Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter Acceder con Linkedin Acceder con Facebook

top articulo
twitter
facebook
Rss
domingo 26 de mayo del 2019
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

¿Son fiables los Evangelios? 04

veces visto 804 Veces vista   comentario 0 Comentarios

El dato que a mí me interesa es el anterior. Que son las autoridades judías las que promueven la muerte de Jesús. No es Poncio Pilato. ¿Quién apresa a Jesús? Es el Sanedrín.

Hay un pasaje, quiero decirlo ya porque ha causado muchísima confusión, y es el Evangelio de Juan, hay un pasaje en el Evangelio de Juan, que cuando narra el prendimiento de Jesús en el huerto de los olivos, utiliza los términos griegos, que han sido traducidos por Corte y por Centurión.

Si uno se pone a pensar que es una corte es una burrada, una cantidad inmensa de soldados que van a apresar a Jesús, pero aunque fuera un manipulo, un manipulo de la corte ya son doscientos soldados. Pero de esta información de Juan, se ha creído que los que apresan, son los romanos.

En la traducción de los setenta, es un sabio Flavio Josefo, para designar a diríamos la soldadesca, o la guardia del Templo y el otro término el jefe de la guardia. Por lo tanto, cuando Juan usa estos términos griegos, no se está refiriendo a los soldados romanos, está refiriéndose también a los judíos.

Porque después de ser apresado Jesús, a quien es llevado no es a Poncio Pilato, sería lo lógico si han sido los romanos, sino a Anás, y luego a Caifás. Nos está diciendo el mismo relato Evangélico, que la tropo es judía, una afirmación de los sinópticos la hacen taxativa. Porque dice que los que fueron a aprender a Jesús, fueron los sumos sacerdotes y sus seguidores, el preso es de las autoridades judías, y son ellos los que hacen un juicio, y el juicio evidentemente es un juicio de motivo religioso, lo que hay es un delito religioso, como muy bien lo expresa el Talmud de Babilonia, y como lo expresa también los Evangelios sinópticos.

Hay autores que piensan que el juicio ante el Sanedrín, la cuestión que se decide, era la cuestión de la mesianidad de Jesús. No, no es la mesianidad de Jesús. No ha habido en la historia judía ningún caso en el que se nos haya dicho que un pretendiente mesiánico, y que hubo muchos, fuera juzga juzgado por el sanedrín, tanto si era reconocido ya como Mesías falso. No hay juicio, no hay motivo. Es más el judaísmo a todos los pretendientes mesiánicos, se les daba crédito como hombres de fiar. En los Hechos de los Apóstoles tenemos unos cuantos nombres, de Mesías falsos.

Por lo tanto Jesús, es muy extraño que sea la única excepción, en toda la historia judía, antigua evidente, era que por tener una pretensión mesiánica fue juzgado en el Sanedrín. Más la formulación que nos ha legado de los Evangelios canónicos, no es un motivo mesiánico, la respuesta de Jesús indica que los que se está juzgando, es algo más serio.

El Talmud de Babilonia, está expresado en estos términos, es muy importante: Practicado hechicería, ha hecho milagros, pero lo más interesante viene después. Lo que juzgada el Sanedrín era la pretensión divina de Jesús. A la que responde además de un modo explicito. “Me veréis sentado a la derecha del Omnipotente, a la derecha del todo Poderoso” O sea igual a. y esto para un judío era verdaderamente una blasfemia, un escándalo atroz. Este es el motivo de la pena de muerte de Jesús.

Si el Sanedrín  ha juzgado a Jesús por este motivo religioso, quiere decir que Jesús en su vida pública hizo y dijo cosas que implicaban esta pretensión divina, o dicho de otra manera, que Jesús en su pública tuvo conciencia de ser dios. No es como se ha dicho una invención la divinidad de Jesús, posterior de la comunidad cristiana, no es una mitificación, el hecho de que haya sido juzgado por un motivo religioso por el tribunal judío, implica necesariamente que la pretensión divina fue una pretensión histórica de Jesús, del mismo Jesús. Por otra parte digamos claramente, que la mitificación o divinización de Jesús, es imposible, literalmente imposible que la realizaran los discípulos, los cristianos, los primeros cristianos. Los primeros cristianos eran judíos radicalmente monoteístas, por lo tanto jamás se les hubiera podido ocurrir, divinizar a un hombre.

Hay hechos en la historia de Israel que son fantásticos. Moisés es el gran profeta, jamás se le atribuye ni en la mas mínima insinuación de ponerle como un ser divino. Pero a lo largo de la historia del pueblo de Israel, cualquier pretensión de negar el monoteísmo, de negar la divinidad y el honor a Yahvé, fue motivo de revuelta política. De guerra, de lucha en varias ocasiones, por lo tanto incluso el mismo Filón de Alejandría, cuando Calígula, un peculiar emperador romano, se divinizo y quiso, pretendió poner su estatua en el templo, y también en las sinagogas, que fuera adorado por los judíos, era definida por Filón de Alejandría como la cosa más nefasta, como la cosa más horrible que se pueda imaginar. Y no debemos olvidar que Filón de Alejandría, estaba en una convivencia total con la cultura helénica.

Continua.

Clasificación: 2.3 (19 votos)

Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Andrés Arbulú Martínez

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.