Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter Acceder con Linkedin Acceder con Facebook

top articulo
twitter
facebook
Rss
martes 18 de febrero del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Importancia del sueño en el embarazo

veces visto 1491 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Robarle horas al sueño para dedicárselas a las tareas pendientes ha dejado de ser una buena idea. Durante el embarazo, dormir es fundamental.

Un número adecuado de horas de sueño durante el periodo de gestación puede ayudar a mantener la presión arterial dentro de los niveles normales, asegura un estudio realizado por la Universidad de Washington en colaboración con varios centros médicos.

Según este informe, publicado por la revista Sleep, las mujeres que dormían menos de cinco horas diarias aumentaron sus probabilidades de desarrollar una preclampsia.

“La preclampsia es la complicación más grave que puede sufrir una mujer durante el embarazo”, afirma Juan José Vidal, jefe del servicio de ginecología del Hospital Ruber Internacional de Madrid. Esta patología consiste en “un aumento exagerado de la tensión arterial”.

La madre puede, incluso, sufrir hemorragias cerebrales como consecuencia de una enfermedad que, en ocasiones, se convierte en letal para el feto, explica el doctor Vidal.

Un incremento de la tensión arterial se vuelve grave cuando el número que indica la presión mínima pasa a ser de dos cifras y la medida de la tensión máxima alcanza los dieciséis. Cuando estos datos se mantienen en 14-9, “es una tensión a vigilar pero no produce demasiados daños”, señala el doctor Vidal. Es durante los tres últimos meses del embarazo cuando suelen aparecer estas complicaciones.

“En el primer y segundo trimestre el cuerpo tolera bien el embarazo pero es en el tercer trimestre cuando el organismo está agotado”, precisa el jefe de ginecología del Hospital Ruber Internacional.

No cuidarse bien acaba por pasar factura. Existen varias causas que pueden desembocar en este tipo de dolencia. El exceso de trabajo, una dieta inadecuada o no tomar el hierro necesario para tratar una anemia pueden derivar en una preclampsia en el último tercio del embarazo, explica el médico.

Para prevenir esta tendencia, nada mejor que el reposo. “Dormir es fundamental porque es el mejor reposo”, asegura Vidal. “Las mujeres necesitan dormir entre siete y nueve horas durante el embarazo, preferiblemente nueve horas.

Dormir menos de esta cantidad puede afectar a la salud”, declara al portal “Medlineplus” Michelle Williams, profesora de la Universidad de Washington y autora del estudio que vincula las horas de sueño y el riesgo de hipertensión.

Sin embargo, el sueño no es la única arma para combatir la preclampsia. En la guerra contra esta patología, también se puede recurrir a una alimentación equilibrada. El doctor Vidal recomienda consumir ensaladas, fruta, carne y pescado. Ahora bien, el pescado debe estar hervido o cocinado a la plancha.

La carne también debe prepararse a la plancha, pero “bastante hecha para combatir el problema de la toxoplasmosis” (una enfermedad producida por un parásito que se puede contraer al consumir carne poco hecha), recomienda el médico. El alcohol, el tabaco, el café y el té deben ser eliminados de la dieta durante el periodo de gestación.

Además, “hay que restringir la sal, pero no suprimirla porque la sal es necesaria”, indica Vidal. El estrés tampoco es un buen aliado cuando se trata de mantener la presión arterial dentro de los límites de lo razonable.

“Las mujeres cuidan a menudo de otras personas, pero las embarazadas necesitan tiempo para descansar, ya sea de noche o con siestas durante el día”, declara a Medlineplus Mary Rosser, obstetra del Centro Médico Montefiore de Nueva York.

Compatibilizar el día a día con la sobrecarga que supone el embarazo no es tarea fácil. Si la embarazada “consigue dormir, eso la relaja y la recupera para el día siguiente”, afirma Juan José Vidal.

Marisol González, desde el sitio web embarazada.com, afirma que una mujer encinta debe dormir “recostada sobre su lado izquierdo”.

Esta postura, según señala González, “beneficia la circulación sanguínea”. En pocas ocasiones la solución más efectiva es también la más cómoda, pero esta es una de ellas. Al menos durante nueve meses, la pereza no podrá hacerle sentir culpable.

Clasificación: 2.4 (27 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor
No hay información sobre este autor.
¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.