salud, y se fue a vivir a la China. Quien diseñó esto y los que lo repiten, son personas que manifiestan una ignorancia o una malicia enorme. Porque un crucificado, a menos lo que nosotros sabemos tal y como fue la crucifixión, obviamente Jesús murió. No sólo por el suplicio de la cruz, sino que además fue rematado, por el centurión romano con la lanza, que era la puntilla, como en los toros, que cuando han caído los rematan con la puntilla. Pues en el suplicio de la cruz antes de descolgar a los reos, que ya se les consideraba muertos, se les remataba para que hubiera absoluta certeza de que habían muerto. Era traspasarles el corazón con una lanza.

Ahora ¿Por qué sufrió el suplicio de la cruz? Sin duda el hecho de que haya sido condenado a muerte en una cruz indica que tuvo un juicio romano. Porque es suplicio de la cruz era un suplicio romano. Incluso podemos decir que por el título de la cruz, el motivo era un motivo político, “Jesús Nazareno, rey de los judíos”, y es sin duda este dato, el que ha favorecido tantísimo, una idea de Jesús como un revolucionario político, que luego se ha difundido y se sigue difundiendo todavía hoy, promoviendo sobre todo en varios autores que han divulgado muchísimo en obras más o menos populares. Que Jesús fue un revolucionario, que se levantó contra el poder romano, y que por eso motivo fue ejecutado por Poncio Pilato. Esto ha sido luego utilizado mucho por cierto pensamiento sencillo simpático a los socialistas y comunistas, y también en ciertos sectores de la Teología de la liberación, se proponía esta imagen de Jesús.

El problema es que no es el único dato, que hay otro dato que llamativamente contradice, o introduce al menos como una dificultad en este esquema, que han hecho estos autores. El más interesante, es que quien afirma, una y otra vez, que los autores judíos hablan de Jesús, afirman que Jesús, murió, fue llevado a la muerte por las autoridades judías.

Algo que también se ha querido negar – pero el dato esta allí – “Aunque Pilato lo condenó a morir en cruz, (atención) por instigación de las autoridades de nuestro pueblo” Flavio Josefo, es un judío. Interesante también, la afirmación que hace el Talmud de Babilonia, del tratado del Sanedrín: “Jesús de Nazaret, fue colgado (es el verbo que también se utiliza para la crucifixión) la vigilia de Pascua, cuarenta días, el heraldo había gritado: se le está conduciendo fuera para que sea lapidado, porque ha practicado la hechicería, y conducido a Israel fuer del camino, llevándolo a la apostasía. Quien tenga algo que decir, venga y lo declare, dado que nada fue presentado en su defensa, fue colgado la vigilia de la pascua”.

Este texto del Talmud de Babilonia, indica que hubo un proceso jurídico, llevado adelante por el Sanedrín, el tribunal judío.

Luego hay un texto muy interesante del siglo primero de M. A. Serapio, que es una carta escrita a su hijo en donde él dice lo siguiente: “¿Qué ventaja obtuvieron los judíos, cuando condenaron a muerte a su rey sabio” Luego sigue hablando de algo muy interesante. O sea hay toda una serie de testimonios no cristianos, sobre todo judíos o sirios palestinos, que afirman que Jesús murió por instigación, por deseo de las autoridades judías, si es así, ya no se explica tan fácilmente que haya sido condenado por el poder romano.

Lo que dicen estos autores, estas fuentes, es que la iniciativa, la presión, el deseo de dar muerte a Jesús, no nace del poder romano, sino de las autoridades judías.

¿Por qué murió entonces en una cruz, y no fue lapidado al modo judío? Era la típica muerte capital, la más frecuente, no la única pero si la más frecuente. Recuerden que a Esteban, el primer mártir cristiano, fue lapidado. Por lo tanto es este poder, el poder romano, el que detenta la autoridad de la pena capital. El Sanedrín a perdido. Al estar sometido al poder romano la potestad de ejecutar juicios de pena capital.

Los romanos siempre obran así, cuando dominaban un país se adjudicaban y con razón el poder de la pena capital. Por lo tanto aunque los sanedritas desean dar muerte a Jesús, necesitan el visto bueno del prefecto romano. Por eso van Poncio Pilato, según el relato del Evangelio, por eso la acusación que llevan las autoridades judías es de un tipo, y luego cambia a otro tipo. Al principio es típicamente religiosa, a Pilato no le convence la cosa, y entonces para forzar la voluntad de Pilato, lo acusan de política. “O sea se ha hecho rey, se ha proclamado como autoridad” Al considerar Pilato esta acusación, no le quedaba más remedio que condenarlo.

Continua.

Clasificación: 2.5 (20 votos)

Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Andrés Arbulú Martínez

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.