Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter Acceder con Linkedin Acceder con Facebook

top articulo
twitter
facebook
Rss
domingo 26 de mayo del 2019
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

¿Son fiables los Evangelios? 12

veces visto 936 Veces vista   comentario 0 Comentarios

En esta cultura es en donde nacen los Evangelios. Si uno se molesta en hacer un estudio detallado de los Evangelios, sobre todo los aforismos de Jesús, aparece toda una serie de leyes mnemotécnicas, que funcionan. Leyes que favorecen la memoria, o sea, los discípulos de Jesús aprendieron de memoria lo que luego trasmitieron, que por otra parte además, es normal, porque una de las funciones que tuvieron de los discípulos de Jesús fue, ayudarle a predicar. Evidentemente no es que los discípulos fueran a predicar como preciadores ambulantes, o carismáticos, y se les ocurriera la idea genial. No. Ellos aprendían de memoria lo que tenían que decir, lo que les enseñaba Jesús, y luego ellos lo trasmitían. Esto ha quedado reflejado en estas formulas que se detectan en los textos que nos han llegado.

Todo esto lo ha estudiado sobre todo una escuela. La Escuela Escandinava, que es muy interesante, pero que por desgracia, por ponerse en una alternativa y en un juicio muy crítico a la escuela de las historias de las formas, pues no ha sido muy difundida, La Escuela Escandinava, pone muy en evidencia toda esta dinámica de trasmisión de la tradición.

¿Por qué sabemos que dicen la verdad los Evangelios? La verdad uno la descubre no solo haciendo un estudio científico, la descubre experimentándola. Yo sé que dicen verdad porque narran las cosas que a mí me suceden.

Hay una anécdota que se la oí a una chica rusa, proveniente del ateísmo, que encontró el cristianismo. Ella no había leído nunca el Evangelio, y un día un amigo sacerdote leyó un pasaje del encuentro de los primeros discípulos con Jesús, acabado el relato la chica le dijo: ha esos les ha sucedido lo mismo que me ha sucedo a mí.

El criterio de la verdad es, la correspondencia en la experiencia que uno hace. Y la verdad sobre Jesús, es porque yo compruebo, experimento, verifico, en mi propia vida que lo que narran los Evangelios a mi me sucedió.

Jesús no vino a escribir, el vino a predicar, a anunciar. Pero dicen los estudiosos que es probable que existieran ya algunos apuntes que tomaban los discípulos durante los años de convivencia con Jesús.

Hay varios pasajes, no solo el de los hermanos, que ponen en cuestión la afirmación de que María fue Virgen durante toda su vida, que la Iglesia es lo que afirma, en esta fórmula: María Virgen antes, en, después del parto. Pues en varios pasajes del Evangelio, respecto a la concepción virginal de Jesús, los Evangelios no ponen ninguna dificultad. Al contrario la afirman taxativamente. Pero si parece cuestionar algunos pasajes de virginidad des pues del parto. La mayoría de los protestantes, no consideran a María Virgen después del parto. Los católicos hay alguno que tampoco, porque entre los católicos se dicen también tonterías, y a veces no se toma uno con lealtad lo que dice la Iglesia. Pero llamativamente lo que tenemos es que, la tradición mayoritaria, a pesar de que hay esos relatos evangélicos, que pone en cuestión la virginidad posparto de María, siempre ha afirmado que María fue Virgen siempre.

El problema de los hermanos. La interpretación que ha vencido, que se ha dilatado en el tiempo es la de Jerónimo. Es la que considera en que acá ha habido un influjo de la concepción semítica, que llaman hermanos a los familiares cercanos. De eso tenemos en el Antiguo Testamento muchos ejemplos. Abraham llama a Lot hermano, y no era su hermano, era su sobrino. A los primos también se les llama hermanos. Yo creo que no es así, a quien se llama hermano en los Evangelios, es los Apóstoles de Jesús, y esto yo lo he deducido de algunos pasajes del Evangelio de Juan, que luego he utilizado para interpretar otros pasajes de los Evangelios.

Y me ayudo a entenderlo dos pasajes que son muy claros. Uno es en el Evangelio de Juan, en el milagro de Canaá. Dice: “Que Jesús, subió a Canaá acompañado de sus discípulos, allí estaba su madre” y acaba el milagro diciendo: “Y Jesús bajo a Nazaret, acompañado de su madre su discípulos y sus hermanos? Y uno se dice: ¿Qué es esto de sus hermanos, si no han aparecido en todo el relato?, ¿Y si son sus hermanos, serian sus familiares, seria la gente que vive en Nazaret?

En realidad lo que hay detrás, es una influencia del arameo. En el arameo la conjunción “y” no siempre funciona como “y” tiene otros muchos valores, y tiene uno que es el especificación, teniendo en cuenta este sentido habría que traducir. “Y Jesús bajó a Nazaret acompañado de su madre de sus discípulos, es decir, sus hermanos”

Por otra parte al final del Evangelio de Juan, cuando Jesús se le aparece a María Magdalena, le dice: “Vete a mis hermanos, y diles…..” y el relato continua: “Y María Magdalena fue a los discípulos y le dijo…..”, es decir, lo que son los hermanos de Jesús, son los discípulos. Dicho de otra manera: En el Evangelio se llama hermanos a aquellos que Jesús les ha hecho colaboradores estrechos, íntimos de Jesús. A partir de allí empezará todas unas costumbres entre los cristianos, que también los Apóstoles llamaran hermanos a los colaboradores. En las cartas de Juan, en las cartas de Pablo sobre todo, tenemos a veces estas referencias. “Saluda a Flavia mi hermana”, que lo que está diciendo es que era una colaboradora estrecha de Pablo.

Continua.

Clasificación: 2.4 (19 votos)

Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Andrés Arbulú Martínez

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.