Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter Acceder con Linkedin Acceder con Facebook

top articulo
twitter
facebook
Rss
domingo 05 de abril del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Como usar su mente para obtener respuestas creativas

veces visto 820 Veces vista   comentario 1 Comentarios

¿Tiene que ser así?

¿Y si la historia que nos han contado estuviera equivocada? ¿Y si las cosas pudieran ser de otra manera?

Hace algunos años leí una historia que transformó completamente la forma de ver la vida.  Me dio esperanza y fortaleza. Me devolvió la dignidad y me hizo soñar con una  mejor forma de vivir.  Le invito a que la lea y se haga la pregunta ¿Y si fuera cierto?

La historia en si es un cuento hindú y dice así:

“Al principio no existía más que Brahma y, por esta razón, estaba muy aburrido. Brahma decidió jugar un juego, pero no tenía a nadie con quien hacerlo. De modo que creó a una hermosa diosa, Maya (ilusión),  con el único propósito de divertirse. Una vez que Maya existió y Brahma le explicó el propósito de su existencia, ella le dijo:

--De acuerdo,  juguemos al juego más maravilloso, pero tu harás lo que yo te diga.

Brahma aceptó y, siguiendo las instrucciones de Maya, creó todo el universo. En un principio creó el Sol y las estrellas, la Luna y los planetas; después, la vida en la Tierra: los animales, los océanos, la atmósfera; todo.

Entonces, Maya le dijo:

--¡Qué bello es este mundo de ilusión que has creado! Ahora quiero que crees un tipo de animal que sea tan inteligente, y goce de tal conciencia, que esté capacitado para apreciar tu creación.

Finalmente, Brahma creó a los seres humanos. Una vez que acabó con la creación, le preguntó a Maya cuando iba a empezar el juego.

De inmediato, dijo ella. Tomó a Brahma y lo cortó en miles de pedacitos diminutos. Puso un trocito en el interior de cada ser humano, y dijo:

--¡Ahora empieza el juego! Voy a hacer que olvides quien eres y tendrás que encontrarte a ti mismo.

Maya creó el sueño y, en nuestros días, todavía Brahma está intentando recordar quién es. Y por eso, el corazón de todos los hombres hablan de Dios y saben que son mucho más de lo que se ve a simple vista.”

¿Y si no estuviéramos condenados a vivir una vida de carencias, limitaciones, quejas y culpas?

Y si realmente somos partes de la creación, hijos de Dios o como queramos llamarle a nuestra relación con ese algo superior, ¿Qué implicaciones tendría eso en nuestra vida diaria? ¿No deberíamos entonces vivir con mayor autoestima y esperar y luchar por cosas grandes para nuestra vida?

Hace una semana escribí un artículo sobre la creatividad.   En él, hacía referencia al hecho de que los problemas muchas veces requieren más de creatividad que de trabajo arduo para ser resueltos. Y Dios nos ha dotado de un cerebro en extremo poderoso y creativo, pero debemos entrenarlo o, mejor dicho, entrenarnos en utilizar sus habilidades creativas.

Pero para que se active la creatividad, debe de haber intención y para que haya intención, debe haber una creencia o, al menos, una esperanza de que las cosas pueden mejorar.  Debemos creer que merecemos vivir con mayor solvencia y que la vida no tiene que ser necesariamente una lucha sin tregua hasta que tengamos que partir.

Claro que hay obstáculos que superar, pero cuando uno lo ve bien, se queda admirado de descubrir que la mayor parte de los obstáculos están en nuestra mente, no en el mundo real. (Expresión sujeta a corrección, porque el mundo es real solo en la medida en que lo veamos como tal. Pero esto es tema de otro artículo). El obstáculo número uno que las personas sienten que  no pueden vencer o superar, es la falta de dinero. Y la vida y la literatura, no solo de motivación, sino de negocios, está repleta de historias reales de personas que sin nada, han logrado alcanzar el éxito, principalmente debido a la Creatividad.

Pero, en el fondo de nuestros pensamientos, ¿Creemos que también nosotros podemos encontrar esa fuente de creatividad ilimitada  o, por el contrario, creemos que ellos poseen algo que a nosotros nos ha sido negado, por alguna razón inexplicable?

Cuando uno se vuelve apasionado de estos temas de creatividad, liderazgo, desarrollo cerebral, motivación, etc. Se asombra cada vez más de la falta de coherencia entre lo que las personas dicen querer y lo que sus acciones reflejan. Por ejemplo, las personas dicen que quieren bajar de peso, pero no hacen nada para lograrlo. Dicen que quieren una mejor relación con sus hijos, pero no se administran en el tiempo para estar presentes en sus vidas. Dicen que quieren cambiar su situación económica, pero siguen haciendo lo mismo que han hecho siempre.

¿Se recuerda de la definición de locura según Albert Einstein? “Seguir haciendo lo mismo una y otra vez y esperar resultados distintos”

Pero aquí es donde las personas chocan contra un muro.  Se preguntan a si mismas como pueden hacer algo distinto, si no tienen lo recursos para ello y no pueden obtener los recursos, porque no saben como hacer algo distinto. A esto se le llama un circulo vicioso.

Y las limitaciones mentales se han vuelto tan fuertes, que tenemos las soluciones frente a nuestras narices y aun así, no las vemos y no las aprovechamos y nos justificamos de mil maneras.

Por ejemplo, nosotros, en el Instituto de Formación Tecnológica y Desarrollo Humano, nos hemos dado a la tarea de aportar algo a la sociedad, a través de talleres gratuitos sobre crecimiento humano, pero mentalizándonos de que la calidad de los mismos, tiene que ser tan buena, como si las personas estuvieran pagando una gran cantidad de dinero.  Los ofrecemos por correo electrónico e incluso a través de empresas de correo masivo. ¿Resultado? Muy pocas personas reservan y de ellas, menos de la mitad asiste el día programado para el taller.

Haga usted su propia encuesta con estas dos preguntas: ¿Cuantas horas de capacitación que le  permita a usted crecer como Ser Humano, ha recibido este año? ¿Cuántos libros ha leído este año? Ya sabemos la respuesta, pero le invitamos a que usted mismo la compruebe en su círculo de compañeros, amigos y familiares. ¡Pero juramos que queremos un mejor futuro y que queremos que las cosas mejoresn en nuestro país!

Finalmente, para que su investigación sea completa, investigue por internet cuales son los promedios de capacitación y lectura en los países desarrollados. Cuando tenga estos dos datos, pregúntese si habrá alguna relación que explique la diferencia entre los países desarrollados y los sub desarrollados.

¿Quiere que su cerebro y su mente le den respuestas para cambiar su situación de vida?, puede hacer muchas cosas, pero inicie con la más obvia: Hágase preguntas. ¿Por qué? Por simple lógica. Si quiere respuestas, antes tiene que haber preguntas.

El otro día, yo me hice esta pregunta ¿Cómo puedo hacer para lograr ingresos extras sin prácticamente invertir dinero? La respuesta fue, programas de afiliados por internet.  Estoy evaluando algunas de ellas, y ya han comenzado a generar ingresos, pero honestamente, al principio hubo un conflicto en mi mente que estaba llena de pensamientos de temor, desde “Y si todo esto es una estafa” hasta “No puede ser tan fácil” o “Como YO voy a ganar dinero desde mi casa y sin salir de ella”.

¡Que Dios bendiga su vida y que su vida sea una bendición para los suyos!

Autor: José Luis Hernández

Asesor y gerente de empresas. Catedrático de cursos de Economía Industrial, Seguridad Industrial, Comunicación Oral y Escrita, Organización de Talleres, Programación de Computadoras, Neurociencias Cognitivas y otros. Capacitador y conferencista de temas de crecimiento humano.

Clasificación: 2.2 (17 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor
No hay información sobre este autor.
Comentarios
PedroMorales 22 de Oct, 2010
0

Es cierto, debemos soñar en algo distinto y todo aquel que se haya escuchado a si mismo por un tiempo, habrà oìdo esa vocesita que le dice que somos algo más de lo que miramos con los ojos del cuerpo.

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.