Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter Acceder con Linkedin Acceder con Facebook

top articulo
twitter
facebook
Rss
jueves 12 de diciembre del 2019
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Las 7 Leyes espirituales absolutamente inquebrantables de todo gran orador

veces visto 1143 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Las 7 Leyes espirituales absolutamente inquebrantables de todo gran orador

Los estados modernos ordenan la vida en sociedad con leyes que bien castigan o benefician a los ciudadanos. La empresa de construir a un genio orador también funda en leyes su actividad. Estas leyes si no se cumplen castigan al mismo conferenciante, al ser cumplidas confieren al orador la naturalidad y carisma que suele acompañar a quien está interesado en sí y en los demás. Las leyes espirituales son:

1.- Poner el corazón en las palabras:

Quien habla con y desde el corazón, también se dirige al corazón de quienes lo escuchan. El poder de la sinceridad y la convicción puesta en las palabras hacen magia en una exposición. Jamás se ha sabido de ningún orador sin entusiasmo natural que mueva las pasiones de sus oyentes. Tal vez el tema tratado sea de historia y patriotismo, pero en dos oradores distintos uno que utiliza sólo razones y nada de pasión no igualará a uno que tal vez sin dotes de gran orador pero que habla desde el corazón.

2.- Interesarte sinceramente por el público:

Te diriges a personas no a un jurado que va a condenarte. Interesarte por interesarlos es el gran secreto para despertar a un genio orador. Quien da recibe, se recibe para dar.

3.- Procurar que su mensaje sirva para construir, jamás para destruir:

La historia está llena páginas sangrientas motivadas por las grandes dotes de liderazgo de quienes emplearon la elocuencia para condenar y matar. También las mejores líneas del pasado la escribieron personas que con las palabras movieron a las masas en favor de la libertad, la paz y el amor.

4.- Reconocer que las palabras tienen poder y saber que todos tenemos derecho a cambiar o evolucionar nuestras ideas:

Esto es mágico: las palabras son sólo palabras cuando vienen para destruirte, en cambio las palabras son poderosas cuando con ella construyes, sólo depende de nosotros darle la importancia debida. El punto de vista es lo esencial. Si tú crees que las palabras son ofensa, así serán. Si esas mismas palabras tú las consideras palabras sin vida, así será. Tenemos derecho además a evolucionar nuestras ideas, el cambio es permanente.

5.- Fomentar en todo momento la excelencia del ser humano:

Dirigirse a los demás conlleva la responsabilidad de contribuir a engrandecer al ser humano. Si empleamos nuestra comunicación para colaborar con este servicio, fomentaremos la calidad humana.

6.- Actuar con sencillez, los oradores auténticos no se conducen con soberbia:

Algunos consideran que conquistar con dotes oratorias los hace superiores al resto. Nada tan alejado de la verdad. Pues hablar debe servirnos para acercarnos a nuestros semejantes, jamás para alejarnos. Se conquista más con miel que con hiel.

7.- Vivir comprometido con lo que se comunica:

Vivir en concordancia con lo constructivo del tema que dominamos es una actitud de honestidad para con nosotros y para con los demás. Quien sólo habla pero no hace es como quien habla de vender y jamás ha vendido, o como quien enseña a cantar y jamás cantó ni la cucaracha…

Despertar al genio orador no es convertir a un tímido en un líder irrefutable, sino descubrir al comunicador natural que hable desde el corazón, se interese por los demás y por él. Y que además haga de cada palabra un instrumento para construir.

Clasificación: 2.2 (12 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

¿Te gustaría hablar bien en público? ¿Verdad? Este es el trato: Quiero que usted aprenda a rápidamente las técnicas, fáciles y sencillas para Vencer el miedo escénico en tiempo record.

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.