Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
miércoles 16 de junio del 2021
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Ley de la atracción - Las señales

veces visto 1144 Veces vista   comentario 0 Comentarios

 

En esta ocasión hablaré sobre las señales que nos muestra la Biblia y que tenemos que tener presente para darnos cuenta de la segunda venida de Cristo, que es la forma con que se hace llamar el poder de la ley de la atracción cuando viene a nosotros en su total plenitud.

A tal efecto primero citaré algunos de los versículos del Nuevo Testamento donde se explica el proceso por medio de parábolas y luego al final comentaré y explicaré su significado haciendo esa “segunda lectura” que yo digo que hay que realizar para entender el verdadero significado de ese texto Sagrado.

Según el evangelio de San Marcos (13,7-8):

7- Cuando oigan hablar de guerras y de rumores de guerra, no se alarmen, porque eso tiene que pasar, pero todavía no será el fin.

8- Habrá conflictos: nación contra nación, y reino contra reino. Habrá terremotos y hambre en diversos lugares. Estos serán los primeros dolores del parto.

Según el evangelio de San Marcos (13,24-26):

Venida del hijo del Hombre

24- Después de esa angustia llegarán otros días; entonces el sol dejará de alumbrar, la luna perderá su brillo,

25- las estrellas caerán del cielo y el universo entero se conmoverá.

26- Y verán venir al Hijo del Hombre en medio de las nubes con gran poder y gloria.

Según el evangelio de San Lucas (2,34-35):

34- Simeón los bendijo y dijo a María, su madre: “Mira, este niño traerá a la gente de Israel caída o resurrección. Será una señal de contradicción,

35- mientras a ti misma una espada te atravesará el alma. Por este medio, sin embargo, saldrán a la luz los pensamientos íntimos de los hombres.”

Según el evangelio de San Lucas (13,28):

28- Habrá llanto y rechinar de dientes cuando vean a Abraham, a Isaac, a Jacob y a todos los profetas en el Reino de Dios, y ustedes, en cambio, sean echados fuera.

Según el evangelio de San Lucas (21,10-13):

10- Entonces Jesús les dijo: “Se levantará una nación contra otra y un reino contra otro.

11- Habrá grandes terremotos, pestes y hambre en diversos lugares. Se verán también cosas espantosas y señales terribles en el cielo.

12- Pero antes de que eso ocurra los tomarán a ustedes presos, los perseguirán, los entregarán a los tribunales judíos y los meterán en sus cárceles. Los harán comparecer ante reyes y gobernadores por causa de mi nombre,

13- y ésa será para ustedes la oportunidad de dar testimonio de mí.

Según el evangelio de San Lucas (21,25-27):

Venida del hijo del Hombre

25- Entonces habrá señales en el sol, la luna y las estrellas, y por toda la tierra los pueblos estarán llenos de angustia, aterrados por el estruendo del mar embravecido.

26- La gente se morirá de espanto con sólo pensar en lo que va a caer sobre la humanidad, porque las fuerzas del universo serán sacudidas.

27- Y en ese preciso momento verán al Hijo del Hombre venir en la Nube, con gran poder e infinita gloria.”

Según el evangelio de San Juan (16,20-22):

20- En verdad les digo que llorarán y se lamentarán, mientras que el mundo se alegrará. Ustedes estarán apenados, pero su tristeza se convertirá en gozo.

21- La mujer se siente afligida cuando está para dar a luz, porque le llega la hora del dolor. Pero después que ha nacido la criatura se olvida de las angustias por su alegría tan grande; piensen: ¡un ser humano ha venido al mundo!

22- Así también ustedes ahora sienten tristeza, pero yo los volveré a ver y su corazón se llenará de alegría, y nadie les podrá arrebatar ese gozo.

Según el evangelio en el Apocalipsis (14,14-16):

14- Continuó la visión. Apareció una nube blanca y, sentado sobre la nube, uno como Hijo de Hombre, que llevaba una corona de oro en la cabeza y una hoz afilada en la mano.

15- Salió del santuario otro ángel clamando con potente voz al que estaba sentado en la nube: Mete tu hoz y cosecha, porque ha llegado el tiempo de cosechar y la cosecha de la tierra está en su punto.”

16- Y el que estaba sentado en la nube lanzó su hoz a la tierra, y la tierra fue segada.

Hasta aquí cité los versículos a los que me remito y a partir de ahora les explicaré de acuerdo a mi personal interpretación, el verdadero significado de dichas parábolas.

Pero para ello primero veamos que elementos de la tierra y del universo se citan dentro de estas señales y que a su vez se explican haciendo una analogía con el parto de una mujer. Y por otra parte algunas explicaciones que se enumeran:

Guerras y rumores de guerra

Conflictos nación contra nación y reino contra reino

Habrá terremotos y hambre (hasta aquí los primeros dolores del parto)

Después de esa primera angustia cita ciertos cataclismos que sucederán con el sol, la luna y las estrellas (y a partir de aquí vendrá en una nube “el Hijo del Hombre” con gran poder).

Esto traerá caída o resurrección. Será una señal de contradicción.

Saldrán a la luz los pensamientos íntimos de los hombres.

Habrá llanto y rechinar de dientes.

Será para ustedes la oportunidad de dar testimonio de mí.

Ustedes estarán apenados, pero su tristeza se convertirá en gozo.

El dolor del parto se cambiará por la gran alegría del nacimiento.

Antes de todo debo reiterar lo que vengo diciendo de anteriores artículos: La Biblia es un libro de metafísica donde se explica como funciona nuestra mente.

Por lo tanto, cuando se dice guerras y conflictos entre naciones, se está haciendo referencia a las discusiones que se producen entre las personas.

Y los conflictos de reino contra reino, quiere decir el reino que pertenece al Ego de una persona y que se enfrenta contra el Ego del otro individuo.

Luego cuando habla que habrá terremotos, hambre y cataclismos en el universo, se está graficando como esa discusión irá subiendo de tono entre dos personas.

Y estas señales las notaremos principalmente cuando en esa discusión nos sentimos atacados injustamente (puede ser en el trabajo, con un amigo o con un familiar), en realidad no importa contra quien, pero siempre habrá una razón para que suceda.

Entonces cuando sintamos que se nos ataca injustamente, ya sea porque somos inocentes de eso que se nos acusa, o sin serlos, consideramos que esa avalancha verbal es desproporcionada al acto que le precedió; ahí es cuando pasamos de la angustia y del dolor, al enojo y hasta el mismo odio. Y ese es el momento cuando apretamos los dientes de bronca (habrá llanto y rechinar de dientes).

Ante esta situación tenemos sólo dos posibilidades. O caemos ante esta provocación de nuestro Ego o resurgimos reconociendo que tras ese ataque inmediatamente viene “el poder en todo su esplendor”, aquí es donde Cristo dice: “Será para ustedes la oportunidad de dar testimonio de mí.”

A partir de ahí, nuestro dolor pasará a convertirse en alegría al reconocer que ello es necesario para dar el siguiente paso.

Obviamente que reconocer que detrás de una discusión en la cual nos sentimos víctimas hay un premio oculto, es difícil de comprender; por ello se cita en los siguientes evangelios:

Según el evangelio de San Lucas (12,35 y 40):

Estén preparados

35- Tengan puesta la ropa de trabajo y sus lámparas encendidas.

40- Estén también ustedes preparados, porque el Hijo del Hombre llegará a la hora que menos esperan.”

Y respecto a esto transcribo según el evangelio de San Lucas (18,7-8):

7- ¿Acaso Dios no hará justicia a sus elegidos si claman a él día y noche, mientras él deja que esperen?

8- Yo les aseguro que les hará justicia, y lo hará pronto. Pero cuando venga el Hijo del Hombre, ¿encontrará fe sobre la tierra?”

Entonces para estar preparados hay que tener presente y reconocer que detrás de lo malo está siempre lo bueno y que paro eso hay que tener fe, y la fe se la demuestra por medio de las obras; a tal efecto cito la carta de Santiago(2,24):

La fe se demuestra con las obras

24- Entiendan, pues, que uno llega a ser justo a través de las obras y no sólo por la fe.

En la Biblia por obras se describe a los pensamientos positivos que el ser humano tiene. Por lo tanto cuando nos enfrentamos a esas discusiones contra otra persona, debemos anteponer a los insultos o injurias que recibamos sólo pensamientos y frases positivas evitando contestar de la misma forma con adjetivos descalificadores.

Es decir ante una situación de estas características debemos actuar imponiendo ideas y fundamentos, reemplazando los adjetivos por sustantivos y verbos. Esto, a la vez que evitará ofuscar al oponente al no contestarle las ofensas, hará que fortalezcamos nuestra posición al utilizar ideas que tiene más peso específico que los adjetivos.

En otras palabras, ante una discusión hay aprender a morderse la lengua para evitar luego “el rechinar de dientes”. En referencia a esto cito la misma carta de Santiago (3,3-8):

Pecados de la lengua

3- Poniendo un freno en la boca del caballo podemos dominarlo, y sometemos así todo su cuerpo.

4- Lo mismo ocurre con los barcos: con un pequeño timón el piloto los maneja como quiere, por grandes que sean, aun bajo fuertes vientos.

5- Así también la lengua es algo pequeño, pero puede mucho; vean cómo una llama devora bosques.

6- La lengua es un fuego, y es un mundo de maldad; rige nuestro organismo y mancha a toda persona: el fuego del infierno se mete en ella y lo trasmite a toda nuestra vida.

7- Animales salvajes y pájaros, reptiles y animales marinos de toda clase han sido y de hecho son dominados por la raza humana.

8- Pero nadie ha sido capaz de dominar la lengua. Es un azote que no se puede detener, un derrame de veneno mortal.

Bien, ustedes dirán ante una discusión no hay que ofender al oponente, ¿pero ésto ya es suficiente para ejercer el poder?. En referencia a ello cito el siguiente paso según el evangelio de San Juan (14,12-14):

12- En verdad les digo: El que crea en mí hará las mismas obras que yo hago y, como ahora voy al Padre, las hará aún mayores.

13- Todo lo que pidan en mi Nombre lo haré, de manera que el padre sea glorificado en su Hijo.

14- Y también haré lo que me pidan invocando mi nombre.

Esto último creo que está íntimamente relacionado con la creación de una declaración de deseos entre dos o más personas, según lo que ya expliqué en mi anterior artículo titulado ¿Cómo?.

A partir de ahora y de aquí en adelante la verdad de la “Palabra” empieza a develarse, el que quiera entender que entienda.

Si deseas saber más sobre la ley de la Atracción y acceder a un directorio con los mejores enlaces de libros y artículos que tratan sobre la Ley de la Atracción y la Física Cuántica puedes ingresar gratis enhttp://secretoalexito.jimdo.com/

Desde Mar del Plata, Argentina, hacia todo el mundo, Walter Daniel Genga.

Clasificación: 2.2 (14 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor
No hay información sobre este autor.
¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.