Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter Acceder con Linkedin Acceder con Facebook

top articulo
twitter
facebook
Rss
domingo 15 de diciembre del 2019
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

La esencia del Espiritu

veces visto 791 Veces vista   comentario 0 Comentarios

La  Esencia  del  Espíritu.

Nuestro cuerpo inmerso en el deseo de la carne, nos mueve y nos lleva por el impulso  de preservarnos biológicamente,  es una lucha constante en las esferas social para demostrar nuestra capacidades del ser el primero en obtener la mayor cantidad de riquezas y bienes materiales  y para mantenernos en ese sitial  estaremos obligado a ser egoísta, mezquino, irascible, tener enemistades, envidias, adulterios, corrupción, cuando mucho miserable con uno mismo, viviendo el ardor de nuestra pasiones, no es esto nuevo para nadie que solemos comportarnos de esa manera.

Dominio propio no viene de la mente sobre la carne como algunos en su libros de auto ayuda solemos leer,  el dominio de nuestra conducta esta intrínseco en nuestro espíritu, nuestra naturaleza espiritual, formado en el Amor, substanciación de nuestra existencia , como podemos percibir nuestro espíritu en el cuerpo, que alguno niegan que existe, otros confunden su forma, pero de manera más sencilla se siente, cuando en el corazón del hombre desciende la sabiduría divina por el gozo que sentimos de su conocimiento; porque el espíritu todo lo escudriña aun lo profundo de nuestro creador padre nuestro dador del halito de vida y de su espíritu.

Quien de los hombres sabe las cosas de los hombres, sino el espíritu del hombre que está en el, nadie conoció las cosas de YHWH sino el espíritu de YHWH.

El hombre espiritual no recibe el espíritu del mundo sino el espíritu que proviene de YHWH, para que sepamos lo que nuestro Elohim nos ha concedido, lo que también hablamos no palabras enseñadas por sabiduría humana, sino con las que enseña el espíritu, acomodando lo espiritual a lo espiritual es por eso nuestra mente debe tener la mente de nuestro señor para poder comprender todo lo que concierne la esencia del espíritu que es el Amor.

El Amor esta más allá de nuestras pasiones, esta más allá de nuestros dones espirituales, el amor es engranaje que da armonía a nuestra existencia, adoramos a nuestro creador en espíritu, nuestra oraciones acorta la distancia cuando las palabras salen con el poder que emanan del espíritu, como entenderíamos el poder del evangelio de salvación si desconocemos la existencia del Amor y nuestro espíritu, como obtendríamos la Fe, vacía seria nuestra vida, un deambular por caminos inciertos, un mundo de ignorancia, fortalezas de la carne a la condenación por nuestra sabiduría humana.

Como salvarnos de este cuerpo que envejece, que nos condena a una muerte eterna, será que existe una oportunidad, De vivir nuevamente después de muerto ¡Pues si ¡ Si y solo si, aceptamos al hijo de nuestro creador como nuestro salvador, que envió a su hijo nacido de mujer para que tengamos vida eterna,  clavo nuestro pecado, fue molido por nuestra transgresiones y su cuerpo estuvo en las profundidades de seol,  para resucitar al tercer día para que tu creyeras en El y puedas ser salvo, destruida la muerte no hay aguijón que nos condenen con su dolor.

El amor no es pasión, el amor no es temor, el amor todo lo sufre, todo lo acepta, no es jactancioso, no se envanece, goza de la verdad, todo lo cree, no tiene envidia, sin amor es la Fe vana,  amar solo está dentro lo espiritual y no en lo carnal, la verdadera comprensión del amor se fundamenta en el espíritu del hombre cuando acepta a nuestro Adon nuestro salvador acepta sus  mandamientos y los guarda, porque el que ama al hijo y guarda sus palabras el padre lo amara también, porque Cristo estará en el Padre y nosotros en el hijo y el hijo en nosotros.

Al desaparecer el amor deja de tener sentido nuestra vidas, no hay un motivo valido para seguir luchando nada nos llena, nada hay en nuestro amanecer, sin amor resuena nuestro cuerpo como un barril vacio, el trinar de las mañanas deja de emocionarnos.

Amaras a tu prójimo como a ti mismo, ese es el mandamiento y grande mandamiento tanto como el primero, amara a tu creador tu Elohim con toda tu alma y todo tu  mente y todo tu corazón, porque ordeno con exhortación esos mandamientos, ¡solo porque es el todo del hombre! ciertamente espíritu hay el hombre y el soplo de la vida hace que el ser entienda; el halito de vida su función primordial es hacer entender al hombre todo conocimiento que proviene del Creador, nuestro espíritu dado  por nuestro Elohim se conecta en unidad con él para formar nuestra existencia y adoración solo a Él, nuestra oración solo debe darse en  el nivel espiritual en conjunción de su Santa presencia espiritual aquí en la tierra.

El amor es eterno nunca pasara, nuestro creador es de naturaleza Espiritual, El es Amor y todo lo que emana de Él es en esencia Amor, por lo tanto si El nos da el espíritu para formar nuestra existencia, es para crear dentro de nosotros  su carácter de amor, pero es el libre albedrio que determina que eso se cumpla en nosotros, lo aceptamos o lo rechazamos y la gran prueba que El nos dio de su grandioso e inconmensurable Amor fue su hijo, para rescatarnos del mal que nos acecha y condena, eres libre de aceptar, eres libre de rechazar, eres libre de creer o no, te esclavizas o te liberas, la verdad solo la verdad te hará libre.

Ejemplificamos nuestro amor con nuestra pareja, con nuestros hermanos, con nuestros hijos, hacia nuestros padres, eso no es casual lo que sentimos por ellos, no es casual lo que sentimos  cuando vemos nuestra pareja es infiel; parecemos morir en vida, se desploma nuestra vida como si el espíritu se saliera del cuerpo y nuestras fuerzas nos faltara, se nos nubla la mente y de allí en adelante la carne empieza a tomar su carácter beligerante y pecaminosa y actúa en la peor manera dando paso a la debilidad de la carne.

Substancia de nuestro espíritu dentro del ser es solo amor, si lo dejamos actuar en su carácter en pleno, nuestro dominio propio; el espíritu sobre la carne veremos muchas diferencias y resultados que nos asombraría, porque es la santa presencia espiritual de nuestro señor obrando en nosotros, no dejemos en ningún momento que el dominio de la carne sobre nuestra mente sea quien domine nuestra vida.

Fácil el camino que nos lleva a la perdición y angosta el camino que nos lleva a la salvación.

*JORGE L V. KELLY.

*GRUPO DE ESTUDIOS BIBLICOS..

*Economista.

*Correo: jorgelkelly44@hotmail.com

Clasificación: 1.9 (13 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor
No hay información sobre este autor.
¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.