Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter Acceder con Linkedin Acceder con Facebook

top articulo
twitter
facebook
Rss
lunes 06 de abril del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Instrucciones para salir de un vehículo que ha volcado

veces visto 1308 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Sólo durante 2009 fueron más de tres mil los vehículos que volcaron como consecuencia de un accidente, sin embargo en muchos de los casos las lesiones que sufrieron los ocupantes no fueron consecuencia directa del propio accidente, sino que un porcentaje de personas sufrió daños, en muchos casos de gravedad, debido a que abandonaron el coche de forma inadecuada.

En pepecar.com On the Road, desde donde puedes realizar el alquiler de un coche en Madrid u otra ciudad española, estamos comprometidos con la seguridad vial y en esta ocasión queremos ofreceros una serie de pautas de comportamiento en caso de que (toca madera) en alguna ocasión nos veamos implicados en un accidente con vuelco de nuestro vehículo.

Sé que debe de resultar lo más difícil del mundo, pero ante todo, mucha calma. Perder los nervios tras un accidente puede convertirnos en el peor enemigo de nosotros mismos, pues no seremos capaces de pensar con claridad y podemos tomar decisiones equivocadas. Si has tenido la mala suerte de volcar, sobre todo no te precipites, piensa que aunque el accidente no te haya afectado directamente, estás cabeza abajo y nada sería peor que desplomarnos sobre el cuello, lo que podría provocarnos irreparables lesiones asociadas a las vértebras o la médula espinal; por tanto, debemos evaluar si podemos esperar a que llegue la ayuda en lugar de tratar de salir por nuestra cuenta, aunque nos encontremos en una postura incómoda.

Si decides abandonar el vehículo no hace falta que lo hagas con precipitación. Antes de nada es necesario inmovilizarse con la ayuda de los pies y de la cadera, buscando zonas de apoyo, para que al soltar el cinturón que nos sujeta, seamos capaces de no caer, ya que soltar el cinturón sin más podría hacer que cayéramos sobre el cuello.

Una vez que se hayan encontrado puntos de agarre, es necesario protegerse la cabeza con el brazo contrario al del cierre del cinturón de seguridad, por ejemplo haciendo fuerza contra el techo del vehículo para soportar nuestro peso. Luego procederemos a desabrochar el cinturón con el brazo que nos queda libre. Si en el vehículo viajan personas en la parte posterior debe concedérseles prioridad a la hora de salir del coche, pues tendrán más estabilidad para apoyarse gracias al peso de los ocupantes de los asientos delanteros

Una vez liberados del cinturón buscaremos una postura más cómoda, moviéndonos con cuidado para no hacer daño a ningún otro ocupante del vehículo. Es entonces cuando abandonaremos el coche, no sin antes asegurarnos de que no existe riesgo en el exterior. Es decir, hay que andarse con ojo, no sea que salgamos directamente a la vía y pueda venir un coche que nos lleve por delante, o no lo sepamos y estemos colgando sobre un barranco.

Clasificación: 2.3 (24 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor
No hay información sobre este autor.
¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.