Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
miércoles 28 de octubre del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Ley de la atracción - ¿YO SOY, sabio? (Parte 2)

veces visto 995 Veces vista   comentario 0 Comentarios

 

Nota del autor: Este artículo debido a su extensión fue dividido en dos partes, a ser publicados uno semanalmente. A continuación la Parte 2:

Segundo análisis

A lo largo de dichos capítulos (“El libro de los Reyes”, en la Biblia) vemos que se habla de premios y castigos alrededor de tres personas:

David

Salomón

Roboam

Es decir, padre, hijo y nieto. Ahora estos premios y castigos que decide Dios son injustos (leyendo literalmente la Biblia).

Veamos: A David que es el que respeta todas las leyes de Dios, si bien le entrega un reino, no le da el mayor premio que este desea que era construir el Templo para Dios; en cambio le cedió este derecho a su hijo Salomón, además de la indicada sabiduría, riquezas y gloria.

En tanto que a Salomón, cuando a lo último se olvida de Dios y comienza a adorar a otros dioses, si bien Dios no le da la larga vida que le había prometido, no le quita su reino sino hasta su muerte.

Mientras que al pobre gil del hijo de Salomón (Roboam), Dios le deja una sola tribu bajo su reinado y de lástima, en consideración de David.

Resumiendo: A David que le fue fiel no le dio todo lo que deseaba, a Salomón que lo traicionó le había dado lo que todo hombre siempre hubiera deseado, mientras que al pobre de Roboam que no había hecho nada, lo jodió a lo lindo.

Entonces volviendo a leer literalmente la Biblia surge que Dios (según ello) aparte de poco inteligente es también realmente injusto.

Ahora de estos dos análisis que realicé, surge la pregunta del inicio de este artículo:

¿Dios, es sabio?

La respuesta es obvia: Sí. Entonces, ¿porqué Dios hizo lo que hizo en estos versículos que transcribí?

Ya he dicho que la Biblia no hay que leerla literalmente, sino saber interpretar el mensaje que en cada versículo Dios nos quiere transmitir.

Y si bien este libro Sagrado es en primera medida un libro histórico que narra situaciones verídicas; también por medio de su lectura en segundas lineas llegamos a su verdadero mensaje.

De tal forma que estos versículos son empleados como una herramienta literaria, donde sabiéndola usar correctamente, transforma este libro (la Biblia) en un libro de enseñanzas metafísicas.

Donde todas las personas actuaron como si fuera una gran obra de teatro, para dejar plasmado con su actuación una codificación que yo hoy, por medio de mi técnica, voy traduciendo de a poco.

Conclusión

Entonces para demostrar que Dios realmente es sabio y justo voy a traducir conceptualmente lo que estos versículos quisieron trasmitir:

Tanto David, Salomón, como Roboam son en realidad los tres, una sola persona que nos representa a cada uno de nosotros, mostrándonos lo que nos sucederá si actuamos de una u otra forma.

Incluso es más profundo que ello, porque más que representarnos a nosotros físicamente, están representando a nuestra mente, siendo en realidad estos tres individuos históricos, la representación de nuestros pensamientos y las consecuencia de ellos.

Veamos:

David representa nuestros pensamientos positivos, (el fue fiel a Dios) y como consecuencia de ello Salomón obtuvo el don de la sabiduría y riquezas (a pensamientos positivos le siguen hechos positivos).

Luego Salomón flaqueó en la fe (pensamientos negativos) y a continuación a su hijo Roboam le fue quitado su amplio reino que debía heredar (a pensamientos negativos le siguen hechos negativos).

Por otra parte traduciré específicamente sólo algunos de los versículos ya indicados más arriba, poniendo entre paréntesis mis intervenciones, para de esa manera darles algunos ejemplos:

Capítulo 2, versículo 4:

4- y Yavé mantendrá la palabra que me dijo: Si tus hijos (pensamientos) vigilan su comportamiento, si caminan delante de mi sinceramente con todo su corazón (con emoción) y con toda su alma (fe), tendrás siempre un descendiente (pensamiento positivo) en el trono de Israel (en tu mente).

Capítulo 3, versículo 14:

14- Si andas por mis caminos, si observas mis ordenanzas y mis mandamientos como lo hizo tu padre David, te daré larga vida” (a los pensamientos positivos).

Capítulo 9, versículos 3,6,7,9:

3- Yavé le dijo: “He escuchado la oración y la súplica que tú has elevado hasta mí, y consagraré esta Casa que tú construiste (en la mente subconsciente) para que en ella habitara mi Nombre para siempre.

6- Pero si se apartan de mí (por soberbia), ustedes y sus hijos (pensamientos positivos), si no obedecen mis mandamientos ni las leyes que puse ante ustedes (ley de la atracción), si se van a servir a otros dioses (el Ego) y se arrodillan delante de ellos,

7- entonces suprimiré a Israel (a tu mente) del país (de las riquezas) que le he dado. Alejaré de mí la Casa que he consagrado (en la mente subconsciente) a mi Nombre; Israel (tu mente) será motivo de desprecio y de burla entre todos los pueblos (las personas),

9- Y se les responderá: Abandonaron a Yavé, su Dios, que sacó a sus padres de la tierra de Egipto (pensamientos negativos), se apegaron a otros dioses (al Ego), se postraron ante ellos y los sirvieron (con soberbia); por eso Yavé les ha mandado todas esas calamidades (actos negativos).”

De esta manera pueden ver como interpretando correctamente la Biblia, las contradicciones desaparecen; ya no veremos el Dios asesino, vengativo, injusto, poco inteligente y todas las cualidades que surgen cuando se lee textualmente dicho libro Sagrado.

Y en particular en esta parte que analicé, además de demostrarnos que debemos dejar de lado a nuestro Ego y soberbia y seguir a nuestros pensamientos positivos, para de esa manera construir el “Templo Sagrado” que albergará a Dios en nuestra mente subconsciente, ¿No nos querrá decir también que debemos pedir que nos conceda la sabiduría de saber tener pensamientos positivos para que después Él, como hizo con Salomón, nos entregue todo lo demás: Riquezas, gloria, poder, amor, amistades y todo lo que cada uno de nosotros deseamos?

A partir de ahora y de aquí en adelante la verdad de la “Palabra” empieza a develarse, el que quiera entender que entienda.

Si deseas saber más sobre la ley de la Atracción y acceder a un directorio con los mejores enlaces de libros y artículos que tratan sobre la Ley de la Atracción y la Física Cuántica puedes ingresar gratis enhttp://secretoalexito.jimdo.com/

Desde Mar del Plata, Argentina, hacia todo el mundo, Walter Daniel Genga.

Clasificación: 1.6 (24 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor
No hay información sobre este autor.
¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.