Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter Acceder con Linkedin Acceder con Facebook

top articulo
twitter
facebook
Rss
sábado 23 de marzo del 2019
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Semana Nacional de Liturgia 10

veces visto 891 Veces vista   comentario 0 Comentarios

A la Liturgia, a la Eucaristía, no vallamos nunca con ese espíritu de que Señor tú me das, y te doy, si Tú no me das, yo no te doy. Ir a la celebración, a dedicar un tiempo al Señor, El nos da 24 horas al día, y nosotros que le dediquemos una hora a la semana en la misa dominical. El nos está regalando contantemente el tiempo, debemos dedicarle un tiempo sin intereses, sin pretensiones, sin exigir a Dios, y sin mirar el reloj. A veces nos convertimos tacaños con el Señor, esa hora, hay que dedicarla planamente a Él. Vamos a celebrar el gran Misterio, y resurrección de Cristo, y que por nuestra parte haya una gratitud, eso es importante, ser agradecidos, y agradecidos por el Don del tiempo, agradecidos al Misterio que celebramos. Podemos resumir diciendo que en todo lo que hemos explicado hay una triple dimensión.

La Dimensión mistérica.- La Eucaristía es el gran acontecimiento. El Padre, El Hijo y El Espíritu Santo. Y demos que entre en nosotros ese Misterio de la Eucaristía, y dentro de la celebración entra la Dimensión de la ritualidad, y vemos que en Abraham hay un rito, en Moisés hay un rito, ve la zarza, se descalza, hay un envío. Los dos discípulos de Emaus, el encuentro también con Saqueo, con los Apóstoles, hay un ritualidad, dejan todo y siguen a Jesús, por lo tanto la celebración eucarística va dentro de esa dimensión ritual, que establece la iglesia, y hay otra dimensión, que es la Dimensión existencial.- Es decir que la celebración no se termina cuando se dice podéis ir en paz, hay una prolongación, los discípulos de Emaus, volvieron, Moisés fue a libertar, los Profetas después de encontrarse con Dios, tenemos que cumplir una misión. Lo que celebramos vivimos, y lo que vivimos celebramos.

SEGUNDO DIA.-

Hoy que la Iglesia quiere que sea el año de la Eucaristía, los documentos, la trayectoria de este año, pero ese año tiene para nosotros los cristianos, porque la Eucaristía continuamos celebrándolo día a día, domingo a domingo, durante toda nuestra vida, y ahí que este año de la Eucaristía nos compromete a una vivencia progresiva durante toda nuestra existencia, después veíamos el sentido del encuentro ¿Qué es el encuentro?, ¿Cuál es su comunicación? La palabra es un medio de comunicación para el encuentro. Hoy nos preguntamos ¿La celebración eucarística, es un encuentro?, ¿Con quién nos encontramos?, y ese es el tema de esta primera charla, conferencia, ponencia, en esta mañana.

La presencia de Cristo en la celebración eucarística.- Los diversos apartados que encontramos en este esquema evidentemente quizás algunos los voy a suprimir para centrarnos más quizás en el cuarto y en el quinto tema y sobre todo en el sétimo como conclusión.

Pero la comprensión lo que es La presencia, quizás hemos de reflexionar en la fenomenología de lo que es la presencia, y empiezo por lo tanto, hablando de este fenomenología de presencia.

La presencia de Cristo en la Eucaristía, es una llamada permanente al encuentro personal con Cristo. La Eucaristía debe entenderse también desde la inter personalidad, es decir como presencia de persona a persona como encuentro interpersonal a nivel propio. Dos personas se encuentran hay una relación aquí, se trata de una presencia sustancial y real, sacramental y cercana, la persona por su naturaleza es un ser social y tiende a relacionarse con otro ser humano, lo que decíamos ayer, existen muchas formas de hacerse presente y de estar presente ante un apersona, no hablo de lo que significa la palabra presencia, la fenomenología de la presencia nos ofrece datos que pueden ser aplicados, luego a la persona de Cristo y a la relación mutua entre Él y el fiel cristiano. Por lo tanto la fenomenología nos da unos datos muy concretos que después podemos aplicarlos.

La presencia generalmente se entienden de la relación real existente entre dos o más seres que están cercanos entre si por cualquier tipo de fundamento real. Cuando dos personas coinciden en un mismo lugar no siempre se establece una relación o encuentro, porque no hay ninguna comunicación, no hay ninguna relación, una con otra. Imaginemos dos personas que están estudiando en una biblioteca, pero no hay ninguna relación. Para los seres humanos existen muchas formas de hacerse presente o de estar presente, desde todas las mas excelentes, desde un punto de vista humano son las presencia física por el propio cuerpo y la espiritualidad, corazón. Entonces aquí entramos, que no solo es una presencia física de objeto, sino hay una relación espiritual por el amor. Sin embargo la simple presencia corporal no supone por sí misma el máximo grado de presencia, aunque sea su máxima posibilidad, porque puede darse una mera presencia de objeto o un simple estar allí indiferente.

Continua.

Clasificación: 2.2 (19 votos)

Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Andrés Arbulú Martínez

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.