Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter Acceder con Linkedin Acceder con Facebook

top articulo
twitter
facebook
Rss
domingo 05 de abril del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

El Diluvio Universal

veces visto 1439 Veces vista   comentario 0 Comentarios

El Diluvio Universal

¿Existió el diluvio universal? Si hacemos un estudio comparado de la mitología universal, encontraremos referencias a un gran cataclismo o diluvio universal en muchas tradiciones y leyendas de todo el mundo. Nos hablan de la destrucción de una humanidad y el comienzo de otra; siempre hay continuadores que proceden de un tronco común, y en este sentido podemos encontrar similitudes entre las culturas más antiguas, como la de los sumerios, egipcios, griegos, mayas, hindúes, etc.

La historia del diluvio universal la encontramos en diversas fuentes clásicas, como p.ej. en ¨Las Metamorfosis¨ de Ovidio, junto con el mito de Deucalión y Pirra:

¨… la perdición del humano género.… un castigo place (a Zeus),

al género mortal bajo las olas perder, y borrascas lanzar desde todo el cielo.

Y cuando con su mano, a lo ancho suspendidas,las nubes apretó,

se hace un fragor: entonces densas borrascas se derraman desde el éter.

Y no al cielo suyo se limitó la ira de Júpiter, sino que a él su azul hermano

le ayuda con auxiliares olas. Él mismo con el tridente suyo la tierra golpeó,

mas ella tembló y con su movimiento vías de aguas franqueó.

Desorbitadas se lanzan por los abiertos campos las

corrientes y, con los sembrados, arbustos al propio tiempo

y rebaños y hombres y techos, y con sus penetrales arrebatan sus sacramentos.

Si alguna casa quedó y pudo resistir a tan gran

mal no desplomada, la cúpula, aun así, más alta de ella,

la ola la cubre, y hundidas se esconden bajo el abismo sus torres.

Y ya el mar y la tierra ninguna distinción tenían:

todas las cosas ponto eran, faltaban incluso litorales al ponto.

La mayor parte por la onda fue arrebatada: a los que la onda perdonó,

largos ayunos los doman, por causa del indigente sustento¨.

Y más adelante aparecen los salvados, Deucalión y Pirra:

¨…tierra fue, pero en aquel tiempo partedel mar y ancha llanura de súbitas aguas.

Un monte allí busca arduo los astros con sus dos vértices,

por nombre el Parnaso, y superan sus cumbres las nubes.

Aquí cuando Deucalión -pues lo demás lo había cubierto la superficie – con la consorte de su lecho, en una pequeña balsa llevado, se aferró, a las corícidas ninfas y a los númenes del monte oran y a la fatídica Temis, que entonces esos oráculos tenía: no que él mejor ninguno, ni más amante de lo justo, hombre hubo, o que ella más temerosa ninguna de los dioses...¨

Igualmente, la Epopeya de Gilgamesh, de Sumeria, que es el texto épico más antiguo que se conoce (1300 a.C.), dice en la Tablilla XI:

¡Demuele (esta) casa, construye una nave!  Renuncia a las posesiones, busca la vida. ¡Desiste de bienes (mundanales) y mantén el alma viva! A bordo de la nave lleva la simiente de todas las cosas vivas.

Al primer resplandor del alba, Una nube negra se alzó del horizonte. La consternación debida a Adad llega a los cielos, Pues volvió en negrura lo que había sido luz. [La vasta] tierra se hizo arlicos como [una perola]. Durante un día la tormenta del sur [sopló], Acumulando velocidad a medida que bufaba [sumergiendo los montes],  Atrapando a la [gente] como una batalla.

Nadie ve a su prójimo, No puede reconocerse la gente desde el cielo. Los dioses se aterraron del diluvio… Seis días y [seis] noches Sopla el viento del diluvio, mientras la tormenta del sur barre la tierra. Al llegar el séptimo día, Envié y solté una paloma. La paloma se fue, pero regresó. Puesto que no había descansadero visible, volvió. Entonces envié y solté una golondrina. La golondrina se fue, pero regresó; Puesto que no había descansadero visible, volvió. Después envié y solté un cuervo. El cuervo se fue y, viendo que las aguas habían disminuido, come, se cierne, grazna y no regresa. Entonces dejé salir (todo) a los cuatro vientos Y ofrecí un sacrificio.

Cuando finalmente llegó Enlil, y vio el barco, Enlil montó en cólera, Le invadió la ira contra los dioses Igigi:"¿Escapó algún alma viva? ¡Ningún hombre debía sobrevivir a la destrucción!

Como es sabido, en la Biblia (Génesis 7) también se recoge el suceso:

¨Y fue el diluvio cuarenta días sobre la tierra… y las aguas subieron mucho sobre la tierra, y todos los montes altos que había debajo de los cielos fueron cubiertos. Así fue destruido todo ser que vivía sobre la faz de la tierra, y quedó solamente Noé y los que con él estaban en el arca¨.

El tema de la Atlántida también se ha relacionado con el denominado diluvio o inundación universal. Por ejemplo, el filósofo griego Platón dejó escrito en sus obras Critias y Timeo lo siguiente:

¨En aquella época, se podía atravesar aquel océano (Atlántico) dado que había una isla delante de la desembocadura que vosotros, así decís, llamáis columnas de Heracles. Esta isla era mayor que Libia y Asia juntas y de ella los de entonces podían pasar a las otras islas y de las islas a toda la tierra firme que se encontraba frente a ellas…

En dicha isla, Atlántida, había surgido una confederación de reyes grande y maravillosa que gobernaba sobre ella y muchas otras islas, así como partes de la tierra firme. En este continente, dominaban también los pueblos de Libia, hasta Egipto, y Europa hasta Tirrenia…

Posteriormente, tras un violento terremoto y un diluvio extraordinario, en un día y una noche terribles, la clase guerrera vuestra se hundió toda a la vez bajo la tierra y la isla de Atlántida desapareció de la misma manera, hundiéndose en el mar.¨(Timeo)

…¨el rey recibió el nombre que sirvió para designar la isla entera y el mar llamado Atlántico, ya que el nombre del primer rey que reinó entonces fue Atlas.

… recogiendo en su suelo todas esas riquezas, los habitantes de la Atlántida construyeron los templos, los palacios de los reyes, los puertos, los arsenales, y embellecieron así todo el resto del país.

… han transcurrido en total nueve mil años desde que estalló la guerra entre los pueblos que habitaban más allá de las columnas de Hércules y los que habitaban el interior de las mismas. .. la isla Atlántida era entonces mayor que la Libia y el Asia juntas. Hoy en día, sumergida ya por temblores de tierra, no queda de ella más que un fondo limoso infranqueable…¨ (Critias)

Según Platón, estas informaciones las recogió Solón en Egipto de los sacerdotes del templo de Sais y las transmitió a su vuelta a Grecia.

Por otra parte, en la mitología mexicana se menciona que los aztecas vinieron de AZTLAN o ATLAN que significa: "lugar rodeado de agua". La palabra Atlántida de alguna manera llegó a la antigua América, Egipto y Grecia. La raíz Atl no existía, según la filología moderna, en ningún otro idioma más que en el nahua del antiguo México. Su significado es: Agua. Existe en el precolombino Códice Borgia la figura del ATLANTEOTL que carga sobre sus hombros el Cosmos, exactamente igual al Atlas griego. En figura, nombre y símbolo, Atlas es copia exacta de Atlanteotl (y quitando la desinencia ¨otl¨ tenemos atlante).

Además, en el libro maya del Chilam Balam se expresa:

"Y entonces, en un solo golpe de las aguas, llegaron las aguas. Y cuando fue robada la Gran Serpiente se desplomó el firmamento y se hundió la tierra. Entonces los cuatro dioses, los cuatro Bacab lo destruyeron todo"...

Y en la introducción del libro maya denominado Popol Vuh:

¨… lo sacaremos a la luz porque ya no se tiene la visión del Popol Vuh, donde se veía la venida del otro lado del mar, de nuestra vida en la oscuridad, y la visión del alba de la vida¨.

Por último, entre los aztecas y pueblos antiguos de México encontramos el mito de los Cinco Soles o cinco grandes épocas de la humanidad, plasmado en el famoso calendario azteca de Tenoxtitlán. Relata que los Hijos del Cuarto Sol fueron tragados por las aguas y se convirtieron en peces, y que a continuación comenzó el Quinto Sol, la época actual.

Inés Martín y Rubén González

http://inesmariamartin.blogspot.com

Clasificación: 2.3 (18 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Rubén González e Inés Martín

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.