Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter Acceder con Linkedin Acceder con Facebook

top articulo
twitter
facebook
Rss
sábado 29 de febrero del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

La calidad en la educación debe ser inquebrantable

veces visto 695 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Ramón Palacio, opina que en nuestra ciudad capital, como también en nuestras ciudades y pueblos del Magdalena, debemos con carácter de urgencia, sin lugar a dudas, requerir de una constante calidad en la educación y para fortalecer aun más, el progreso educativo. Para ello debemos pensar en cómo revalorizar la función y los oficios del rector o director de una escuela o colegio.Debemos organizar e implementar unas políticas públicas para la lograr mas equidad y crecimiento, realizando unas investigaciones que analicen como debe ser, la función directiva de cada escuela o colegio de primaria y de secundaria. De manera que se estudien las tendencias mas avanzadas en estas materias sobre la educación, como igualmente aterrizar y planear estas iniciativas educativas con la especial prontitud que requiere nuestros evidentes atrasos, a fin de poder de inmediato, activar e impulsar unas adecuadas y justas políticas que actualicen, fortalezcan y defiendan la función y los oficios de cada director de escuela o colegio, como debe ser.En nuestro concepto todos los directores de escuela y de colegios tienen una responsabilidad ineludible de mejorar la calidad de la educación y juegan un rol clave en la distribución (equidad) de los aprendizajes de cada uno de los alumnos. Los directores ciertamente influyen en las motivaciones de los docentes y catedráticos; y pueden impactar suficientemente en el desarrollo de sus competencias y prácticas profesionales.Es innegable que cada Rector o Director debe cumplir una función compleja y fundamental para saber liderar y encauzar los procesos de mejoramiento para un amplio conocimiento del estudiante o escolar, seguramente se podrá lograr mediante la aplicación, o a través de un liderazgo pedagógico constante e inquebrantable. Para que así, puedan cumplir sus desempeños con gran responsabilidad, frente a los avances; estoy convencido que para ello no se necesitan políticas nacionales, específicas e integrales de largo plazo, por el contrario, se debe empezar ya.En el ámbito global internacional existe una tendencia creciente a enfatizar la implementación de saludables y convenientes políticas para fortalecer el rol del rector o director de la escuela o colegio. En la mayoría de las naciones avanzadas en los temas educativos se estudian y llevan adelante formas curriculares que mejoran los tradicionales incentivos para poder ejercer funciones de gestión escolar, especialmente en países como el nuestro en donde no hay suficientes plazas o quizás una excesiva rotación.Por ello, creo que debemos trabajar sobre esto se creando suficientes espacios de especializada formación para la gestión y conducción educativa. La calidad de nuestra educación debe ser inquebrantable, de manera que las determinaciones y valores para la formación inicial y el perfeccionamiento, mejora, desarrollo y adelantamiento continúo de los rectores y también de los supervisores, deben ser organizadas ya, y atendidas con carácter urgente por parte de nuestras autoridades encargadas de estas insustituibles responsabilidades con el conocimiento.

Compilado Por. Javier Mejía T.

Clasificación: 2.4 (17 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Comp. Javier Mejía T. www.exagonobibliotecario.blogspot.com

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.